Actualidad

Colombia, entre los “lugares críticos” por inseguridad alimentaria

La FAO destaca la necesidad de tomar medidas en cinco “lugares críticos” en América Latina y el Caribe.

Los migrantes venezolanos dirigen un puesto de comida callejera en una terminal de autobuses en Maicao, La Guajira, Colombia, el viernes 10 de agosto de 2018.
04 de agosto, 2021 | 01:53 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — Colombia tiene 3,5 millones de personas con inseguridad alimentaria grave, lo que suscita “especial preocupación” ante el elevado número de ciudadanos en esa condición y los factores que la empeoran.

“La inestabilidad social y la crisis económica” son los factores clave de la inseguridad alimentaria que afecta a Colombia y a los migrantes venezolanos en el país, concluyó un reporte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos.

PUBLICIDAD

“Además, el número de personas desplazadas se duplicó con creces de enero a mayo de 2021 en comparación con el mismo período en 2020, y al menos 27.000 personas han sido confinadas debido a la inseguridad. La mayoría de los hechos violentos ocurren en áreas rurales y afectan a poblaciones campesinas y étnicas; podrían seguir debilitando las capacidades productivas de las comunidades vulnerables y aumentar la dependencia de la asistencia alimentaria”.

Ver más: PRIMICIA: “En Colombia las reformas estructurales siempre son atacadas con irracionalidad”: Iván Duque

PUBLICIDAD

El país suramericano hace parte de este grupo junto a países con graves problemas para garantizar la alimentación como Afganistán, Burkina Faso, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Haití, Honduras, Sudán y la República Árabe Siria.

Colombia junto con Chad, la República Popular Democrática de Corea, Myanmar, Kenia y Nicaragua “se han agregado a la lista de puntos críticos, en comparación con la edición de marzo de 2021 del informe”, según la ONU. Entre tanto, Venezuela no está incluida por falta de datos recientes.

El informe da cuenta de que Colombia no está garantizando no solo el acceso a los alimentos a su población, sino que tampoco lo está haciendo con los cerca de 1,7 millones de migrantes y refugiados venezolanos, de los que el 73 % estaba al borde del hambre en 2020.

Ver más: Coronavirus: ¿qué países de Latinoamérica están cerca de la inmunidad de rebaño?

PUBLICIDAD

En este sentido, se sugieren acciones anticipatorias como “la distribución de efectivo a las personas más vulnerables en áreas rurales y urbanas para mitigar el impacto de los incrementos esperados en los precios de los alimentos”.

Para ello, “se necesitan US$34,6 millones que garanticen el acceso a la comida, la nutrición y los medios de vida con los que apoyar a los migrantes venezolanos y a las comunidades de acogida en las zonas rurales fronterizas mediante la rehabilitación de los sistemas de agua, la producción rápida de alimentos y forrajes, y la entrega de alimentos de emergencia”.

PUBLICIDAD

De otra parte, se tiene que Guatemala, Honduras y Nicaragua afrontarán la inseguridad alimentaria ante “una posible reducción en sus cosechas y los efectos socioeconómicos de la pandemia”.

“La falta de alimentos podría afectar a 3,5 millones de personas en Guatemala y a 3,3 millones en Honduras, mientras que en Nicaragua alrededor de 300.000 personas tienen un consumo de alimentos insuficiente y es probable que su situación empeore en los próximos meses”.

PUBLICIDAD

Entre tanto, alrededor de 4,4 millones de personas se enfrentaron a una inseguridad alimentaria aguda entre marzo y junio de 2021 en Haití, en donde “la inestabilidad macroeconómica” junto “al impacto de las condiciones secas en la temporada agrícola principal” y el “empeoramiento de la situación de seguridad en medio de la crisis política” son los detonantes de la situación.

Ver más: Lo que el Índice Big Mac desvela sobre las monedas de Latinoamérica

PUBLICIDAD