El gasto que frenó el Gobierno y que ya impacta en el sector energético

Una transferencia clave genera preocupación en las empresas del sector. En el Gobierno aseguran que será regularizado. Su impacto en el superávit fiscal de enero

Postes de energía eléctrica
21 de febrero, 2024 | 01:21 PM

Buenos Aires — El Gobierno argentino realizó un fuerte ajuste en lo que va del 2024 en los gastos de subsidios energéticos. Estos subsidios van principalmente a Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A (Cammesa), la encargada de comprar la energía eléctrica a las generadoras y de vender a las distribuidoras. Es decir, deuda flotante (un pasivo del Estado que representa obligaciones ciertas pendientes de pago).

La decisión de frenar este gasto, como también el ajuste en las transferencias a provincias, son algunos de los factores que explican el superávit fiscal alcanzado por el Sector Público Nacional (SPN) en enero del 2024. Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), 15 de los 16 componentes del gasto tuvieron caídas. En el caso de los subsidios energéticos, en enero del 2024, la merma fue del 77%.

Superávit fiscaldfd

Durante 2023, los subsidios a la energía totalizaron los US$9.683, una caída del 22% respecto al 2022. El impacto en el PBI fue del 1,5%. De ese total, el 61% se destinó a Cammesa (contra el 76% en 2022) y el 30% a Enarsa. Según un informe de la consultora Economía & Energía, “la disminución de los subsidios a la energía durante 2023 se explica centralmente por la contracción de las transferencias a Cammesa”.

Cammesadfd

Según Iaraf, los subsidios a la energía son el segundo gasto con mayor participación en la reducción del gasto primario en enero del 2024, con el 14%, por detrás de jubilaciones y pensiones contributivas (33%).

Gobernador de Neuquén: Ordenar la macro permitirá explotar el potencial de Vaca Muerta
El ajuste de Caputo, críticas a reforma de subsidios y Vaca Muerta, según Navajas, de FIEL
            • Sobre Cammesa: es una empresa de gestión privada con propósito público. El paquete accionario es propiedad de las Asociaciones que agrupan a los distintos Agentes del Mercado Mayorista Eléctrico en un 80%. El 20% restante está en poder del Estado Nacional, personificado por la Secretaría de Energía.

Según precisó el economista y especialista en energía Julián Rojo, en lo que va del año los devengamientos a Cammesa son nulos. Una fuente del sector energético que pidió no ser identificada explicó que es normal registrar atrasos de un mes o hasta dos meses. Lo mismo ocurrió en enero del 2023, explicó. Superar ese límite podría tensionar aún más la ya crítica situación.

Una fuente de la Secretaría de Energía argumentó que el motivo del freno a estos fondos se explica porque no hay plata, como suele argumentar el presidente Javier Milei. Sin embargo, aclaró que están en vías de regularizar la situación. Una persona de una de las principales empresas generadoras de energía eléctrica de Argentina reconoció el compromiso por parte del Gobierno para regularizar los pagos, pero aseguró que la situación es cada día más crítica.

A la reducción de los subsidios se suma una caída en la cobertura de la tarifa respecto a los costos en el sistema eléctrico. Cayó al 22%, un nivel que no se registraba desde 2015, según explicó el economista Nicolás Gadano. Esto implica que la demanda paga actualmente el 22% del costo que representa el sector energético. “El 78% restante es déficit de Cammesa, o sea subsidios”, dijo.

Energía eléctricadfd