Las nóminas de EE.UU. han superado las previsiones 10 meses seguidos, ¿qué sigue?

Los empleadores todavía están tratando de contratar para millones de puestos vacantes y las solicitudes de desempleo son históricamente bajas

Fábrica Rivian
Por Molly Smith - Reade Pickert
07 de marzo, 2023 | 08:03 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — En Estados Unidos, el incremento del empleo ha estado por encima de las previsiones durante los últimos diez meses, lo que constituye la mejor racha en decenios. De prolongarse, esta trayectoria ejercerá una mayor tensión sobre la Fed para que continúe elevando los tipos de interés.

Comenzando en abril del 2022, la previsión promedio en cada sondeo de expertos fue inferior a la previsión inicial del gobierno, en una media de unos cien mil puestos de trabajo mensuales, la cifra más alta en todos los registros recopilados por Bloomberg desde el año 1998. De cara al informe de nóminas de febrero, que se conocerá este viernes, se prevé un incremento de 224.000 puestos de trabajo, es decir, casi la mitad que en enero.

Tal vez los economistas no hayan estimado suficientemente el aumento de empleo cada mes por haber sobrevalorado el alcance de la más agresiva subida de los tipos de interés emprendida por la Fed en decenios. Las compañías se muestran menos proclives a prescindir de los trabajadores que tanto esfuerzo les ha supuesto emplear pospandemia.

Nóminasdfd

“La previsión apuntaba a una ralentización económica como consecuencia del alza de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal”, afirmó el economista jefe de Apollo Global Management (APO), Torsten Slok, quien resaltó esta racha de 10 meses en una nota del mes de febrero. “Simplemente, esto no ha ocurrido”.

PUBLICIDAD

Los empleadores todavía están tratando de contratar para millones de puestos vacantes y las solicitudes de desempleo son históricamente bajas. Por otro lado, los despidos están aumentando en algunas industrias y se prevé que la Fed siga aumentando las tasas de interés durante el verano, lo que probablemente pesará aún más sobre la demanda y corre el riesgo de ralentizar sustancialmente la contratación.

VER +
Acciones caen en EE.UU. y dólar se fortalece con un Powell hawkish

La fuerza laboral es uno de los últimos obstáculos que quedan en la lucha contra la inflación de la Fed. La creación constante de empleo y el crecimiento de los salarios han brindado a los consumidores los medios para seguir gastando y, por lo tanto, mantener los precios elevados. Comprender su trayectoria es clave para los formuladores de políticas que intentan enfriar la inflación sin desencadenar una recesión.

Estos son algunos de los factores en juego que mantienen las nóminas sorprendentemente sólidas y lo que podría agitar el bote en el futuro:

PUBLICIDAD

Demanda de Trabajadores

Las ofertas de trabajo se situaron por encima de los 11 millones a finales de año, y se prevé que los datos publicados el miércoles muestren una ligera moderación en enero. Las vacantes han sido más notables en sectores como el ocio y la hospitalidad, así como en el cuidado de la salud, mientras que otros datos muestran que los fabricantes y las pequeñas empresas también han tenido problemas para cubrir las vacantes.

Debido a que la escasez de mano de obra ha sido tan aguda, las empresas han retenido a los trabajadores, una práctica denominada “acaparamiento de mano de obra”. La Fed aludió a esto en su última reunión de política.

“Si continúa esta dinámica de acaparamiento de mano de obra, puede mantener el mercado laboral más fuerte durante un poco más de tiempo en el ciclo, en relación con lo que normalmente pensaría que es el retraso en el crecimiento”, dijo Brett Ryan, economista senior de EE.UU. en Deutsche Bank AG (DB). Pero “es realmente difícil precisar” el momento de la desaceleración.

Pocos despidos

Si bien los despidos han sido abundantes en el sector tecnológico (unos 110 000 solo entre noviembre y enero), esa es una pequeña parte de una fuerza laboral de casi 166 millones. También son en gran medida exclusivos de las empresas que se expandieron agresivamente durante la pandemia y han visto caídas más pronunciadas en los precios de sus acciones, según los economistas de Goldman Sachs Group Inc (GS).

“Estas características sugieren que las empresas que realizan despidos no son representativas de la economía en general y que muchos de los anuncios de despidos recientes no necesariamente indican un panorama de demanda más débil que podría tener implicaciones más amplias”, dijeron en una nota.

Una medida más amplia de despidos en toda la economía permanece por debajo de su nivel previo a la pandemia, aunque ha aumentado en el último año, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Las solicitudes de beneficios por desempleo siguen siendo bajas: menos de 200,000 durante siete semanas consecutivas.

Parte de la razón podría ser la indemnización por despido: el economista de JPMorgan Chase & Co. (JPM), Daniel Silver, estimó el mes pasado que las solicitudes de desempleo deberían ser unas 50,000 más altas, según su modelo, y las indemnizaciones por despido pueden estar retrasando o impidiendo la presentación.

PUBLICIDAD

Los estadounidenses sin trabajo también pueden ser atrapados rápidamente por otras empresas. La tasa de contratación, o el número de contrataciones en relación con el empleo total, se mantiene por encima de su promedio previo a la pandemia. Ryan de Deutsche Bank, anticipa que la tasa de contratación se verá aún más fuerte con la publicación del miércoles, cuando se incorporen las últimas revisiones.

VER +
Jerome Powell prepara el terreno para subir tasa de interés y acude al Capitolio

Señales a observar

Las nóminas se recuperaron a su nivel anterior a la pandemia a mediados del año pasado, por lo que es natural que el ritmo de crecimiento de las nóminas se modere. Además, las subidas de tipos de la Fed probablemente acelerarán la tendencia al enfriamiento.

Eso es lo que el banco central está tratando de diseñar: un ritmo de contratación más lento que alivie las presiones salariales y sea más consistente con una tasa de inflación del 2%. Pero es una línea muy fina para lograrlo sin perjudicar indebidamente a los trabajadores.

“Si la amplitud de los anuncios de despidos se expande o la tasa de reempleo comienza a caer rápidamente, esto indicaría que se están formando grietas en el mercado laboral”, dijo Ryan Sweet de Oxford Economics en una nota el mes pasado.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Jordan Yadoo.

Lea más en Bloomberg.com