La ansiedad se apodera de inversores a días de elección Argentina

El país está al borde de su sexta recesión en una década, el Banco Central carece de dólares y los argentinos sufren una inflación galopante

Foto: Erica Canepa/Bloomberg.
Por Scott Squires - Kevin Simauchi
18 de octubre, 2023 | 12:36 PM

Bloomberg — La angustia se extiende entre los tenedores de unos US$65.000 millones en bonos soberanos de Argentina previo a las elecciones presidenciales del domingo, con casi todos los escenarios posibles resultando en pérdidas para ellos.

Una victoria del candidato libertario Javier Milei podría dar paso a políticas aún sin probar para dolarizar la tambaleante economía de la nación. El plan pro-empresarial de Patricia Bullrich de levantar los controles de capital provocaría casi con toda seguridad otra devaluación del peso, mientras que el ministro de economía convertido en candidato, Sergio Massa, supondría la continuidad de las políticas de izquierda que los inversores consideran fracasadas.

Para los tenedores de bonos, esto ha creado una mezcla nociva. Durante semanas, la mayoría de los bonos en el extranjero de Argentina han permanecido por debajo de los 30 centavos de dólar, con rendimientos crecientes que indican que se avecina un décimo impago cuando se reanuden los principales reembolsos de deuda el próximo año.

Argentina se ha convertido en un país tóxico”, dijo Diego Ferro, fundador de M2M Capital en Nueva York, quien por ahora se mantiene alejado de los bonos. “No se puede hacer una tesis de inversión racional para el país. Es más parecido a un juego de azar en este momento”.

PUBLICIDAD
Fuente: Bloombergdfd

Es fácil entender por qué los inversores están tan inseguros: Argentina está al borde de su sexta recesión en una década, el Banco Central carece de dólares y los argentinos sufren el peso de una inflación galopante.

Los bonos del país con vencimiento a 2030 han resultado en pérdidas para sus tenedores del 40% desde que se emitieron durante el último acuerdo de reestructuración de 2020, según datos recopilados por Bloomberg. Esto se compara con una caída media del 18% en los bonos soberanos latinoamericanos durante el mismo periodo, según los datos.

Se trata de un cambio radical respecto al entusiasmo de hace tan sólo ocho años, cuando grandes fondos con sede en EE.UU. se apresuraban a entrar a Argentina apostando a que el país se volvería favorable a los negocios bajo la presidencia de Mauricio Macri. Después de que Macri no lograra devolver el crecimiento a la economía, la sorprendente victoria del izquierdista Alberto Fernández en 2019 hizo que los activos cayeran en picada, atrapando a los inversores y generando pérdidas masivas para los mayores acreedores privados de la nación.

PUBLICIDAD

He aquí tres posibles escenarios para los que se preparan los inversores:

Milei gana a lo grande

Los operadores de bonos temen que los precios de los títulos argentinos se irán en espiral si Milei, un combativo legislador al que a menudo se le compara con Donald Trump, gana la votación del 22 de octubre o se lleva un porcentaje considerable de votos antes de la segunda vuelta de noviembre. Su singular propuesta de enfrentar a los altos precios abandonando el peso en favor del dólar es una medida que, según muchos economistas, avivaría aún más la inflación a corto plazo. No se sabe cómo lo conseguiría sin una mayoría legislativa.

“En caso de una victoria de Milei, su falta de apoyo en el Senado y la Cámara Baja supondría un obstáculo para sus ideas más radicales”, dice Trevor Yates, analista de inversiones de Global X en Nueva York. “Si realmente quiere dolarizar la economía, tendrá que normalizar la política fiscal y económica a corto plazo”.

Bullrich se enfrenta a Milei

Recortar el déficit y levantar los controles de capital también forman parte de la plataforma de la ex ministra de Seguridad Bullrich. Los bonos podrían recibir un impulso si Bullrich -la opción preferida de muchos inversores- obtiene resultados suficientemente buenos el domingo.

Ha promovido a lo largo de su campaña un enfoque ortodoxo para combatir la inflación: recortar el gasto público y dejar de imprimir pesos para cubrir las facturas del Gobierno.

Es más una cuestión de quién tiene la mejor capacidad para aplicar las políticas después de las elecciones”, dice Claudia Calich, responsable de deuda de mercados emergentes en M&G Investments. Hay “una lista muy larga de cosas que tiene que hacer quien salga elegido”.

Massa pasa a la segunda vuelta

Los operadores temen que los precios de los bonos argentinos caigan aún más si Milei se enfrenta a Massa en la segunda vuelta de noviembre. Esto se debe a que se considera que Massa continuará con sus programas de gasto financiados mediante la impresión de dinero, lo que aumentará la inflación, que ya toca un 138%.

PUBLICIDAD

Milei contra Massa en una segunda vuelta, creo, sería el peor de los escenarios posibles”, dijo Patrick Esteruelas, de Emso Asset Management. Las tácticas populistas de gasto de Massa están “convirtiendo lo que ya era un cáliz envenenado para quien acabe sucediéndole, en un cáliz imbebible”.

El voto comodín

En cualquier elección, siempre existe la posibilidad de un resultado inesperado. Dados los mejores resultados de Milei en las primarias de agosto, las probabilidades de que el político sea eliminado para una segunda vuelta Bullrich-Massa son escasas, pero no imposibles. En ese caso, los inversores ven a Bullrich como probable ganadora, lo que empujaría al alza los precios de los bonos.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina y los precios de la deuda soberana donde están, hay que abrocharse el cinturón y prepararse para otra montaña rusa argentina”, afirma Ray Zucaro, director de inversiones de RVX Asset Management.

-- Con la colaboración de Zijia Song.

Lea más en Bloomberg.com