Bitcoin se dispara a US$50.000 ante una alta demanda de los ETF

El resurgimiento de los precios de las criptomonedas se produce a medida que los inversores en los mercados financieros más amplios vuelven a abrazar el riesgo

Bitcoin se dispara a US$50.000 ante una alta demanda de los ETF
Por Elijah Nicholson-Messmer y David Pan
12 de febrero, 2024 | 01:53 PM

Bloomberg — Bitcoin (XBT) saltó a US$50.000 por primera vez en más de dos años, llevando a cabo un notable regreso de una serie de escándalos e insolvencias en la industria de las criptomonedas que habían planteado preguntas sobre la viabilidad de los activos digitales.

La criptomoneda original ha triplicado su valor desde el comienzo del año pasado, recuperándose de una caída del 64% en 2022. Bitcoin cotizaba por última vez a US$50.000 en diciembre de 2021. El precio aún está por debajo del máximo histórico de casi US$69.000 alcanzado en noviembre de 2021.

VER +
Precio del bitcoin alcanza su nivel más alto desde diciembre de 2021

Las salvajes fluctuaciones de precios vistas desde la introducción de bitcoin hace más de una década siempre han sido una de las principales atracciones para los especuladores. Si bien originalmente se promovió como una alternativa al sistema financiero tradicional, el último rally ha sido impulsado por el optimismo de que la aprobación del mes pasado en Estados Unidos de fondos cotizados en bolsa para poseer bitcoin directamente está llevando a una mayor aceptación generalizada.

“Hay muchas conversaciones sobre la entrada de dinero en este activo”, dijo Matt Maley, estratega principal de mercado de Miller Tabak & Co. “También quiero señalar que los jugadores de impulso se están emocionando”.

PUBLICIDAD

El resurgimiento de los precios de las criptomonedas se produce a medida que los inversores en los mercados financieros más amplios vuelven a abrazar el riesgo en medio de las expectativas de que la Reserva Federal se acerca a una política monetaria más flexible. Las tasas de interés más altas tienden a disminuir el atractivo de los activos más riesgosos, como las criptomonedas.

dfd

"El apetito por el riesgo también se ha filtrado en los activos digitales", dijo Chris Newhouse, analista de DeFi en Cumberland Labs.

Bitcoin ha recuperado todas sus pérdidas desde la implosión en mayo de 2022 de la stablecoin TerraUSD, que puso en marcha la ola de fracasos que finalmente contribuyó a la caída del exchange FTX de Sam Bankman-Fried en noviembre de 2022.

PUBLICIDAD

Para cuando FTX colapsó, el mercado de criptomonedas ya llevaba meses en la caída que se cobró a TerraUSD, el fondo de cobertura Three Arrows Capital y el prestamista Celsius Network. Pero la caída de FTX, una vez uno de los principales exchanges de criptomonedas por volumen de negociación, fue aún más perjudicial, ya que los precios de los tokens se estancaron y la liquidez se secó.

VER +
Por qué los stablecoins cripto siguen preocupando a la Fed

Ahora, con Bankman-Fried condenado por fraude y el cofundador de Binance, Changpeng Zhao, a la espera de sentencia por no implementar políticas contra el lavado de dinero y violaciones de sanciones estadounidenses, los precios de las criptomonedas han subido a medida que los analistas ven menos riesgos inminentes para la industria.

Nueve fondos negociables en bolsa de bitcoin en los EE.UU. debutaron el 11 de enero, mientras que ese mismo día el Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), con más de una década de antigüedad, se convirtió en un ETF. La accesibilidad de los ETF promete ampliar la base de inversores para el token. Los nuevos fondos han atraído un total neto de aproximadamente US$8.000 millones hasta ahora, mientras que el flujo de salida de más de US$6.000 millones del fondo Grayscale desde su conversión ahora parece estar perdiendo fuerza.

“La caída de las últimas semanas se debió en gran parte a las salidas de Grayscale”, dijo Greg Moritz, cofundador del fondo de cobertura de criptomonedas AltTab Capital. “Esas salidas ahora se han ralentizado y estamos viendo, como era de esperar, que las entradas netas aumenten”.

--Con la ayuda de Isabelle Lee.

Lea más en Bloomberg.com