Gobierno argentino agota municiones para contener al dólar en la previa electoral

El Tesoro usó en octubre la totalidad de títulos que había adquirido durante el programa de recompra de deuda. Economistas privados advierten que las municiones empiezan a escasear

Sergio Massa y Miguel Pesce
10 de noviembre, 2023 | 11:00 AM

Buenos Aires — El Gobierno argentino lleva gastados cerca de US$4.000 millones para contener a los dólares financieros en 2023. Si bien después de las Elecciones Generales de octubre pudo recortar de manera significativa la cantidad de reservas diarias que venía destinando a esa intervención gracias al ingreso de divisas por la vía del contado con liquidación, lo cierto es que economistas privados advierten que las municiones con las que cuenta el Gobierno empiezan a escasear.

Ese menor “poder de fuego” del equipo económico del gobierno quedó reflejado esta semana, cuando la Tesorería General de la Nación actualizó los datos correspondientes a la Cartera de Títulos Públicos a Valor de Mercado. Allí quedó demostrado que el Tesoro usó en octubre la totalidad de títulos que había adquirido a principios de este año, durante el programa de recompra de deuda que había anunciado el Gobierno para, en teoría, bajar el riesgo país.

El motivo real de aquella empresa, para la que se pretendían destinar US$1.000 millones -el monto final terminó siendo menor-, no fue otro que sumar “poder de fuego” para eventualmente intervenir en la brecha, algo con el que el Fondo Monetario Internacional no estaba de acuerdo.

Esas municiones que había sumado el Tesoro se consumieron en octubre. “Se procedió al rescate de los títulos que se encontraban en cartera al 30/09/23″, señala el documento publicado por la Tesorería General de la Nación. La Cartera de Títulos Públicos a Valor de Mercado al cierre de septiembre, mostraba tenencias de títulos por un monto superior a los US$538 millones.

Con cambios, el BCRA publicó las últimas proyecciones de analistas para dólar e inflación
Argentina cosecharía más soja y maíz de lo previsto este año
Fuente: Tesorería General de la Nacióndfd
Fuente: Tesorería General de la Nacióndfd

Se agotan las municiones para intervenir en la brecha

El hecho de que el Tesoro haya agotado su tenencia de títulos no implica, sin embargo, que el Gobierno no pueda seguir interviniendo en la brecha. “Eso era el poder de fuego del Tesoro, no del Banco Central. El Banco Central aparte tiene sus propias tenencias de títulos, sobre todo en Bonares”, recuerda Gabriel Caamaño Gómez, economista de Consultora Ledesma, quien añadió que también la ANSeS, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) tiene sus propias tenencias.

“Una cosa es intervenir vendiendo bonos para bajar el precio en pesos. Ahí gastas bonos y te vas quedando sin munición porque vendes, vendes y vendes. Y otra cosa, que es la forma menos eficiente de intervenir porque el mercado te arbitra, es intervenir haciendo las dos cosas: vender bonos contra pesos para bajarle el precio y con dólares recomprar el bono. Pero para eso, además de bonos necesitas dólares. Y lo que gastas terminás gastando son dólares, que tampoco tienen o tienen muy pocos”, sumó el economista.

Para Caamaño, el Gobierno quedó “complicado en todos los sentidos”. Por eso, añadió, es que “no están dándole divisas a casi nadie a través de SIRAs y está muy muy complicada la producción porque no tienen cómo pagar las importaciones”. Y cerró. “Está todo muy restringido porque las poquitas balas que les quedan las están usando para intervenir ahora”, cerró.

PUBLICIDAD

Misma lectura ofrece Martín Vauthier, economista y director de Anker Latinoamérica. “Hoy el Banco Central tiene escasa munición para intervenir en el mercado cambiario. Y ahí se observan varias decisiones para intentar cuidar ese stock de reservas líquidas tan escaso: por un lado, una fuerte restricción de importaciones, lo que le permite al Banco Central no perder reservas por el mercado oficial (MULC), y por el otro el hecho de que el 30% de la exportación pueda fluir por la vía del dólar financiero”.

Respecto del primer punto, Vauthier explicó que si bien esa restricción a las importaciones le está permitiendo al BCRA sumar saldos positivos en el MULC en los últimos días, también “tiene efectos negativos sobre el nivel de actividad y sobre la inflación”. Y desde el punto de vista del dólar financiero, marcó que “el hecho de que el 30% de la exportación pueda fluir por esa vía, le permite al Banco Central reducir su necesidad de intervención en dicho mercado aunque a costa de sumar menos reservas por el mercado oficial”.

El Banco Central tiene munición muy escasa en términos de reservas líquidas, que son negativas en más de US$10.000 millones. Con lo cual es una dinámica que refleja el deterioro del balance del Banco Central y la fragilidad macroeconómica que se traduce en niveles de inflación que son muy elevados”, indicó.

Cuánto gastó el Gobierno en intervenir en el dólar MEP este año

Al menos tres economistas privados consultados por Bloomberg Línea coinciden en que el Gobierno lleva gastados cerca de US$4.000 millones para contener a los dólares financieros desde que comenzó el año.

PUBLICIDAD

Ese ritmo de intervención, también coinciden, se aceleró en la antesala electoral. Solo en octubre, calculan que se habrían destinado cifras cercanas a los US$1.000 millones para ese fin. En dicho mes, cabe recordar, el ritmo de intervención oficial llegó a ser cercano a los US$100 millones diarios en las ruedas más álgidas de tensión cambiaria.

Y si bien luego de las Elecciones Generales el equipo económico del Gobierno pudo reducir de forma significativa esa necesidad de intervención, un reciente informe de Portfolio Personal Inversiones subrayó que el miércoles el Banco Central vendió US$47 millones para contener los dólares financieros: “Es importante mencionar que la cifra total de intervención de este miércoles es la más elevada desde el 20 de octubre, cuando la entidad se desprendió de US$68 millones en la antesala a las generales”.

Gentileza Salvador Vitellidfd