Shell rebaja su objetivo de reducción de emisiones para 2030 en una apuesta por la energía limpia

La petrolera tiene como objetivo reducir su intensidad neta de carbono en un 15% a un 20% para 2030

El cambio es la señal más reciente de un ajuste más amplio en los planes de transición energética entre las principales compañías petroleras del Reino Unido.
Por Laura Hurst
14 de marzo, 2024 | 04:10 PM

Bloomberg — Shell Plc (SHEL) debilitó sus objetivos de reducción de emisiones de carbono en la próxima década, al tiempo que mantiene la ambición de convertirse en una empresa con emisiones netas cero para 2050.

Wael Sawan, director ejecutivo de Shell.dfd

El cambio es la señal más reciente de un ajuste más amplio en los planes de transición energética entre las principales compañías petroleras del Reino Unido, que están bajo presión de inversores activistas para centrarse en sus negocios petroleros principales. BP Plc (BP) anunció el año pasado que bombearía más petróleo y gas y tendría mayores emisiones en esta década de lo planeado anteriormente.

Ahora, Shell tiene como objetivo reducir su intensidad neta de carbono en un 15% a un 20% para 2030, en comparación con un objetivo anterior del 20%, según su última actualización de estrategia de transición energética publicada el jueves. La compañía también abandonó su objetivo de una reducción del 45% para 2035 citando “incertidumbre en el ritmo de cambio en la transición energética”. Esos objetivos se miden en comparación con una línea de base de emisiones de 2016.

El cambio refleja el alejamiento de Shell de suministrar energía renovable a hogares, después de la venta de su negocio minorista en el Reino Unido y Alemania el año pasado. Enfatizando este regreso a su negocio principal de combustibles, la compañía introdujo un nuevo objetivo de reducir las emisiones de los clientes por el uso de sus productos petroleros en un 15% a 20% para 2030, en comparación con los niveles de 2021.

PUBLICIDAD

"Nuestro enfoque en el valor ha llevado a un cambio estratégico en nuestro negocio de energía hacia mercados y segmentos selectos", dijo el director ejecutivo Wael Sawan en un comunicado. "Esperamos un menor crecimiento en las ventas de energía en general. Hemos actualizado nuestro objetivo de intensidad neta de carbono para reflejar ese cambio."

El gasto de Shell en energía baja en carbono también puede disminuir en los próximos años. La compañía planea invertir entre US$10 mil millones y US$15 mil millones entre 2023 y 2025, de los cuales US$5,6 mil millones ya se gastaron en 2023.

Ambiciones de emisiones

Shell presentó por primera vez su plan para convertirse en una empresa con emisiones netas cero en 2020, bajo el entonces CEO Ben van Beurden, apenas unos meses después de que BP estableciera ambiciones similares. En ese momento, los precios de la energía estaban en una profunda caída debido a los bloqueos de Covid-19, lo que llevó a especulaciones de que la demanda de petróleo ya había alcanzado su punto máximo.

PUBLICIDAD
VER +
Las emisiones de carbono alcanzaron un récord en 2023, según informe de la AIE

Esas predicciones resultaron infundadas y una rápida recuperación del consumo, combinada con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, hizo que los precios del petróleo y el gas se dispararan, lo que resultó en ganancias récord para los productores de combustibles fósiles. Desde entonces, muchos accionistas de empresas como BP y Shell han exigido rendimientos cada vez mayores y han instado a un mayor énfasis en el petróleo y el gas más rentables.

Bajo el liderazgo de Sawan, quien asumió el cargo de Van Beurden el año pasado, Shell ha prometido un enfoque "despiadado" en aumentar los rendimientos para los inversores. La compañía también busca reducir la brecha de valoración con sus pares estadounidenses Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp., que han mantenido un mayor énfasis en el petróleo y el gas.

Mientras tanto, los grupos medioambientales han denunciado lo que consideran una dilución de los compromisos climáticos de la industria.

"Con este retroceso, Shell apuesta por el fracaso del Acuerdo de París, que requiere casi reducir a la mitad las emisiones en esta década", dijo Mark van Baal, fundador del grupo de accionistas activistas Follow This, en un comunicado por correo electrónico. "Solo los accionistas de Shell pueden cambiar de opinión a la junta votando a favor de nuestra resolución climática en la reunión de accionistas en mayo".

Van Baal, junto con otros 27 inversores, incluido Amundi SA, ha presentado una resolución en la junta general anual de Shell para que la compañía se alinee con el Acuerdo de París.

Lea más en Bloomberg.com