Campo argentino aguarda por lluvias con desesperación para rescatar cosechas

Los agricultores del corazón de la región pampeana necesitan que llueva en los próximos días para sembrar trigo

Fotógrafa: Sarah Pabst/Bloomberg
Por Jonathan Gilbert
23 de mayo, 2023 | 11:39 AM

Bloomberg — El campo argentino necesita que las precipitaciones lleguen dentro de las próximas tres semanas para tener alguna posibilidad de salir de la fuerte sequía que ha golpeado fuertemente a las cosechas y reducido las exportaciones agrícolas.

El corazón de la región pampeana, la llamada zona núcleo, necesita que llueva en los próximos días para humedecer los campos y poder sembrar trigo, según Cecilia Conde, analista jefe de cultivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. De no ser así, la Bolsa se vería obligada a recortar sus proyecciones de crecimiento de la superficie y aumento de la producción, que se basan en el fin del patrón climático de La Niña.

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

La agricultura es clave para la economía argentina, ya que el Banco Central, con problemas de liquidez, necesita los dólares de las exportaciones de cultivos para frenar la caída del peso. Los agricultores luchan por recuperarse de tres años consecutivos de sequía. Los campos de soja que se están cosechando ahora tendrán la menor producción en dos décadas de registros en la bolsa de cereales, mientras que la pésima cosecha de trigo de la temporada pasada redujo las exportaciones argentinas en dos tercios.

PUBLICIDAD
Rendimiento promedio nacional trigo y soja últimos nueve años.dfd

Argentina, uno de los principales productores mundiales de alimentos, tiene dos temporadas de cultivo en el año: trigo y cebada, y luego soja y maíz.

Las lluvias del fin de semana pasado fueron un buena noticia para los productores de trigo, “pero se necesitan más”, dijo Conde.

Las repercusiones de otra cosecha fallida se dejarían sentir en las unidades de engorde del mundo y en los operadores agrícolas de Chicago a Singapur. Los mercados mundiales de cereales se han visto afectados en el último año por las sequías, que han frenado la producción y provocado cuellos de botella en el transporte por los ríos de Estados Unidos y Sudamérica, además de la guerra entre Rusia y Ucrania.

PUBLICIDAD

El Niño

No es probable que se produzcan precipitaciones constantes hasta que El Niño se establezca mejor dentro de unos meses, pero se pronostican algunos chaparrones en los próximos días y semanas, según los agroclimatólogos locales Eduardo Sierra y Leonardo de Benedictis.

En una entrevista, Sierra dijo que solo se necesitan un par de chaparrones para poder sembrar trigo, y que, al parecer, llegarán en junio.

Los meteorólogos han dicho durante meses que las lluvias llegarán cuando un patrón climático de La Niña dé paso a El Niño, que trae un clima más húmedo en Argentina, pero las lluvias en la zona núcleo no llegaron en el primer trimestre y han sido bastante esquivas en el segundo.

Lea más en Bloomberg.com