Auge de contrataciones en SpaceX y Blue Origin dificulta que la NASA atraiga talento

La NASA y sus contratistas no cuentan con el mismo entusiasmo, pero sí tienen historias que se remontan muchos años atrás e incluyen algunos de los más grandes logros de la humanidad en el espacio

La NASA no tiene el mismo estusisamo que las empresas privadas aeroespaciales pero sí tiene una historia de más de 65 años. Fotógrafo Go Nakamura/Bloomberg
Por Aashna Shah
20 de marzo, 2024 | 12:14 PM

Bloomberg — Las compañías SpaceX y Blue Origin LLC rivalizan por el lanzamiento de satélites y por llevar personas a la Luna.

Además, están desembolsando cuantiosos salarios por la contratación de un número tan elevado de jóvenes e incansables ingenieros que a las tradicionales compañías aeroespaciales, como Boeing Co. (BA) y la NASA, les está resultando más complicado ocupar sus posiciones.

Jeff Bezos

Según los reclutadores, son muchos los estudiantes de carreras aeroespaciales que aspiran a un empleo en SpaceX y Blue Origin.

VER +
SpaceX está construyendo una red de satélites espía para Estados Unidos, dice Reuters

Estas empresas privadas están regentadas por dos de los tres hombres más acaudalados del planeta, Elon Musk y Jeff Bezos, que en definitiva sueñan con seres humanos viviendo y trabajando en la órbita terrestre y en la superficie de Marte.

PUBLICIDAD

Sus compañías privadas también a menudo ofrecen sueldos más altos que las entidades espaciales establecidas. SpaceX oferta en la actualidad plazas de ingeniero aeroespacial de entre US$95.000 y US$115.000 al año.

Por su parte, la NASA, que aplica las escalas salariales generales del gobierno federal, paga a sus ingenieros titulados desde US$54.557, a los que tiene maestrías desde US$66.731 y a los doctorados desde US$73.038, en las instalaciones del Centro Espacial Kennedy, en Florida.

Ayudar a SpaceX o Blue Origin a construir cohetes imponentes, laboratorios en órbita o módulos de alunizaje también puede significar servir a los caprichos de ejecutivos volubles .

PUBLICIDAD

California ha acusado a SpaceX de pagar habitualmente menos a las mujeres y a los trabajadores de minorías. Y los empleos en las nuevas empresas pueden significar trabajar en proyectos que nunca ven la luz del día o sentarse en un cubículo durante 80 o 90 horas a la semana.

“Estás haciendo algo genial”, dijo Griffin Rahn, quien está obteniendo su maestría aeroespacial en Georgia Tech. “También vas a estar realmente muerto de trabajo”.

VER +
Blue Origin, de Bezos, despega al espacio en su esperado regreso

No obstante, los graduados de universidades de élite han aprovechado la oportunidad de contribuir a los ambiciosos planes de las nuevas empresas, y cada empresa está contratando rápidamente.

Blue Origin, con más de 10.000 trabajadores , tenía más de 1.500 ofertas de trabajo a mediados de marzo. Se estima que SpaceX tiene más de 11.000 trabajadores y más de 1.100 vacantes .

Una elevado números de estos jóvenes se ven atraídos por estas empresas espaciales privadas por rumores que por sus beneficios y  legado .Fotógrafa: Eva Marie Uzcategui/Bloomberg

Esto ha intensificado las campañas de reclutamiento para estudiantes aeroespaciales en universidades como el Georgia Institute of Technology ( Instituto de Tecnología de Georgia), Massachusetts Institute of Technology (MIT, Instituto de Tecnología de Massachusetts) y University of Michigan (Universidad de Michigan).

William Putaansuu, estudiante de ingeniería aeroespacial en el Instituto de Tecnología de Georgia, dijo que Blue Origin y SpaceX “saben que la gente quiere trabajar para ellos”.

El fuerte crecimiento de los proyectos espaciales significa que se prevé que los empleos de ingenieros aeroespaciales crezcan un 6% entre 2022 y 2032, dos veces más rápido que la tasa promedio general de crecimiento del empleo en EE.UU., según la Oficina de Estadísticas Laborales. En los próximos cinco años, se espera que la floreciente economía espacial mundial crezca aproximadamente un 40% hasta alcanzar unos 770.000 millones de dólares.

PUBLICIDAD
Gráfico de cohetes lanzados globalmente

“Hace veinte años, no se habría caracterizado el negocio espacial como de rápido movimiento”, dijo Daniel Hastings, profesor de aeronáutica y astronáutica en el MIT. La velocidad es “lo que atrae a los más jóvenes hoy en día”.

Las marcadas diferencias entre las nuevas empresas espaciales y las operaciones de la vieja escuela también se pueden ver en sus diferentes estrategias de reclutamiento universitario.

Empresas establecidas con contratos espaciales gubernamentales, como Boeing (BA) y Lockheed Martin Corp (LMT)., instalaron stands en ferias profesionales para explicar sus programas y beneficios. Los reclutadores de SpaceX y Blue Origin van directamente a los equipos de robótica o clubes de cohetes del campus.

Rahn, quien hizo una pasantía en la NASA con el Grupo de Exploración Espacial de Jacob, dijo que su entrevista allí se centró en su currículum para determinar sus calificaciones y que las preguntas se basaban más en la personalidad.

PUBLICIDAD

Sus entrevistas en Blue Origin y Relativity Space Inc. pasaron por múltiples rondas, en su mayoría llenas de preguntas técnicas con el objetivo de saber qué “obtendrán de usted si lo contratan”, dijo.

Los estudiantes dicen que saben que las demandas de las empresas espaciales privadas pueden pasar factura a la salud física y mental. Esto a menudo lleva a los trabajadores a echar otro vistazo a operaciones espaciales más establecidas.

PUBLICIDAD

La tasa de rotación en SpaceX y Blue Origin “es increíblemente alta”, dijo Putaansuu. “No es que no necesariamente les guste trabajar para esa empresa, sino que hay muchas ofertas por ahí”.

Los portavoces de SpaceX y Blue Origin no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

VER +
¿Quieres ser astronauta? La NASA abre una insólita oferta de empleo

Exhaustos

Ann Richmond, subdirectora de servicios de talentos de la NASA, dijo que a medida que crecen las empresas espaciales del sector privado, a la NASA le resulta “un poco más difícil competir con ellas en términos salariales”, aunque ella y los reclutadores de empresas como Boeing dicen que ofrecen a sus empleados un mejor equilibrio entre la vida personal y laboral.

PUBLICIDAD

Richmond dijo que las personas que llegaron a la NASA después de trabajar para empresas privadas “compartieron que se sentían un poco agotados”.

Añadió que los beneficios federales de jubilación y salud de la NASA, así como las oportunidades de ascenso, atraen a empleados que están “jugando a largo plazo”.

“Vemos algunos solicitantes muy inteligentes que realmente están analizando el paquete de compensación total”, dijo Richmond.

La NASA ve a las nuevas empresas espaciales como socios y quiere beneficiarse de sus esfuerzos y experiencias. “Es cada vez más común que tengamos personas yendo y viniendo entre la NASA y SpaceX y la NASA y Blue Origin”, dijo Richmond.

PUBLICIDAD

Boeing también ofrece a los jóvenes ingenieros un equilibrio más estable entre la vida laboral y personal. Más allá de su asediada división de aviones comerciales, la compañía puede ofrecer carreras profesionales que abarcan una variedad de otros programas de alto perfil, desde aviones de combate hasta misiles y naves espaciales.

Los recién graduados que se unen a Boeing pueden trabajar en productos actualmente en uso, en lugar de ideas futuristas atrapadas en ciclos de desarrollo largos y potencialmente sin salida.

Si bien la NASA y sus contratistas no tienen el mismo entusiasmo que Blue Origin y SpaceX, sí tienen historias que se remontan a 65 años atrás y que incluyen algunos de los mayores logros de la humanidad en el espacio.

Pero muchos de estos profesionales aeroespaciales siguen más atraídos por los rumores que por los beneficios y legados.

“Creo que muchas personas, cuando buscan trabajo, no se concentran lo suficiente en lo que es un puesto real”, dijo Rahn. “Están mucho más preocupados por el lugar en el que se encuentran”.

Lea más en Bloomberg.com