Fondos globales duplican sus ventas de acciones japonesas, las mayores desde 2019

Una inflación sostenible y estable, acompañada de un crecimiento salarial, aún no está a la vista, dijo el viernes el gobernador del Banco de Japón

Tokio
Por Yasutaka Tamura - Aya Wagatsuma
22 de septiembre, 2023 | 02:16 PM

Bloomberg — Durante la última semana, los inversionistas extranjeros realizaron la mayor venta de acciones niponas desde marzo de 2019, al tiempo que el índice Topix alcanzaba un nuevo máximo de varios decenios.

Se desprendieron de un neto ¥ 1,58 billones (US$10.700 millones) de acciones, prácticamente el doble de la cuantía de la semana previa, indicaron los datos del Ministerio de Finanzas.

VER +
Bolsas de Asia caen tras pérdidas en Wall Street y con el foco en el Banco de Japón

“Los inversionistas que adquirieron acciones niponas desde el comienzo están sacando beneficios”, en un contexto de inquietud por el alza de las tasas de interés, señaló Ikuo Mitsui, gestor de fondos de Aizawa Securities Co. “Globalmente, hay una tendencia a reducir ligeramente los activos ponderados por riesgo”.

Japóndfd

De acuerdo con datos del Ministerio de Finanzas, los compradores del extranjero se despojaron de acciones niponas y el indicador de referencia Topix registró su valor más elevado desde 1990. Las cifras del Japan Exchange Group Inc. indicaban que los inversionistas extranjeros vendieron ¥278.100 millones (US$1887,3 millones) netos en acciones al contado, mientras que compraron ¥817.000 millones (US$5.515,1 millones) en futuros.

PUBLICIDAD

La discrepancia entre los dos conjuntos de datos puede provenir de transacciones transfronterizas extrabursátiles de instituciones extranjeras entre sus propias cuentas con fines de arbitraje, costos e impuestos, según Takehiko Masuzawa, jefe de operaciones de acciones de Phillip Securities Japan Ltd.

Un arbitraje de este tipo que normalmente ocurre en marzo y septiembre puede contribuir a grandes ventas netas, dijo Masuzawa. Los datos del Ministerio de Finanzas incluyen el comercio OTC (por sus siglas en inglés), mientras que el JPX sólo contabiliza las transacciones negociadas en bolsa, incluidos los futuros, según la bolsa.

Algunos importantes inversores mundiales, incluido Warren Buffett , se volvieron más optimistas a principios de este año, lo que ayudó a iniciar un repunte de las acciones japonesas en medio de señales de que la inflación se afianzaría y optimismo sobre las reformas de gobierno corporativo.

PUBLICIDAD
VER +
Llegada de turistas a Japón alcanza 78% de los niveles previos a la pandemia

Una inflación sostenible y estable, acompañada de un crecimiento salarial, aún no está a la vista, dijo el viernes el gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, en una conferencia de prensa después de que el banco central dejara sin cambios su postura monetaria ultralaxa. Eso atenuó las especulaciones del mercado sobre un aumento de las tasas de interés a corto plazo que había elevado los rendimientos de los bonos japoneses en los últimos días.

Sin embargo, la perspectiva de tasas de interés más altas podría ayudar a las finanzas al aumentar las ganancias de los préstamos, y las compañías de energía también se están beneficiando del aumento de los precios del petróleo.

La última encuesta global de administradores de fondos de Bank of America Corp. (BAC) mostró que los inversionistas siguen siendo optimistas respecto de Japón, mientras que el Instituto de Inversiones de BlackRock (BLK) mejoró aún más su postura sobre las acciones del país a sobreponderadas.

“No estamos en una situación en la que las tasas de interés vayan a aumentar significativamente, por lo que el desempeño de las compañías individuales determinará si los fondos volverán a ingresar hacia fin de año”, dijo Mitsui de Aizawa.

Los datos del Ministerio de Finanzas también mostraron que los extranjeros compraron ¥439.400 millones (US$2.966 millones) en bonos del país, mientras que los inversores japoneses compraron 885,5 mil millones de yenes en deuda externa y ¥62.600 millones (US$422,5 millones) en acciones extranjeras.

Lea más en Bloomberg.com