El BCRA no subió la tasa y solo renovó el 10% de los vencimientos de Leliq

La entidad que preside Miguel Pesce no convalidó este jueves un nuevo retoque de la tasa de política monetaria, como se preveía, y solo renovó el 10,5% de los vencimientos en Leliq

La autoridad monetaria tiene el balance "estallado", según los economistas
23 de noviembre, 2023 | 03:09 PM

Buenos Aires — El Banco Central argentino no convalidó este jueves una nueva suba de tasas y apenas pudo renovar el 10,5% de los vencimientos de sus Leliq. Mientras el presidente electo Javier Milei sigue ratificando su intención de “resolver el problema de las Leliq”, los bancos volvieron a darle la espalda a estos instrumentos luego de que el Directorio de la autoridad monetaria argentina dejara la tasa de política monetaria en 133% de TNA.

Este jueves 23 de noviembre vencían 1,819 billones de pesos en Leliq pero el Central apenas adjudicó $190.810 millones. Es decir, un 10,5%. Dos días atrás, en la licitación del martes -la primera posterior al triunfo de Javier Milei en el balotaje- la entidad que preside Miguel Pesce ya había tenido dificultades para renovar los vencimientos de Leliq, ya que apenas adjudicó el 40% de los $2,7 billones que vencían. Los bancos, ante la incertidumbre, prefirieron acortar duration y pasarse a pases pasivos a un día.

Pero a estas dudas se le sumó, además, la expectativa de que el Directorio del BCRA convalidaría un nuevo incremento de la tasa de política monetaria. Sin embargo, eso finalmente no ocurrió y el Central dejó fijo el rendimiento en 133% de TNA, lo que implica una tasa efectiva de 254,82%.

Esta decisión de mantener fija la tasa llega después de que el presidente electo, Javier Milei, reiterara que uno de los problemas económicos más urgentes que buscará resolver es la llamada bola de nieve de las Leliq. “Si no resolvemos el problema de las Leliq y abrimos (el cepo) nos vamos a una híper”, advirtió el lunes en una entrevista.

Caputo abrocha el roll-over de enero con nueva licitación de deuda en pesos
Bancos ratifican postura sobre las Leliq, que ya explican el 40% de la deuda remunerada del BCRA

Entre economistas privados pareciera haber dos posturas diferentes respecto de si el stock de Leliq representa o no un problema. Quienes aseguran que no, suelen marcar que el stock tenderá a desarmarse en tanto se elimine el déficit, baje la inflación y se recupere la demanda de dinero.

Independientemente de este contrapunto, lo cierto es que la espiralización de la deuda del BCRA en los últimos meses llevó a que la emisión endógena para pagar sus intereses alcanzara los $2,2 billones en octubre.

Según estimaciones privadas, antes de la suba tasas que convalidaría el BCRA este jueves, en este 2023 ese déficit cuasifiscal producto de estos intereses ya iba a ascender a $16,5 billones, equivalentes a 8,7% del PBI. El doble que los 4,1 puntos del 2022.