Crecimiento de EE.UU. ilusiona a México, mientras Brasil aguarda por China

Brasil tendría un crecimiento acotado 2024. La segunda economía de la región estará supeditada a su vecino del norte

México
30 de enero, 2024 | 12:00 AM

Brasil y México son las dos economías líderes de Latinoamérica y buena parte de lo que sucede allí tiene implicaciones en otros países, ya que son las locomotoras de la región. Y para 2024 se espera que Brasil tenga un crecimiento acotado, mientras que México tendría un desempeño que esté algo por encima del promedio de la región.

VER +
Chile, Brasil y México impulsan la riqueza por activos financieros en LatAm

En el caso de Brasil, los economistas supeditan buena parte del devenir económico de este año a lo que suceda con la economía de China, mientras que en el caso de México la dependencia principal pasa por China.

¿Cómo le puede ir a Brasil en 2024?

El Producto Bruto Interno (PBI) de Brasil crecería apenas 1,6% en 2024, según las encuestas de mercado que lleva adelante el Banco Central de Brasil. Para 2025, en tanto, la mediana de analistas prevé un alza del 2%.

.dfd

Buena parte de lo que suceda en el gigante sudamericano estará vinculado a cómo funcionen los estímulos fiscales de China, país que planea un programa de US$278.000 millones para empujar a su mercado bursátil.

PUBLICIDAD

Ante estas circunstancias, Leonardo Chialva, socio de la consultora Delphos Investment, mecionó que la economía de Brasil ya desaceleró fuerte a finales del año pasado. Y, por ende, estimó: Va tener un primer trimestre flojo y después va ir levantando”.

Al referirse al factor climático y sus implicancias en el agro, Chialva señaló que este año la zona del Mato Grosso viene mal y le restará al producto, aunque la región centro sur está firme. “En lo que refiere a minerales y energía (petróleo), Brasil viene firme y tiene todo para seguir creciendo, la duda es el factor climático y su impacto en el agro”.

Finalmente, Chialva concluyó que la situación aún es volátil como para estimar con exactitud cómo puede irle a la economía brasileña este año, ya que aún hay que ver qué impacto tendrán las decisiones del Gobierno chino. Aún así, consideró que tanto Brasil como Latinoamérica deberían tener un año positivo, con “China aguantando, las tasas bajando y los materias primas firmes”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Jorge Alberto Harker, analista internacional de Adcap Grupo Financiero relató: “Creemos que Brasil tiene un gran futuro adelante y que tiene sentido para los inversores posicionarse en Brasil, ya que esta economía va a ser una de las beneficiadas en caso de que llegue un gran programa de impulso a la economía china”.

En ese sentido, el ejecutivo de Adcap Grupo Financiero añadió que Brasil, en términos bursátiles, está “barato” para los inversores, y que presenta oportunidades en el sector financiero, en el sector energético y en alimentos”.

Con relación al aspecto político, Harker indicó que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva no ha sido “un obstáculo” en la economía brasilera, ya que “ha dejado que las empresas hagan lo que tienen que hacer” y puntualizó que “el Banco Central ha hecho las tareas necesarias”.

En términos de precios, ya no bursátiles sino de la economía real, la mediana de consultoras a las que releva el Banco Central de Brasil arroja que el país tendría en 2024 una inflación de 3,86% interanual a diciembre.

La economía mexicana de cara a 2024

La buena noticia para México es que la economía de Estados Unidos sigue sólida, desacelera menos de lo previsto y, por ende, tracciona a su vecino de la frontera sur. “México sigue siendo un gran receptor de inversión extranjera y un poco la reindustrialización estadounidense”, señaló Harker, al mismo tiempo que consideró que los nubarrones de México están por el lado político, debido a las elecciones de este año. No obstante, Harker afirmó que los discursos en contra del capital privado por parte del Gobierno actual no han tenido una correlación significativa en los hechos.

Lo concreto es que el consenso de mercado esperaba que Estados Unidos creciera 2% en el último trimestre del año pasado y la economía se expandió 3,3%.

Asimismo, Brian Rodríguez, analista bursátil de Monex Grupo Financiero, subrayó que mientras que Estados Unidos siga manteniendo una buena expectativa de crecimiento, que se pueda alinear con México, “eso va a ser lo más importante”. En ese sentido, relativizó la importancia que tenga el paquete fiscal de China en la economía mexicana: “Podría ser beneficioso para México un estímulo por parte de China, pero no es el principal catalizador”.

PUBLICIDAD

“El panorama económico es bastante positivo para México, tanto el FMI como diversas corredurías apuntan a que el crecimiento mexicano podría ser uno de los más interesantes de la región y del mundo”, consignó Rodríguez.

La mediana de consultores relevados por Banxico estimaba en diciembre que la economía mexicana crecería 2,29% en 2023. En tanto, Monex mejoró sus proyecciones de 2,1% a 2,3%.

-dfd

Las tasas, un factor clave

Quien se mostró cauteloso respecto de la región fue Fernando Marengo, economista jefe de BlackTORO. “América Latina no me resulta un lugar atractivo para invertir en este momento, con la economía desacelerando y tasas internacionales que no bajan. Y si Europa empieza a bajar antes que Estados Unidos se va a apreciar el dólar”, destacó.

Marengo reseñó que más allá de la solidez de Estados Unidos, China crece por debajo de su potencial y, en Europa, Alemania lleva dos meses de caída de la actividad.