Aumento de naftas no fue suficiente para alcanzar el precio de paridad y caen las ventas

En febrero promediaron una suba del 6,5%. Marzo comenzó con aumentos por actualización de impuestos

Fotógrafa: Francesca Gennari/Bloomberg
02 de marzo, 2024 | 05:00 AM

Buenos Aires — La Secretaría de Energía aplicó el viernes el segundo aumento parcial de los impuestos que se perciben en la nafta y el gasoil, que se reflejó en una suba promedio del 4,4% en los surtidores de las principales estaciones de servicio del país.

La suba se explica por el atraso de los últimos años en la actualización de los impuestos al combustible líquido (ILC) y al dióxido de carbono (IDC). El esquema elaborado por la secretaría a cargo de Eduardo Rodríguez Chirillo establece que habrán más subas en abril y mayo para así concluir con la actualización.

La nafta aumentó en diciembre y en promedio por encima del 60%, continuó con una suba del 27% en enero, mientras que en febrero marcaron una desaceleración respecto a los aumentos previos, con una suba promedio del 6,5%.

Naftasdfd

“Pese a estas subas, y si bien los precios de los combustibles en surtidor se recuperaron en términos reales respecto a los valores mínimos que habían alcanzado en el pasado mes de octubre, se encuentran en los niveles promedio verificados desde comienzos de la década pasada”, marca un informe de la consultora Economía & Energía.

PUBLICIDAD

De esta forma, sumado a la reciente actualización de impuestos, “supuso la imposibilidad de alcanzar el precio de paridad de exportación para el crudo local, más aún cuando se consolidó un Brent por encima de los US$80 barriles diarios”. El precio de paridad de exportación es parte del compromiso asumido por el Gobierno de Javier Milei con las petroleras en el camino de desregular el sector.

En el lado de las ventas, el informe destaca que la demanda de naftas se redujo interanualmente en un 6,1% en enero de 2024. Mientras que las ventas de gasoil se redujeron interanualmente un 3% en enero de 2024.