Tecnología

Bezos y su tripulación realizaron vuelo al espacio en cohete de Blue Origin

Bezos, de 57 años, dijo que planeaba viajar al espacio desde que tenía cinco años.

Jeff Bezos, fundador de Amazon y Blue Origin
Por Spencer Soper
20 de julio, 2021 | 02:59 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

El fundador de Amazon.com Inc., Jeff Bezos, y otras tres personas aterrizaron tras el primer vuelo al espacio de Blue Origin con pasajeros a bordo, un hito clave en el esfuerzo de la compañía por hacer viable el turismo espacial.

La cápsula de la compañía aterrizó en el oeste de Texas sobre las 8:22 de la mañana, hora local, unos 10 minutos después de su lanzamiento en el cohete New Shepard de Blue Origin. La tripulación iba a experimentar unos minutos de ingravidez mientras la nave se elevaba por encima de la línea de Karman a una altura de unas 62 millas (100 km) sobre la Tierra. Luego, la cápsula regresó a la Tierra con seis paracaídas.

PUBLICIDAD

La misión, aparentemente exitosa, culmina un mes histórico para las empresas de turismo espacial, después de que el multimillonario británico Richard Branson realizara hace nueve días un viaje a los cielos en una nave espacial fabricado por Virgin Galactic Holdings Inc, rival de Blue Origin. Ambas empresas están dispuestas a ampliar sus operaciones con planes para atraer a clientes súper ricos que paguen mucho dinero por una experiencia de viaje única.

Una cápsula de 3 metros de altura con grandes ventanales y asientos de cuero reclinables se desprende del propulsor y asciende más allá de la línea de Karman a 62 millas (100 kilómetros) sobre la Tierra, donde los pasajeros experimentan unos minutos de ingravidez y unas vistas inolvidables. A continuación, se volvieron a atar y cayeron hacia el suelo del desierto con seis paracaídas.

PUBLICIDAD

Blue Origin creó suspenso en torno al vuelo con una subasta muy publicitada. Un postor anónimo ofreció US$28 millones para volar junto a Bezos, pero lo que Blue Origin describió como un conflicto de horarios dejó una vacante para Oliver Daemen, el hijo de 18 años de un financiero holandés. También están a bordo: El hermano de Bezos, Mark, de 53 años, y Wally Funk, de 82 años, antigua aprendiz astronauta. Funk fue la persona de mayor edad en viajar al espacio y Daemen la más joven.

El viaje suborbital se produjo nueve días después de que el multimillonario Richard Branson demostrara las capacidades de su empresa rival embarcando en una nave de Virgin Galactic y realizando un vuelo similar a una altura inferior de 53,5 millas, donde los pasajeros también experimentaron la ingravidez. Ambas empresas quieren vender viajes de placer al espacio a los turistas adinerados. Las excursiones altamente publicitadas de sus multimillonarios fundadores sirven como voto de confianza en la seguridad de tales viajes.

Bezos, de 57 años, dijo que planeaba viajar al espacio desde que tenía cinco años. Fundó Amazon.com Inc. como un negocio de libros en línea desde el garaje de su casa en Seattle en 1994 y lo convirtió en el mayor minorista en línea del mundo, convirtiéndolo en el hombre más rico del planeta con un patrimonio neto que supera los US$200.000 millones según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Ha estado vendiendo acciones de Amazon para financiar Blue Origin, que tiene su sede en Kent (Washington), cuenta ahora con 3.500 empleados y también construye motores de cohetes utilizados para lanzar satélites. Bezos dejó el cargo de CEO de Amazon a principios de este mes para convertirse en presidente ejecutivo del gigante comercio electrónico.

PUBLICIDAD

El vuelo de Branson a principios de este mes robó algo de protagonismo al lanzamiento de Bezos y provocó una disputa en las redes sociales. Blue Origin criticó el vuelo de Virgin Galactic en un tuit del 9 de julio, calificándolo como “avión de gran altitud” con ventanas insignificantes. Blue Origin dice que tiene las ventanas más grandes del espacio. El lunes, Virgin Galactic deseó en Twitter al equipo de Blue Origin un “vuelo exitoso y seguro”.

A pesar de la lucha por el turismo espacial, el objetivo final es hacer rutinarios estos viajes en cohetes que se reutilicen como los aviones. El cohete New Shepard volverá a una plataforma de aterrizaje para poder ser reutilizado en lugar de romperse en la atmósfera. Los cohetes reutilizables son la clave para reducir el coste de los viajes espaciales, lo que podría hacerlos más accesibles. Blue Origin no ha revelado el precio previsto de los futuros viajes espaciales ni la cantidad que pagará el adolescente.

-- Con la asistencia de Justin Bachman.

PUBLICIDAD