¿Milei está más cerca de dólarizar la economía argentina? Esto dicen los expertos

Bloomberg Línea consultó a Marina Dal Poggetto, Gabriel Caamaño, Salvador Vitelli y Alberto Ramos sobre la reciente afirmación del presidente argentino

¿Milei está más cerca de dólarizar la economía argentina? Esto dicen los expertos
30 de enero, 2024 | 04:00 AM

Buenos Aires — En una reciente entrevista concedida al Wall Street Journal, el presidente de Argentina, Javier Milei, sugirió que la acumulación de reservas internacionales por parte del Gobierno desde que asumió el 10 de diciembre representa una señal de que está logrando allanar el camino hacia la dolarización de la economía.

Según Milei, con las recientes compras de divisas y una eventual limpieza de los pasivos remunerados del Banco Central de la República Argentina (BCRA) -instrumentos de deuda de corto plazo- el país estaría en condiciones de dolarizar por una monto relativamente bajo.

En el último mes compramos US$5.000 millones y la base monetaria de Argentina es de cerca de US$7.500 millones. Por lo cual, si nosotros termináramos de limpiar los pasivos remunerados del BCRA, estaríamos en condiciones de dolarizar por muy poco dinero”, dijo al diario estadounidense.

Estas afirmaciones han vuelto a estimular el debate sobre la viabilidad y las implicaciones de una dolarización en Argentina. Bloomberg Línea consultó a los siguientes economistas y analistas financieros:

Gobierno de Milei vuelve a la carga con la ley Bases y el paquete fiscal
Milei se reunirá con Elon Musk en la planta de Tesla en Texas

Marina Dal Poggetto, EcoGo

Marina Dal Poggetto, directora de la consultora EcoGo, criticó los fundamentos detrás de la perspectiva de Milei.

Por un lado, resaltó que las reservas internacionales netas se encuentran en torno a los -US$10.000 millones, mientras que también señaló que el tipo de cambio de conversión utilizado por el presidente es casi ARS$600 más alto que el dólar oficial actual.

Milei vuelve a insistir con que cada vez estamos más cerca de la dolarización. Su cuenta es simple y falaz,” aseveró la economista, quien compartió con este medio tres comentarios al respecto:

PUBLICIDAD
  1. “Las compras acumulan US$5.900 millones, pero las reservas netas pasaron de -US$13.000 millones cuando asumió a -US$10.000 millones, y sin contabilizar como un pasivo en dólares la emisión de Bopreal por US$4.000 millones. En tanto, para calcular la base monetaria en dólares omitió advertir que usa un dólar de $1.400, 70% más alto que el actual y 13% más alto que la brecha. La base monetaria representa sólo 2,5% del PIB, pero en pesos asciende a $10,5 billones”.
  2. “Es cierto que los pasivos remunerados se vienen licuando a pasos agigantados, pero aún hoy después de que termine de impactar la colocación de Bopreal de la semana pasada todavía alcanzan a ARS$25 billones, 6% del PIB que representan dos terceras partes de los depósitos en el sistema financiero. Tomando el tipo de cambio oficial los pasivos remunerados representan US$30.000 millones”.
  3. “Asimismo, la diferente cotización entre la deuda en dólares (con paridades debajo de 40) y la deuda en pesos (con paridades en torno e incluso arriba) del 100% dependiendo de la indexación, con un perfil de vencimientos mucho más corto) responde a la existencia de un prestamista de última instancia que desaparece en forma instantánea si se dolarizara”.
Estimación de reservas internacionales de Romano Groupdfd

Salvador Vitelli, Romano Group

Salvador Vitelli, jefe de research de Romano Group, agregó más matices a la discusión sobre la dolarización, aunque ofreció una estimación menos negativa de las reservas internacionales.

Señaló que, principalmente por pagos de deuda con el FMI y organismos multilaterales, las compras de dólares por parte del Banco Central no se tradujeron directamente en un aumento de las reservas netas. “Hoy reservas netas estamos en torno a los US$7.500 millones negativos, que eso no necesariamente es un impedimento para la dolarización, pero sí pone en jaque la estabilidad de la dolarización.

“Con respecto a la base monetaria, hoy esa base está en torno a los US$8.500 millones aproximadamente, medido a dólar CCL, y Milei comentó un número inferior”, agregó.

En ese sentido, el analista advirtió también que las compras del BCRA “pueden llegar a generarse en menor volumen al empezar a entrar los pagos a importaciones y demás; quizá pueda pensar la dolarización más para un mediano plazo, pero no lo veo tanto en el corto”.

PUBLICIDAD

“El balance del Banco Central no está tan fortalecido para pensar en eso, es decir, hoy tenemos pases por alrededor de ARS$28 billones, que en definitiva eso termina siendo un volumen bastante abultado”, agregó.

Por último, Vitelli consideró que si el equipo económico de Milei “decide dolarizar con reservas netas negativas, quiere decir que lo estarían haciendo con los encajes bancarios, o con dinero que no es propio del Banco Central, sino que lo debe, ya sea al swap, deuda con los organismos internacionales, o bien los encajes”. Ese panorama denotaría “cierta fragilidad” sujeta al riesgo de una corrida, sentenció.

Gabriel Caamaño, Consultora Ledesma

Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma, cuestionó la viabilidad de una dolarización basada únicamente en la base monetaria.

Sería muy inestable solo dolarizar la base monetaria y esperar que no haya una corrida de depósitos si se menciona que solo hay dólares para la primera. Esto es especialmente poco creíble si observamos todos los recaudos que se están tomando hoy para no quitar el cepo.

Por otro lado, Caamaño argumentó que las expresiones del presidente al Wall Street Journal tampoco tomaron en cuenta que “el BCRA está emitiendo deuda en dólares a la par de esas compras de divisas (BOPREAL) y que el Tesoro tiene que hacer frente a vencimientos en deuda extranjera”. Asimismo, señaló que hoy la única fuente de divisas son las reservas acumuladas y la colocación de letras intransferibles, que se acumulen en el contexto de un reperfilamiento del acceso de los importadores a las divisas, lo que representa una demanda futura de dólares.

Caamaño concluyó que las declaraciones de Milei podrían generar más incertidumbre en un momento ya complicado con la ley omnibus y el DNU. “Creemos que en consecuencia puede sumar ruido innecesario, en donde ya hay incertidumbre creciente con el tema de la ley ómnibus y el DNU.

Alberto Ramos, Goldman Sachs

Alberto Ramos, de Goldman Sachs, consideró tener más reservas ciertamente mejora las perspectivas de un eventual proceso de dolarización, pero advirtió sobre los costos y los riesgos asociados. “La dolarización no es un almuerzo gratis. Tiene costos y limita el conjunto de herramientas de la política de gestión macroeconómica”.

PUBLICIDAD

Desde un punto de vista técnico, la dolarización tampoco es un paso fácil”, mientras que “preservarla y beneficiarse de ella a largo plazo es aún más difícil”, afirmó.

Ramos argumentó que la dolarización exige una política fiscal disciplinada y una economía flexible, lo que no se pueden dar por sentadas en Argentina.

Sin disciplina fiscal, la dolarización podría ser muy dolorosa o acabar colapsando”, concluyó.