Argentina y Venezuela, los países con más contracciones económicas desde 1980

Así lo muestra un informe de la calificadora de riesgo estadounidense Moody’s. Nicaragua es el otro país latinoamericano que aparece en el top ten

Alberto Fernández y Nicolás Maduro
07 de noviembre, 2023 | 03:00 AM

Buenos Aires — Entre 1980 y 2022, Argentina ha tenido 19 años con contracciones de Producto Interno Bruto (PIB), lo que lo convierte en el país del mundo con más caídas en estas cuatro décadas, según información publicada por la firma estadunidense Moody’s Investors Service.

El segundo lugar en este ranking lo ocupa otro país latinoamericano: se trata de Venezuela, que ha visto caer su PIB en 18 oportunidades desde el año ‘80 en adelante.

.dfd

Moody’s aclara que el ranking refiere a países calificados por su equipo de analistas, definición en la que entran la enorme mayoría de territorios independientes del planeta.

Los seis primeros puestos de este ranking lo ocupan países del continente americano:

PUBLICIDAD
  • Surinam es el tercero que más contracciones tuvo (17)
  • Luego llega Barbados (con 16)
  • El quinto lugar lo ocupa Trinidad y Tobago (15)
  • Y el sexto es para Nicaragua (14)

No obstante, el sexto lugar es compartido con un europeo (Grecia, que tuvo 14 caídas de PIB desde 1980) y un oceánico (Fiyi).

El top 10 (12 en realidad) lo completan Togo, Islas Salomón, Arabia Saudita y la República Democrática del Congo. Todos estos con 13 caídas.

Una década con deterioro

Según los datos del Banco Mundial, el PIB per cápita con el que cerró Argentina el 2022, medido a precios constantes, es muy similar al que tenía el país en 2007. Ello pese a que el país contó en estos años con diversos momentos de precios internacionales más que favorables.

Respecto a Venezuela, la crisis económica que se desató durante el Gobierno de Nicolás Maduro llevó al país a vivir una fenomenal crisis humanitaria. Según las Naciones Unidas, unas 7,7 millones de personas se vieron obligadas a dejar Venezuela por la situación económica, en lo que es uno de los desplazamientos humanos más importantes del mundo en la actualidad, solo comparable con el de países en guerra, como Ucrania o Siria.