Economía

Pobreza en México aumenta a 55,7 millones de personas en 2020 a causa de la pandemia

Se suman 3,8 millones de personas más, de acuerdo con el Coneval.

La pandemia golpeó los ingresos de la población mexicana.
05 de agosto, 2021 | 10:55 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — La crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia dejó un saldo en México de más personas en situación de pobreza.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer la mañana de este jueves que la población en situación de pobreza aumentó de 51,9 millones de personas en 2018 a 55,7 millones de personas en 2020, lo que significa que hay 3,8 millones de nuevos pobres.

En porcentaje, la población mexicana en pobreza subió de 41,9% en 2018 a 43,9% en 2020, lo que representó un aumento de 2 puntos porcentuales en el periodo de referencia, reveló el Consejo, que es el organismo oficial en México para medir la pobreza.

PUBLICIDAD

El porcentaje de la población en situación de pobreza extrema presentó un incremento de 7% a 8,5% entre 2018 y 2020 y el número de personas en esta situación se incrementó de 8,7 a 10,8 millones de personas, este cambio implicó 2,1 millones más de personas pobres extremas.

Además, la Medición de la Pobreza 2020 reportó que la población vulnerable por ingresos también registró un alza en el bienio de referencia.

En 2020 el 8,9% de la población fue vulnerable por ingresos, esto es un alza respecto de 2018, cuando 8% de la población se ubicó en esa situación, lo anterior implicó que el número de personas vulnerable por ingresos subió de 9,9 en 2018 a 11,2 millones de personas en 2020.

PUBLICIDAD

La población no pobre y no vulnerable registró una ligera disminución en términos relativos, pero un incremento en números absolutos en el periodo de referencia.

El Coneval indicó que el porcentaje de la población no pobre y no vulnerable bajó de 23,7% a 23,5% de 2018 a 2020, mientras que el número de personas en ese estatus subió de 29,3 millones a 29,8 millones de personas en el lapso mencionado.

“La presentación de la Medición de la Pobreza 2020 ofrece un primer panorama completo de las implicaciones de la pandemia en el ingreso y las carencias sociales de los mexicanos”

afirmó el secretario ejecutivo de Coneval, José Nabor Cruz Marcelo, quien ofreció una conferencia de prensa esta mañana en conjunto con los 6 investigadores académicos del Consejo

Indicó que entre 2018 y 2020 el ingreso corriente total per cápita disminuyó 6.9% al pasar de 4,848.2 pesos en 2018 a 4,514.7 pesos mexicanos en 2020 (207 dólares americanos con tipo de cambio al cierre de agosto de 2020).

De todas las fuentes de ingreso, las remuneraciones por trabajo subordinado fueron las que más cayeron el año pasado como efecto de la pandemia, es decir, los salarios que perciben los trabajadores formales con IMSS o trabajadores ocupados en negocios no inscritos al Seguro Social, pero que pueden estar dados de alta al SAT u operar en la informalidad, pero con trabajadores subordinados.

“Frente a la caída del ingreso por la emergencia sanitaria, es necesario mejorar la progresividad de las transferencias públicas para atenuar las afectaciones de los hogares de menor ingreso en forma prioritaria”

sostuvo el secretario ejecutivo.


Más mexicanos carecen de acceso a salud

Los indicadores de carencias sociales empleados para la medición de la pobreza identifican elementos esenciales del derecho, en este sentido, entre 2018 y 2020 el número de carencias promedio de la población en situación de pobreza pasó de 2,3 a 2,4. En el caso de la población en situación pobreza extrema, el número de carencias promedio se mantuvo en 3,6.

En el periodo de referencia, el mayor retroceso fue en la carencia de acceso a los servicios de salud y, de acuerdo con los investigadores académicos de Coneval, esto se atribuye, entre otros factores, a la desaparición del Seguro Popular para dar paso al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), así como a la reconversión de hospitales para atender COVID-19, lo que implicó dejar de brindar atención a pacientes con otras enfermedades.

PUBLICIDAD

Entre 2018 y 2020, la carencia por acceso a los servicios de salud presentó un incremento de 16,2% a 28,2%, un alza de 12 puntos porcentuales. Este cambio representa un incremento de 15,6 millones de personas al pasar de 20,1 a 35,7 millones de personas.

“En materia de salud, es urgente que la transición al Insabi asegure la atención efectiva de la población y el pleno conocimiento sobre su funcionamiento y disponibilidad”

urgió Cruz Marcelo.

Otras carencias que aumentaron en menor medida son el rezago educativo con un incremento de 0,25 puntos porcentuales y la carencia por acceso a alimentación nutritiva y de calidad en 0,31 puntos porcentuales.

La carencia por acceso a la seguridad social sigue mostrando la incidencia más alta en 2020 con 52% de la población (es decir 66 millones de personas), a pesar de presentar una disminución de 1,5 puntos porcentuales respecto a 2018.

PUBLICIDAD

Entre 2018 y 2020, se observó una disminución a nivel nacional de los indicadores de la carencia por calidad y espacios de la vivienda y de la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda de 1,7 puntos porcentuales cada una.

Esta historia fue actualizada a las 15:50 horas.

PUBLICIDAD