Tetaz, sobre la ley ómnibus: “El Gobierno la mató, la enterró y le clavó un puñal”

En una entrevista con Bloomberg Línea, el legislador advirtió que “ahora es difícil para el presidente avanzar en otras leyes porque tiene que ir a buscar a los diputados que insultó”

Martín Tetaz y Javier Milei
08 de febrero, 2024 | 05:00 AM

Buenos Aires — El diputado de la UCR Martín Tetaz consideró que el Gobierno “mató”, “enterró” y “le clavó un puñal” al proyecto de la ley ómnibus y analizó que “no tiene chance” de volver porque debería “regresar a foja cero”. Además, uno de los principales apuntados por el oficialismo tras el revés que sufrió el proyecto en Diputados aseguró que el presidente Javier Milei rompió el juguete de la conversación parlamentaria”.

“Ahora es difícil para el presidente avanzar en otras leyes porque tiene que ir a buscar a los diputados que insultó”, advirtió en una entrevista con Bloomberg Línea.

Por otro lado, y en línea con lo manifestado por el ministro de Economía, Luis Caputo, el también economista resaltó que “el proyecto de ley no tenía mucho impacto fiscal porque el Gobierno había retirado los artículos” en esa materia.

¿Cómo viste el planteo de los gobernadores durante el tratamiento? ¿Cómo crees que debería ser la relación entre gobernadores y Nación para alcanzar el equilibrio fiscal?

Yo no me meto en la relación entre los gobernadores y la Nación. Es un problema de los ejecutivos de las distintas jurisdicciones. Nosotros, cuando se trata el proyecto de ley, obviamente conversamos con los gobernadores de nuestro espacio político para saber cuáles son las necesidades de su provincia y ver si podemos ayudarlos, del mismo modo que conversamos con la Nación, con el presidente o con los ministros del presidente para ver de qué manera podemos colaborar y encontrar los caminos de colaboración, pero son poderes distintos. Uno es el Poder Ejecutivo y otro es el Poder Legislativo. Finalmente, los que terminan votando son los diputados, no los gobernadores.

EN EXCLUSIVA - Martín Tetaz: ‘no habrá margen para el gradualismo’ en 2023
Los 5 “renglones” para recortar el gasto público en 2024, según Martín Tetaz

¿Qué impacto puede tener en la economía lo sucedido, teniendo en cuenta que, según el ministro Caputo, no afectará la posibilidad de alcanzar el déficit cero?

El proyecto de ley no tenía mucho impacto fiscal porque el Gobierno había retirado los artículos con impacto fiscal. Particularmente, el ajuste a los jubilados, que era el ajuste fiscal más grande, lo había retirado. Y también había retirado el crecimiento de las retenciones, con lo cual no le quedaba al proyecto de ley nada que tuviera un impacto fiscal fuerte, la verdad. De modo que mucho impacto fiscal no tiene.

¿Qué esperás que ocurra de acá en adelante con el proyecto de ley?

El proyecto ya está terminado. El Gobierno lo mató, lo enterró, le clavó un puñal. No tiene chance ese proyecto de volver porque tendría que regresar a foja cero, pero, además, en esa tarea el presidente también rompió el juguete de la conversación parlamentaria. Ahora es difícil para el presidente avanzar en otras leyes porque tiene que ir a buscar a los diputados que insultó. Entonces, eso se hace complicado.

¿Por qué crees que fuiste señalado dentro de la lista que el Gobierno considera “traidores”?

El Gobierno había tenido un par de reuniones ya con los gobernadores desde el principio de enero, en las cuales había avanzado sobre una posibilidad alternativa, que era reflotar el Impuesto a las Ganancias o coparticipar el 30% del Impuesto PAIS. Finalmente, el Gobierno no cumplió ninguna de esas dos promesas. Entonces, cuando no cumplió eso y cuando adelantó Milei durante el fin de semana que estaba dispuesto a vetar si salía lo del impuesto PAIS, los gobernadores le retiraron el apoyo. Fue un problema de su relación con los gobernadores, que evidentemente no pasa por el mejor momento.

PUBLICIDAD

Luego, el Gobierno construye en paralelo, ¿no? Las paralelas, vos sabés, no se tocan. En una de las paralelas el Gobierno avanza pragmáticamente cediendo espacio de su Gabinete, por ejemplo, como lo hizo en su momento con la ANSeS o la AFIP a manos de la provincia de Córdoba, incorporando a Scioli, retirando proyectos de ley de Congreso, retirando artículos, como lo hizo con las retenciones y con otros artículos del Congreso, o como lo hizo consiguiendo el apoyo del Bloque Justicialista de la provincia de Tucumán, de los tres diputados del Frente para la Victoria de la provincia de Tucumán, negociando eso a cambio de sacar del proyecto de ley la libertad en el mercado del azúcar. En el mercado del azúcar no hay libertad porque hay tres votos acordados con el gobernador de Tucumán, entonces, va en una paralela construyendo con ese pragmatismo y en la otra paralela construye un discurso. O sea, está concentrado en la cuestión de la identidad y en la construcción de su propio discurso. Y en esa construcción del discurso y de su propia identidad ha elegido algunos rivales. Evidentemente, le resulta atractivo elegirme como rival. Y, entonces, elegir a los radicales como rivales en vez de pelearse con los que se tienen que pelear, que son los que le corrieron el voto.

¿Coincidís con lo que dijo Lousteau respecto de que Milei está incitando a la violencia contra el que piensa distinto?

El comunicado del partido pidió que no incite a la violencia. Nosotros tenemos que seguir teniendo actividad parlamentaria. Tenemos que seguir tratando leyes y buscando consensos por lo que es muy importante que se construya lo que se rompió. El respeto de los tres poderes no se puede lastimar. Tiene que cuidarse.