EE.UU.

Activision, que lucha contra la controversia laboral, supera las estimaciones

Aunque los resultados superaron las estimaciones, las ventas disminuyeron con respecto a hace un año.

Bloomberg Línea
Por Kelly Gilblom
03 de agosto, 2021 | 06:28 PM

Bloomberg — Activision Blizzard Inc., el gigante de los videojuegos actualmente en el centro de la controversia sobre el acoso y el sexismo en la industria, informó de resultados trimestrales que superaron las proyecciones de Wall Street y elevó sus perspectivas para el año.

El fabricante de juegos populares como Call of Duty y World of Warcraft dijo el martes que el beneficio del segundo trimestre, excluyendo algunas partidas, ascendió a 91 centavos por acción. Esto se compara con las estimaciones de los analistas de 75 centavos. Los ingresos ajustados ascendieron a US$1.920 millones, superando las previsiones de US$1.890 millones.

Aunque los resultados superaron las estimaciones, las ventas disminuyeron con respecto a hace un año. El sector está sufriendo la resaca de la oleada de juegos de hace un año, durante los primeros días de la pandemia de Covid-19 y la cuarentena. Su rival, Take-Two Interactive Software Inc., emitió el lunes un tibio pronóstico para el balance de su año, lo que hizo bajar sus acciones.

PUBLICIDAD

Ver más: Ferrari publica ganancias antes de que nuevo CEO tome el mando

Activision, el mayor fabricante independiente de juegos de Estados Unidos, también se enfrenta a un desafío legal por la llamada cultura “bro” en los juegos, un término machista para el sexismo y el acoso en la industria dominada por los hombres.

Estas acusaciones han perseguido a la empresa durante años y volvieron a salir a la luz el mes pasado cuando Activision fue demandada por una agencia estatal de California, que alegó que las mujeres de la empresa eran objeto de acoso constante, desigualdad salarial y represalias.

PUBLICIDAD

Además, un inversor de Activision demandó el martes a la empresa ante un tribunal federal de California, alegando que conocía la investigación estatal en curso sobre su cultura laboral, pero que la omitió en sus declaraciones públicas.

La compañía, con sede en Santa Mónica, California, dijo que está tomando medidas para mejorar el ambiente de trabajo. Los ejecutivos abordaron algunos de los problemas en una llamada con analistas, añadiendo que además de contratar a un bufete de abogados externo para investigar las acusaciones de sexismo, eliminaría el contenido “inapropiado” en sus juegos en respuesta a las quejas de los empleados, sin ser más específicos.

El martes por la mañana, Activision anunció que J. Allen Brack, presidente de su división Blizzard, deja la empresa. Muchas de las acusaciones de la demanda estatal se produjeron antes de que fuera nombrado para el puesto. Blizzard representó una cuarta parte de los US$8.010 millones de ventas de Activision el año pasado.

La empresa nombró a Jen Oneal, una veterana de Activision con 18 años de experiencia, y al exejecutivo de Microsoft Corp. Mike Ybarra, que llegó hace dos años, como nuevos líderes de la división.

Algunos analistas preguntaron a la dirección de la empresa durante la llamada de resultados si la agitación causada por la demanda y la baja moral de los empleados afectaría a la productividad. Oneal, la única mujer que habló entre la media docena de hombres que la empresa puso a disposición de los interesados, no abordó el tema directamente, pero dijo que estaba viendo “grandes progresos”.

“Hay mucho trabajo por delante, pero la pasión y la productividad ya están aquí”, dijo. “Y cuando nuestra gente se sienta segura y apoyada el resto se va a encargar de sí mismo”.

PUBLICIDAD

Las acciones de Activision subieron hasta un 6% en las operaciones prolongadas tras el anuncio de los resultados. Las acciones perdieron un 3,5% hasta los US$79,83 al cierre en Nueva York. Además de la noticia de Take-Two de ayer, las acciones de los juegos se vieron perjudicadas por los comentarios de los medios de comunicación estatales chinos, que describieron sus productos como un “opio espiritual” que había que frenar. Tencent Holdings Ltd., la empresa más valiosa de China, cayó un 6,2%.

Revisión interna

Bobby Kotick, director general de Activision durante tres décadas, dijo a finales de julio que la empresa había contratado al bufete de abogados WilmerHale para que revisara las políticas de la compañía, admitiendo que la dirección había hecho oídos sordos.

Cientos de empleados se manifestaron la semana pasada frente a las oficinas de Activision para mostrar su apoyo a la demanda y protestar por la respuesta de la empresa.

PUBLICIDAD

Kotick, de 58 años, también se ha enfrentado a las críticas de los inversores por su salario, que ascendió a US$154,6 millones el año pasado, en su mayor parte en forma de premios en acciones por varios años.

Ver más: Nutresa facturó 8,5% más y las ganancias subieron en 11,5% hasta junio

PUBLICIDAD

La empresa tomó la inusual medida de prolongar el referéndum sobre el pago después de su reunión anual en junio antes de anunciar que se aprobó por un estrecho margen. Activision se quejó de la información “engañosa” que podría haber influido en los accionistas en contra de su plan de compensación para ejecutivos.

Para el tercer trimestre, Activision prevé un beneficio de 65 centavos por acción, excluyendo elementos, 10 centavos por debajo de las estimaciones de Wall Street. Las ventas serán de US$1.850 millones, por encima de las previsiones de los analistas. La empresa prevé ahora un beneficio para todo el año de US$3,76 por acción y unos ingresos de US$8.650 millones, ambos por encima de su proyección de hace tres meses.

PUBLICIDAD