¿Qué pasa si el dólar baja en México?

La apreciación del superpeso tiene algunas implicaciones que pueden afectar a la economía local

Peso mexicano
11 de enero, 2023 | 05:05 PM

Ciudad de México — La apreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense no solo genera estabilidad de la moneda, también ayudan a la tarea del Banco de México, de acuerdo con la economista en Fintual, Pricila Robledo.

“Hace algo más sencilla la tarea de Banxico de reducir la inflación y que lo podría alentar a efectivamente llevar a cabo mayores recortes en las tasas a finales de año”, mencionó ante una mayor demanda de instrumentos en dólares.

El costo financiero del gobierno se favorece ya que parte de la deuda del país se encuentra en moneda extranjera y, con el avance de la moneda frente al dólar, ayuda a disminuirla un poco. También es un aliado para las coberturas cambiarias ya que son niveles atractivos para tomar posiciones y coberturas para organismos como el Banco de México y que éste tome posiciones en reservas, de acuerdo con el director de Análisis Económico, Financiero y Cambiario en Monex, Carlos González.

¿Por qué está bajando el dólar en México?

Son diversos elementos que benefician al peso mexicano. Por un lado, entre los factores externos se encuentra la debilidad generalizada del dólar. Lo anterior ante la entrega de datos económicos relevantes en China mejor a los estimados.

PUBLICIDAD

Además, los anuncios de política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU. donde algunos funcionarios han mencionado que se encuentran a favor de aumentar la tasa referencial, al menos en los próximos dos meses; y mantener el referencial alto por un lapso de tiempo mayor al esperado.

La jornada del 3 de marzo, el peso mexicano logró perforar el nivel psicológico y llegar a los MXN$17,98 por dólar, un mínimo de cinco años. Además, cerró la sesión en $17,95 por unidad.

En lo que va del año, el tipo de cambio acumula una apreciación de 8,59% y se posiciona como la mejor divisa a nivel mundial.

PUBLICIDAD

El atractivo diferencial de tasas que presenta México frente a EE.UU. que actualmente se ubica en 625 puntos base, es otro elemento que juega a favor. “(El diferencial) es de los más altos entre sus pares emergentes, al tiempo que el deterioro en las cuentas públicas y en la inflación ha sido relativamente limitado”, dijo la estratega de Fintual.

En temas regionales destaca frente a Brasil, principal competidor por flujos, la situación política actual genera una migración de flujos a México que luce mejor luego de la Cumbre con EE.UU. y Canadá. Lo anterior pese a las controversias que presentan en temas del T-MEC.

“Hemos observado una mayor entrada de capitales hacia bonos locales por el diferencial y porque a nivel internacional habíamos visto una redistribución de portafolios en bonos asiáticos a raíz de la guerra (...) ahorita parece que se están regresando de estos países, principalmente de China”, dijo González.

La balanza de pagos y las remesas también incentivan la apreciación del peso mexicano.

Sin embargo, también la apreciación del peso mexicano también tiene implicaciones negativas que afectan directamente las exportaciones tanto petroleras como las no petroleras y, con ello, mermar las finanzas públicas del país.

“Se pierde cierta competitividad y es que, para las empresas exportadoras implica menores entradas de dinero y, si lo ponemos dentro de este contexto con alta inflación, implica mayores y con la economía desacelerándose genera un menor crecimiento para las empresas”, mencionó a Bloomberg Línea.

El peso mexicano es la tercera moneda más transaccionada de los países emergentes después del renminbi chino y la rupia india, de acuerdo con la última encuesta trienal elaborada por el Banco de Pagos Internacionales (BIS) y otros bancos centrales.

PUBLICIDAD

La operación global diaria del peso mexicano es de aproximadamente US$114.000 millones, de acuerdo con el documento.

Al cierre del 2022, el peso mexicano acumuló un retorno de 5% al pasar de MXN$20,5294 a MXN$19,4999 por dólar.

Analistas estimaban que la moneda local cerraría el año cerca de los MXN$21 por dólar ante la volatilidad que se presenta rumbo al cierre; sin embargo, la baja liquidez y la espera de datos económicos relevantes como la cifra de empleo generaron que el dólar se debilitara y diera paso a la apreciación del peso mexicano.

Esta historia fue actualizada con información adicional a lo largo del texto.