Pay by Bank, el método de pago que puede eliminar fraudes y revivir a CoDi en México

El pay by bank es un método de pago que se basa en el concepto de la banca abierta que promete bajar también el costo de las transacciones

Las fintech pueden enseñar sobre innovación a la banca tradicional, sobre todo en el uso de datos.
01 de febrero, 2023 | 04:00 AM

Lea esta historia en

Inglés

Ciudad de México — Frente a una poca adopción de CoDi (Cobro Digital), la plataforma desarrollada por el Banco de México (Banxico) que facilita las transacciones de pago y cobro desde teléfonos móviles, a través de transferencias electrónicas de forma gratuita, el pay by bank o pago por banco puede impulsar su adopción y a la par mitigar el fraude cibernético bancario.

El pay by bank es un método de pago que se basa en el concepto de la banca abierta u open banking. Las transacciones de pago por banco, se llevan a cabo en tiempo real y no requieren detalles de tarjetas de crédito o débito. Esto hace que el pago en línea sea más simple, más rápido y más seguro.

Esto en México podría potenciar al uso de CoDi, porque ayudaría a conectar a los comercios con los bancos sin necesidad de que el comprador proporcione sus datos bancarios en los e-commerce, de acuerdo con emprendedores del sector fintech.

Hasta ahora CoDi no ha podido popularizarse. De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) las transferencias enviadas por CoDi se incrementaron de 38.000 a 220.000 operaciones, durante el periodo de octubre 2019 a diciembre de 2021, una cifra baja si se considera que hay millones de operaciones digitales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, pese a su poca adopción CoDi puede revivir, dijo en una reunión con medios, Alejandro Guízar, CEO de Billpocket, una startup de pagos físicos que adquirió el unicornio de pagos digitales Kushki y el cual utiliza el pay by bank.

Con el pay by bank el usuario sólo necesita proporcionar el nombre de su banco y su número de teléfono y el sistema detecta si tiene CoDi para realizar el pago de manera automática, explicó a Bloomberg Línea, Eduard Justicia, cofundador y CEO de la startup chilena ETpay, que implementa este sistema.

Bank of America implementó a inicios de 2022 el pay by bank en Reino Unido, argumentando que una de sus cualidades es la reducción de fraudes, pues al comprar por internet no se requiere de una tarjeta física y es un pago en línea cuenta a cuenta, por lo que las empresas de venta en línea no necesitan obtener y almacenar datos de tarjetas de clientes.

PUBLICIDAD

Justicia que recién trajo ETpay a México dijo que el pay by bank puede ayudar a mitigar el fraude cibernético.

Los fraudes bancarios cibernéticos por contracargos alcanzaron un valor de US$2.381 millones de pesos de enero a septiembre de 2022, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Entre las ventajas Bank of America también destacó la conciliación simplificada, es decir, que los pagos entrantes se agregan a las cuentas por cobrar de una empresa, para que puedan ver todo junto en un solo lugar, todo esto es posible a través de una API, lo que a su vez ayuda a evitar las tarifas de procesamiento de tarjetas.

“El modelo de pago por banco viene para quedarse no es una tendencia, no es una moda, porque la industria de los pagos está obligada a cambiar para aceptar la nueva realidad”, dijo Justicia a Bloomberg Línea, cuya startup trabaja con 100 comercios que ya emplean el pay by bank en Chile.

Justicia dijo que en América Latina el pay by bank es nuevo, pero que en Europa es un modelo que ya está posicionándose, pues en el continente el open banking está más avanzado.

Para Justicia, el primer reto es que la gente entienda cómo funciona este sistema y el segundo es el uso de efectivo en la región. No obstante, en Chile, ETpay ya alcanzó los dos millones de operaciones al mes.

El siguiente reto es la adopción, ya que en México aún prevalece el uso del efectivo, ya que es la única forma en que casi el 40% de los mexicanos recibe su salario, según el Banco Mundial, principalmente para evitar comisiones.