Actualidad

El diálogo electoral de Venezuela iniciará la próxima semana en México

¿Quiénes representarían a cada bando? ¿Qué países supervisarán las conversaciones? Esto fue lo que revelaron a Bloomberg fuentes con conocimiento directo del asunto.

Diálogo electoral en Venezuela iniciará próxima semana en México.
Por Alex Vasquez
04 de agosto, 2021 | 02:57 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Se espera que representantes del Gobierno y la oposición venezolana se reúnan la próxima semana en Ciudad de México para iniciar las negociaciones destinadas a poner fin a un enfrentamiento político antes de las elecciones regionales de noviembre, según personas con conocimiento directo del asunto.

Ver más: AMLO confirma que negociaciones electorales de Venezuela tendrán lugar en México

El líder de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, y el gobernador del estado de Miranda, Hector Rodríguez, negociarán en nombre del presidente Nicolás Maduro, mientras que la oposición enviará al exlegislador y exalcalde de Baruta, Gerardo Blyde, junto con un representante de cada uno de los principales partidos, dijeron las personas que solicitaron no ser identificadas ya que el tema no se ha hecho público.

PUBLICIDAD

Se espera que los políticos se reúnan el 13 de agosto con la intención de firmar un memorando de entendimiento que establezca un marco para conversaciones más detalladas en septiembre que conducirían a acuerdos sobre las condiciones y términos de la votación a finales de este año.

Noruega, que medió las negociaciones en 2019, supervisaría las conversaciones junto con las delegaciones de Rusia y Francia, que ayudarán a negociar por Maduro y la oposición liderada por Juan Guaidó, respectivamente, dijeron tres de las personas. Argentina y Holanda también fueron invitados, indicaron.

El objetivo es crear una serie de condiciones para que todas las fuerzas políticas participen en las elecciones de gobernadores y alcaldes a nivel nacional, el 21 de noviembre, y así poner fin a un estancamiento de cinco años en el que los principales partidos de oposición han boicoteado las votaciones anteriores. La participación de la oposición se considera una prueba clave para Maduro que intenta convencer a Estados Unidos de que relaje las sanciones económicas levantando las prohibiciones a políticos y partidos.

PUBLICIDAD

Rodríguez y Blyde declinaron comentar sobre las perspectivas de viajar a México la próxima semana o los detalles de las conversaciones. Se seleccionó a México porque se considera un lugar neutral para albergar el evento, sin embargo, un portavoz de la cancillería mexicana negó tener información al respecto.

Tres intentos anteriores de llegar a un acuerdo electoral fracasaron, el más reciente en Noruega y Barbados en 2019. Pero Maduro ha dicho que el Gobierno está abierto a nuevas conversaciones. El mes pasado, el mandatario indicó que está dispuesto a “sentarse en una agenda realista, objetiva, verdaderamente venezolana para llegar a acuerdos parciales de paz, para que se levanten todas las sanciones criminales”.

Juan GuaidóFotógrafo: Gaby Oraa / Bloombergdfd

No está claro si el exvicepresidente de la Asamblea Nacional Stalin González, un aliado cercano del excandidato presidencial Henrique Capriles, asistirá al diálogo. El bloque liderado por Capriles insiste en que antes de iniciar la negociación, la oposición debe decidir si inscribe candidatos. El período de inscripción se extiende desde el 9 hasta el 29 de agosto.

Geoff Ramsey, analista de Venezuela en la Oficina de Washington para América Latina, dijo que esta negociación podría diferir de rondas anteriores porque existe un entendimiento, en Washington y en Caracas, de que no habrá una solución de la noche a la mañana, sino una transición a largo plazo.

“La idea de que una presión máxima conduzca por sí misma, y sin negociación, a un gran avance ha sido completamente desacreditada”, dijo. “Eso es muy positivo y muestra la posibilidad de construir acuerdos parciales y graduales”.

Guaidó, quien lidera la Asamblea Nacional paralela de la oposición, ha dicho que las negociaciones deben enfocarse en un calendario electoral que incluya futuras votaciones presidenciales y legislativas, y no solo la de alcaldes y gobernadores de este año.

PUBLICIDAD