Milei prioriza cumbre de extrema derecha sobre el Primer Ministro durante visita a Madrid

El presidente argentino viajó a España a participar de una conferencia del VOX y no se reunirá con Pedro Sanchez. Vínculos profundos, relaciones tensas

Milei prioriza cumbre de extrema derecha sobre el Primer Ministro durante visita a Madrid
Por Manuela Tobías - Jorge Valero
18 de mayo, 2024 | 05:39 AM

Bloomberg — Para la mayoría de los jefes de estado, sería impensable visitar otra nación, saltarse la reunión con su líder y en su lugar asistir a un mitin de la oposición.

Pero para el presidente argentino Javier Milei, es simplemente otro viaje para provocar. A un aliado histórico, nada menos.

Milei, quien pasó su campaña criticando a los principales socios comerciales de su país, llegó a Madrid el viernes para una visita que no mejorará las relaciones cada vez más deterioradas con el gobierno del primer ministro Pedro Sánchez.

En las últimas semanas intercambiaron burlas públicas y personales, y no se reunirán durante los tres días de Milei en la capital española. En su lugar, el líder libertario argentino pasará la tarde del domingo en un mitin de Vox, el partido de extrema derecha que es el crítico más feroz de Sánchez y que busca obtener ganancias significativas en las elecciones parlamentarias europeas de junio.

PUBLICIDAD

Desde que asumió el cargo en diciembre, Milei regularmente ha evitado los canales diplomáticos oficiales para planificar viajes al extranjero: pocas horas después de recibir al secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, en Buenos Aires en febrero, viajó a Washington para pronunciar un discurso en la Conservative Political Action Conference durante el fin de semana. Allí, le dijo a Donald Trump que desea que el ex presidente gane las elecciones de noviembre. No se planearon reuniones con Joe Biden u otros funcionarios de la Casa Blanca.

La estrategia ha ayudado a convertir a Milei en una estrella emergente en la derecha global, mientras que partidos como Vox se acercan y líderes como Benjamin Netanyahu de Israel y Giorgia Meloni de Italia lo acogen.

Pero también ha comenzado a generar preocupaciones entre analistas y observadores que temen que la política exterior combativa y altamente ideológica de Milei limite su capacidad para fortalecer las relaciones comerciales y de inversión que podrían ayudar a la alicaída economía de Argentina.

PUBLICIDAD

“Los viajes presidenciales de Milei son altamente excéntricos”, dijo Benjamin Gedan, director del programa de América Latina del Wilson Center. “Su agenda a menudo es personal, pierde oportunidades para atraer inversores, e irrita o al menos desconcierta a los líderes extranjeros”.

"La pregunta", agregó, "es si las preferencias políticas dogmáticas de Milei corren el riesgo de alienar a aliados naturales en Occidente que de otro modo están ansiosos por apoyar el reposicionamiento de la política exterior de Argentina y su programa de reformas económicas sensatas".

Vínculos profundos, relaciones tensas

España ha disfrutado durante mucho tiempo de estrechos lazos diplomáticos y económicos con los países de América Latina en general debido a su idioma común y pasado colonial. Esa relación ha sido desafiada por la aparición de China como un socio comercial clave a principios de siglo y obstáculos para la aprobación de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, el bloque aduanero cuyos miembros fundadores son Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

Las empresas españolas, incluidas Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, Banco Santander SA y la minorista Zara, siguen representando el segundo mayor stock de inversión extranjera directa en Argentina, solo por detrás de las empresas estadounidenses. Los vínculos se han mantenido fuertes en los últimos años gracias a la afluencia de inmigrantes argentinos que huyen de su miseria económica: casi 30,000 llegaron en el primer trimestre de 2023 y aproximadamente 500,000 ahora consideran a España su hogar, el doble de los que viven en EE. UU.

Sin embargo, China es ahora el segundo socio comercial más importante de Argentina después de Brasil, y España queda en la novena posición.

Milei y Sánchez, un socialista y aliado cercano de izquierdistas latinoamericanos como Luiz Inacio Lula da Silva de Brasil, Gustavo Petro de Colombia y Nicolás Maduro de Venezuela, siempre tendrían una relación política tensa que pondría a prueba esos vínculos.

dfd

Sus diferencias estallaron en una pelea total a principios de este mes cuando un miembro del gabinete de Sánchez sugirió que Milei había consumido drogas durante una aparición en televisión el año pasado. El argentino respondió con una extensa declaración oficial que acusaba a su homólogo español de implementar políticas que “solo traen pobreza y muerte”.

PUBLICIDAD

Se espera que el viaje profundice la división: Milei se reunirá el sábado con el legislador español Santiago Abascal, líder del partido antiinmigrante Vox, que espera que la presencia del argentino descontento con las herramientas políticas convierta en superpotencia el impulso electoral de la derecha en toda Europa.

“Será un gran evento para todos los partidos patrióticos, conservadores e identitarios de Europa”, dijo Jorge Buxadé, vicepresidente de Vox, sobre el mitin al que Milei asistirá durante una entrevista con Bloomberg News a principios de este mes.

El portavoz de Milei, Manuel Adorni, minimizó la controversia y dijo que el enfoque principal del viaje es reunirse “con los principales líderes empresariales españoles que invierten en Argentina”. Pero se negó a mencionar a ejecutivos específicos que Milei verá, y el gobierno de Sánchez está claramente preocupado por la naturaleza política de la visita.

"El presidente Milei ha decidido venir como líder de un grupo políticamente alineado, que es la extrema derecha de Vox en España, y no como presidente de la República Argentina ni como representante institucional buscando inversiones", dijo la vicepresidenta del gobierno, Teresa Ribera, en una entrevista. "Debe saber lo que está haciendo".

PUBLICIDAD

Las tensas relaciones entre los dos gobiernos “obviamente tienen un costo”, dijo Carlos Malamud, historiador argentino e investigador principal del centro de pensamiento Real Instituto Elcano en Madrid. “Sería bueno que los dos gobiernos suavicen sus discrepancias y fortalezcan una relación a nivel institucional que tiene bases muy sólidas”.

Queda por ver qué tan profundo podría ser el impacto de la crisis actual. Milei anteriormente se ha retractado de sus críticas a China y Brasil, intentando reparar las relaciones a medida que se vislumbra una posible repercusión económica, como un intercambio de divisas por US$18 mil millones con el Banco Popular de China.

PUBLICIDAD

Puede que siga un camino similar en España: Adorni dijo el jueves que se está planificando un viaje de seguimiento para reunirse con funcionarios de la administración de Sánchez.

La creciente cantidad de argentinos que viven en España, por otro lado, podría ayudar a proteger los lazos económicos de las diferencias políticas, como ha sido el caso de la relación de Argentina y Brasil en los últimos años.

“España sigue siendo nuestro principal inversor de la Unión Europea”, dijo Cornelia Schmidt-Liermann, directora de asuntos europeos en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales. “Los lazos diplomáticos solo se han intensificado recientemente debido a todos los jóvenes argentinos que hoy están en España. Incluso cuando las relaciones entre los gobiernos no son buenas, los vínculos entre las empresas y la academia se intensifican precisamente porque no podemos abandonar esta relación que está arraigada en nuestra identidad”.

Lea más en Bloomberg.com