Gobierno de Milei se resiste a acelerar ritmo de devaluación e insiste con la dolarización

Dentro del equipo económico insisten en que el ritmo de crawling peg del 2% mensual no se modifica. En cambio, avanzan con el saneamiento del BCRA y recomponen reservas

Javier Milei, candidato presidencial de Argentina.
18 de febrero, 2024 | 05:00 AM

Buenos Aires — El equipo económico del Gobierno argentino no contempla, de momento, acelerar el ritmo de devaluación. En cambio, sigue dando los pasos necesarios para que pueda iniciarse el proceso de dolarización, instancia a la que Javier Milei definió como la puntada final del programa económico que puso en marcha dos meses atrás pero para la que “no dan los tiempos” en este 2024.

A pesar de que el dólar oficial viene corriendo a un ritmo del 2% mensual desde diciembre y que la inflación acumulada en los dos primeros meses de Milei superó el 51%, dentro del Palacio de Hacienda siguen sosteniendo que el ritmo de crawling peg no se modifica.

Esa decisión se fundamenta en dos motivos centrales. El primero, no agregarle combustible a la inercia inflacionaria, dado que convalidar una aceleración del crawling peg implicaría retroalimentar y convalidar mayor inflación hacia adelante.

Pero además, a principio de enero desde el equipo económico le habían adelantado a representantes de bancos que el programa buscaba una apreciación real del tipo de cambio y pusieron como referencia el valor del tipo de cambio real de febrero de 2016. Ese mes, el Índice del Tipo de Cambio Real Multilateral se ubicó en promedio en niveles de 102,5, mientras que al 15 de febrero se ubicaba en 114,4.

Afirman que Argentina recauda y gasta como un país desarrollado pero que pagan más los que menos tienen
Qué gana y qué arriesga Argentina acercándose a Estados Unidos y tomando distancia de China

Dentro del mercado, sin embargo, cada vez son más las voces que se preguntan sobre la sostenibilidad de este ritmo de devaluación. Ocurre que según cálculos de la consultora 1816, si el oficialismo mantiene el ritmo de crawling peg al 2% mensual hasta mediados de abril, el tipo de cambio real –sin tomar en cuenta impuesto PAIS para las importaciones ni la liquidación del 20% de las exportaciones al CCL– será similar al que había al momento de las PASO 2023. Es decir, previo a la devaluación que llevó al dólar oficial mayorista a ARS$350.

Si eso ocurre, añadieron desde la consultora en un informe, el tipo de cambio se ubicaría algo por debajo de los valores en los que se unificó el tipo de cambio durante el gobierno de Mauricio Macri.

Pero la resistencia a devaluar tiene, por ahora, otro fundamento: que el Banco Central continúa como comprador neto de divisas y sigue recomponiendo reservas. Según datos preliminares de la propia autoridad monetaria, en esta última semana de apenas tres días hábiles, compró US$656 millones. Así, acumula compras netas por US$7.594 millones desde el cambio de Gobierno.

PUBLICIDAD

¿Rumbo a la dolarización?

Esta recomposición de reservas que viene efectuando el Banco Central no solo resulta central para alejar las expectativas de devaluación hasta el inicio de la cosecha gruesa. También es crucial para el saneamiento del balance de la entidad que preside Santiago Bausili, paso necesario para iniciar el proceso de dolarización, al que Milei volvió a referirse en estos últimos días.

Santiago Bausili, presidente del Banco Central, y Luis Caputo, ministro de Economíadfd

En esa búsqueda de sanear la hoja de balance del BCRA, el equipo económico del Gobierno celebró esta semana otros dos hitos: por un lado, al adjudicar US$1.170 millones en su segunda subasta de la Serie 2 del Bopreal, logró absorber cerca de $1 billón, equivalentes a 9,3% de la base monetaria; por el otro, en la última licitación del Tesoro, colocó $4,9 billones y anunció una recompra de deuda en manos del BCRA (AL35) por $3 billones, que representa aproximadamente un 30% de la base monetaria.

Javier Milei hizo referencia justamente esta semana al nivel de la base monetaria para mostrar que su objetivo de dolarizar la economía no está lejos. En una entrevista, expresó que la misma está clavada en US$8.000 millones y que bajo su gestión ya se acumularon US$7.000 millones de reservas. Por ello, indicó: “Al tipo de cambio del mercado, estamos a un 87,5% de poder dolarizar”.

Dentro del mercado, sin embargo, todavía no ven que estén dadas las condiciones para esa dolarización. En buena medida, porque según cálculos de 1816, las reservas netas aún son negativas en US$5.500 millones. Además, agregaron, el Gobierno todavía debería resolver el stock de pasivos remunerados en pesos, que asciende a AR$29 billones en pases. “A pesar de haberse achicado un poco en dólares siguen siendo un obstáculo importante para cerrar un Banco Central con reservas netas negativas”, consignó la firma.

PUBLICIDAD

Con respecto al balance del BCRA, recordaron que el BCRA ha emitido puts sobre títulos soberanos con un valor de mercado de alrededor de $9,7 billones, que no están en su pasivo. “Vendrían a ser pasivos remunerados contingentes”, dijeron, en la medida que pueden ejercerse de un día para el otro y convertirse inmediatamente en pases pasivos.

Alfredo Romano, director de la consultora Romano Group y autor del libro ‘Dólarizar: un camino hacia la estabilidad económica’, tampoco ve que todavía estén dadas las condiciones para iniciar el proceso de dolarización.

Las necesidades de dólares varían porque algunos economistas creen que hoy ya están dadas las condiciones. Yo creo que todavía no, pero lo importante es rescatar base monetaria, son alrededor de 8.000 millones de dólares”, dijo. “Después los pasivos remunerados, ahí hay una discusión de cuánto realmente se puede necesitar, cuánto se puede salir a buscar el mercado y por eso yo hablo de que en los próximos 6 a 10 meses, Argentina va a terminar de tener las condiciones dadas para dolarizar”, agregó.

En sintonía con estas consideraciones, desde la consultora MAP también creen que hoy hay una baja viabilidad de dolarización en el corto plazo. “De los ejercicios planteados surge que la dolarización no parece viable en el corto plazo, dado que implicaría una corrección cambiaria demasiado alta o el acceso a financiamiento externo por cifras que hoy lucen fuera del alcance de las autoridades”, escribieron en un informe.

Si bien creen que el objetivo de dolarizar la economía podría seguir en pie, vemos improbable que esto ocurra en el corto plazo, dadas las condiciones macro actuales y futuras previstas”, agregaron.