Tensión cambiaria: Bancos le piden al BCRA el mayor envío de dólares físicos del año

Por la incertidumbre electoral y en medio de la suba de los paralelos, las entidades le solicitaron el envío de casi US$125 millones para este martes, el más elevado del año

Fotógrafo: Paul Yeung/Bloomberg
10 de octubre, 2023 | 05:15 AM

Buenos Aires — El termómetro que mide la tensión cambiaria en Argentina volvió a recalentarse. Por eso, y para prevenir cualquier malentendido, las entidades financieras del país le solicitaron al Banco Central (BCRA) el envío de casi US$125 millones para este martes, según reflejaron los datos publicados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE). Se trata del monto más alto para un solo día del año.

En medio de la escalada de los dólares paralelos, los bancos argentinos buscan resguardarse así de posibles ruidos vinculados a la solidez del sistema financiero local. Esta medida precautoria se da a pesar de que la liquidez en dólares del sistema se ubica en niveles récord. De acuerdo al último Informe Monetario Mensual del Central, correspondiente a septiembre y publicado el viernes pasado, la liquidez de las entidades financieras en moneda extranjera se ubica por encima del 82%.

También refleja que el efectivo en bancos trepó desde la zona del 20,3% de los depósitos en septiembre de 2022 hasta 27,5% un año después. Como contrapartida, se observa una caída de los encajes de niveles de 64,2% a 54,6%.

Fuente: BCRAdfd

Goteo de depósitos

Con esta solicitud de envío de 124,8 millones de dólares físicos, los pedidos de la semana alcanzan los US$128,8 millones mientras que el acumulado de octubre trepa a US$315,9 millones. Así, superan los pedidos de envíos de septiembre, que se ubicaron apenas por debajo de los US$200 millones.

Dólar blue hoy a pesos argentinos: cotización este viernes 2 de febrero en Argentina
Cuántas reservas vendió Sergio Massa para frenar al dólar en 2023, según el FMI

En sintonía con el BCRA, dentro de las entidades suelen remarcar este alto nivel de liquidez y solvencia del sistema financiero argentino en relación al nivel de depósitos. Y argumentan que esto se da por una variedad de razones.

En primer lugar, porque después de la crisis de 2001, la regulación les exige que solo puedan prestarles divisas a aquellos sectores que las generen, para evitar descalces. Un segundo factor que incide en este alto grado de solvencia, superior a la media mundial, son las altas expectativas de devaluación, que mantienen pisados los préstamos de dólares en mínimos inferiores a los US$4.000 millones desde diciembre de 2021.

Pero además, desde el sector marcan que esos altos niveles de liquidez no despejan aún temores de una sociedad que ya sufrió por la falta de solvencia, producto de ese descalce. Por eso, argumentan, es que de manera preventiva buscan tener alta disponibilidad de billetes (al menos en sus casas centrales o principales sedes), cuestión de poder para hacer frente a los retiros y que no puedan surgir dudas entre los ahorristas. Ante retiros por montos importantes, a lo sumo les piden a sus clientes que se comuniquen con antelación a fin de asegurarse la disponibilidad.

PUBLICIDAD

Según el último dato oficial disponible en la web del BCRA, correspondiente al 5 de octubre, las entidades contabilizaban dólares en efectivo por algo US$4.584 millones, por encima del promedio de los últimos años. En 2022 y 2021 y 2019, por ejemplo, dicho promedio se ubicó entre los US$3.500 y US$3.700, mientras que en 2020, año signado por la pandemia, ese promedio bajó hasta la zona de US$3.038 millones.

¿Por qué, pese a los retiros, los depósitos permanecen estables?

Economistas explican que a pesar de este goteo, los depósitos en dólares del sector privado no reflejan una salida abrupta de divisas por el siguiente motivo: las salidas se ven maquilladas por los dólares que compran los ahorristas y dejan depositados en su caja de ahorro.

Al intervenir en la brecha, el Banco Central crea depósitos nuevos, de todos aquellos ahorristas que compran dólar MEP. En la medida que los privados no retiren más dólares de los bancos que los que compran en el mercado bursátil, en términos netos no se reflejará esa salida de depósitos.