Economía

El crédito en Colombia crecerá, pero seguirá limitado

De acuerdo con S&P se expandirá entre 5% y 7% en 2021-2022. Dice también que los efectos sociales y económicos del Covid-19 limitarán la demanda.

Actualmente la calificación soberana para Colombia con S&P es de BB+ con perspectiva estable. . Photographer: Scott Eells/Bloomberg
Por Daniel Guerrero
29 de julio, 2021 | 08:04 AM

Bogotá — La economía colombiana atraviesa por su proceso de recuperación tras la crisis que desató el Covid-19 en el mundo. Se tiene previsto que el desempeño económico del 2021 sea muy superior al del año anterior.

No obstante, la agencia calificadora de riesgos Standard and Poor’s, que apenas hace un mes rebajó la deuda colombiana a basura, prevé que el crédito en el país crecerá entre 5% y 7% entre este y el próximo año. El piso de su estimación está por debajo de las proyecciones de alza en el PIB que maneja el Gobierno Nacional para 2021 (6%).

“El crecimiento económico renovado debería impulsar la demanda de crédito. Sin embargo, las protestas en curso y la proximidad de las elecciones nacionales del próximo año podrían frenar una recuperación económica más rápida y la expansión del financiamiento”, dijo S&P.

PUBLICIDAD

Ver más: Ara, Éxito y Olímpica seguirían en la carrera por el negocio de Justo & Bueno

Según la calificadora, los efectos sociales y económicos negativos de la pandemia de Covid-19 limitarán la demanda de crédito.

De acuerdo con cifras recientes de la Superintendencia Financiera de Colombia el crédito hasta mayo tuvo un decrecimiento real anual del 2,4% y el saldo de cartera del sistema financiero fue de $534,3 billones.

PUBLICIDAD

Con respecto de Colombia, S&P advirtió que con la economía debilitada, junto a las protestas que aún hay en el territorio nacional; y las elecciones del próximo año, derivarán en una lenta recuperación que presionará la calidad de activos y la rentabilidad.

No obstante, en su análisis de la banca regional tiene a los bancos colombianos entre los que tendrán mejores indicadores.

“Esperamos que la rentabilidad mejore en 2021 a medida que las necesidades de aprovisionamiento se moderan y los márgenes aumentan. Prevemos que los bancos brasileños tendrán el desempeño operativo más sólido como resultado de su mezcla diversificada de ingresos y de menores necesidades de aprovisionamiento, seguidos por los bancos chilenos y colombianos”, sostuvo S&P.

También dice que la recuperación del consumo de los hogares, la política fiscal contracíclica de apoyo y las condiciones externas favorables podrían respaldar el crecimiento económico en el periodo 2021-2022, lo que a su vez respaldará a los bancos colombianos.

Pero al tiempo lanzó una alerta dado que aproximadamente un tercio de los balances de los tres bancos más grandes de Colombia están expuestos a Centroamérica. Dice que ello impulsa la diversificación, pero el crédito mercantil relacionado con adquisiciones y mayor riesgo económico en esta región estresa la capitalización.

Ver más: Estos son los 10 proyectos de ley que el Comité del Paro llevó al Congreso

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo destacó que Colombia comenzó a adoptar las reglas de capitalización de Basilea III en enero y el próximo año los bancos deben cumplir con el índice de fondeo estable de 100% (neto).

“En nuestra opinión, el regulador está fortaleciendo la supervisión e impulsando la proactividad y la transparencia para evitar un posible deterioro de los fundamentales crediticios de los bancos”, aseguró la firma.

Sobre la calidad de los activos la firma manifestó que espera que “el índice de activos improductivos alcance un máximo de aproximadamente 4.5% en 2021, totalmente cubierto con reservas, moderándose hacia 3.75%-4.00% entre 2022 y 2023, al tiempo que las reservas para pérdidas crediticias representarán 3.25% de la cartera total de crédito en 2021 (después de alcanzar su pico de 3.8% en 2020) y bajar a 2.6% en el periodo 2022-2023”.

PUBLICIDAD

Pero enfatiza la firma que “antes del cierre de 2020, los bancos aprovisionaron grandes cantidades para adelantarse a una posible caída en la calidad de activos, lo que perjudicó significativamente la rentabilidad. Debido a que esperamos menores requerimientos de reservas en los próximos dos años, proyectamos que el retorno a activos será de 1.3%- 1.8% en 2021-2022, frente al 0.8% del año pasado”.

Evolución regulatoria

Dice S&P que la implementación de las reglas de capitalización de Basilea III podría tener repercusiones en nuestros índices de capital ajustados por riesgo, y los bancos buscarán aumentar los depósitos minoristas para fortalecer los índices de fondeo estable netos regulatorios.

PUBLICIDAD

Sobre qué esperar para el próximo año alertó que las señales iniciales de cambios de política de la Fed para aumentar gradualmente las tasas de interés podrían acelerar este camino en Colombia, lo que tendría implicaciones significativas para los ingresos de los bancos por sus inversiones y carteras de crédito.

Finalmente manifestó que la magnitud de la recuperación económica en 2021 dará más visibilidad sobre el potencial daño que la crisis podría representar para los bancos en términos de calidad de activos y rentabilidad.

PUBLICIDAD