Asia

El gigante chino Ganfeng dice que el litio podría volver a máximos históricos

“La industria está creciendo rápidamente y tenemos una previsión muy optimista sobre el consumo de litio”, dijo el vicepresidente Wang Xiaoshen.

Ganfeng, que recaudó 628 millones de dólares en una colocación de acciones este mes, ha realizado recientemente nuevas inversiones en proyectos en México y Mali.
Por Annie Lee
24 de junio, 2021 | 05:00 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Ganfeng Lithium Co., el proveedor de litio que está expandiendo una ola de adquisiciones, afirma que existe la posibilidad de que un mercado más ajustado para el metal de las baterías haga que los precios vuelvan a alcanzar un récord.

El tercer productor mundial de productos químicos de litio, utilizados en baterías para vehículos eléctricos y almacenamiento de energía a escala de red, se está posicionando para sacar provecho a medida que el mercado se recupera de una caída de más de dos años que terminó en septiembre.

“La industria está creciendo rápidamente y tenemos una previsión muy optimista sobre el consumo de litio”, dijo el vicepresidente Wang Xiaoshen en una entrevista. “No puedo descartar la posibilidad de que los precios del litio reboten hasta el nivel de 2018”.

PUBLICIDAD

Los precios del litio se dispararon desde 2015 hasta mediados de 2018, ya que la creciente demanda de los fabricantes de automóviles eléctricos superó la oferta disponible de una pequeña red de empresas mineras y de refinado. Una prisa posterior para añadir nuevas fuentes de materias primas, principalmente de las minas australianas y las operaciones de salmuera de América del Sur, luego hizo caer el metal.

Los movimientos de la industria para detener el desarrollo de nuevos proyectos en medio de esa venta han supuesto un estrechamiento a corto plazo del mercado del litio, y Wang dijo que llevará tiempo que las expansiones reactivadas y las nuevas operaciones aporten nuevos suministros. Esto podría provocar un déficit a finales de este año o en 2022, dijo.

Al mismo tiempo, la demanda tanto de vehículos con baterías como de sistemas de almacenamiento para energías renovables está aumentando rápidamente. “Intensificaremos los esfuerzos de exploración de recursos de litio para satisfacer las necesidades del mercado”, dijo Wang.

PUBLICIDAD

Ganfeng, con sede en Jiangxi, que recaudó 628 millones de dólares en una colocación de acciones este mes, ha realizado recientemente nuevas inversiones en proyectos en México y Mali, que se suman a las participaciones en operaciones de minería y salmuera en lugares como Argentina, Australia y China.

La aceleración de las ventas de coches eléctricos y los programas gubernamentales de estímulo destinados a fomentar la adopción de energías más ecológicas están contribuyendo a las perspectivas positivas del litio. Se espera que la demanda de baterías de iones de litio se multiplique por diez para 2030, según BloombergNEF.

“Los precios de los productos químicos de litio aún tendrán margen para subir a finales de año, la demanda de baterías de vehículos eléctricos y de almacenamiento de energía sigue siendo fuerte”, dijo Xiaoyi Liu, analista de Shanghai Metals Market.

Aun así, hay riesgos de que se repita la caída del sector en 2018, según Wang. Los precios podrían retroceder si los mineros disparan los proyectos de suministro demasiado rápido, o si el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos disminuye, dijo en la entrevista del lunes.

Si bien el mercado del litio seguirá siendo ajustado durante los próximos dos años, más allá de eso “los productores de litio tendrán que gestionar el crecimiento de la oferta de manera sostenible para evitar otro desplome de los precios como ocurrió en 2018”, dijeron los analistas de BNEF Kwasi Ampofo y Peng Xu en una nota este mes.

A más largo plazo, la recuperación de metales, incluido el litio, a través del reciclaje de baterías también tendrá un impacto en el mercado. Ganfeng cuenta actualmente con instalaciones de reciclaje en China capaces de manejar unas 65.000 toneladas de baterías gastadas al año, y está considerando construir plantas en el extranjero, según Wang.

PUBLICIDAD

Hasta que no haya una industria de coches eléctricos más desarrollada, y mayores volúmenes de paquetes de baterías, que suelen durar al menos ocho años en un vehículo, es probable que siga siendo una pequeña fuente de suministro, y puede representar sólo alrededor del 10% al 15% del mercado de litio después de 2040, dijo.

“Tenemos clientes y fabricantes de automóviles que hacen consultas sobre el suministro de carbonato de litio reciclado o hidróxido de celdas retiradas”, dijo Wang. “Es que las baterías disponibles para reciclar son todavía relativamente pocas en este momento”.


PUBLICIDAD