Economía

Roque Benavides: “No me extrañaría que se den algunos retrasos en inversiones”

Conversamos con el presidente del directorio de Compañía de Minas Buenaventura sobre la coyuntura política y económica en el Perú, así como los cambios que se darían en el sector minero con el nuevo gobierno.

09 de agosto, 2021 | 01:58 pm
Tiempo de lectura: 10 minutos

Lima — El 28 de julio Pedro Castillo asumió la presidencia del Perú. A poco más de una semana y con el anuncio del nuevo gabinete ministerial, liderado por Guido Bellido Ugarte, los mercados e inversionistas continúan navegando en incertidumbre a nivel local. Bloomberg Línea Perú conversó con Roque Benavides, expresidente de la Confiep y presidente del directorio de Buenaventura, quien comparte sus expectativas sobre el nuevo gobierno y lo que se vendría para el sector minero en el país.

Tuvo una reunión con el titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem). ¿Qué temas se discutieron?

PUBLICIDAD

Fue el día martes a pedido del ministro. Nos recibió muy puntualmente y nos transmitió que no es un antiminero, sino (que busca) promover que las empresas trabajen con el Estado y no a través de las ONG. Y por supuesto habló también de la rentabilidad social, que es un tema que habrá que ir definiendo a lo largo de estas próximas semanas.

¿Hay algún esquema ya diseñado para este objetivo de rentabilidad social que ha planteado el gobierno de Pedro Castillo?

PUBLICIDAD

No. En verdad creo que es una idea muy general que coincide con lo que en el fondo en la industria minera formal y responsable hemos venido haciendo, integrándonos con la comunidad, trabajando con los agricultores y los ganaderos, y transmitiendo la posibilidad de que las empresas se juntarán para promover infraestructura, cosa que se hace también en varias partes del mundo. Sonó relativamente sensato el tema.

VER MÁS: Dólar en Perú alcanzó nuevo máximo histórico: “La subida es puramente por riesgo político”

¿Qué impresión tiene usted hasta el momento sobre el gabinete Bellido?

Lo he repetido muchas veces. El gabinete Bellido en su conjunto es una afrenta a la democracia y a la población. Lo que nosotros esperábamos es que hubiera un gabinete mucho más de consenso, convocando a las fuerzas que están mucho más representadas en el Congreso y que son un reflejo de lo que fueron las elecciones, pero ese no ha sido el caso. Creo que el señor Bellido no tiene los pergaminos para ser primer ministro y hay varios de sus ministros que tampoco los tienen.

PUBLICIDAD

¿Cree que la composición del gabinete está generando mucha inestabilidad de cara al mundo empresarial?

Pero claro. Poner al señor Béjar como ministro de Relaciones exteriores es realmente una afrenta a lo que es el mundo globalizado e inclusive con otros ministros. Hay varios que están muy cuestionados y lo he dicho en la conferencia de prensa después de la presentación de los resultados de Buenaventura.

PUBLICIDAD
Perú: Guido Bellido, presidente del Consejo de Ministros, niega renunciar ante críticas a su nombramiento.dfd

Hay varios gremios que señalan que estas decisiones están generando un retraso en las inversiones privadas. ¿Ve un panorama similar en el sector minero? ¿Sería así en el caso de Buenaventura?

Creo que se pierde un poco el entusiasmo con los mensajes que hemos escuchado durante la campaña. No me extrañaría que se den algunos retrasos en inversiones. Vamos a ver qué sucederá. En el caso de Buenaventura nosotros estamos avanzando con nuestros proyectos en función a lo que veamos en las próximas semanas y meses. Creo que habrán cambios (en el gabinete). La presión mediática y de la población hará que haya cambios. La presión que se está dando a nivel de la prensa es impresionante y hasta el propio gobierno ha tenido que dar pasos atrás en el nombramiento de muchos funcionarios.

PUBLICIDAD

¿Han tenido algún acercamiento con parlamentarios o bancadas congresales?

Personalmente, ninguno. Tengo que reconocer que conozco a la señora Maricarmen Alva (presidenta del Congreso), por quien tengo un gran aprecio. La conozco de hace muchos años y tengo un gran lazo de amistad con ella y su esposo. Pero más allá de eso, no he hablado para nada con ella.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Congreso promulga ley que permite a hombres de 50 años a más jubilarse de forma anticipada

¿Cuál es su perspectiva en la coyuntura actual sobre la economía peruana?

PUBLICIDAD

A mí me preocupa mucho la subida el dólar. Hoy día la remuneración mínima vital ha bajado por efecto del tipo de cambio y eso es preocupante, porque la gente más necesitada se va a ver muy frustrada. Cuando escucho que entrevistan a las amas de casa en la radio, se quejan de la subida de precios. Eso no se veía en el Perú de esta manera hace años y es producto de la desconfianza que se ha generado. Espero que este gobierno recapacite y se dé cuenta que el mundo ha cambiado. Estamos en una época en la que el comunismo quedó demostrado que fracasó y no tiene ningún sentido regresar a ese tipo de políticas.

La Sunat informó que ya han cancelado la totalidad de una deuda tributaria que mantenían con el Estado.

Nosotros teníamos el requerimiento de la Sunat e hicimos una emisión de bonos con ese objetivo específico. Hemos pagado pero por supuesto seguimos litigando porque consideramos que es absolutamente injusta la acotación tributaria. Hemos tenido que hacer esta emisión de bonos que fue exitosa y nos permitió cancelar esa deuda, pero seguimos luchándola.

Minera Buenaventura canceló deuda tributaria a Sunat por más de S/2.134 millonesdfd

Es decir, se ha pagado la deuda pero apuestan a que el pago se revierta.

Nosotros esperamos que así sea.

Se ha hablado de revisar los contratos de estabilidad tributaria. ¿Cómo toma esto y el discurso que dio el presidente Castillo?

Alguien me enseñó que para evaluar un discurso político -y especialmente uno de Castillo- hay que analizar cuántas veces uno repite las palabras. Y la repetición del “pueblo” creo que va a tener que cambiar, pero también he aprendido que hay que analizar qué palabras no se dicen. No habló una sola palabra sobre el narcotráfico, ni sobre la competitividad, tan importante para la economía peruana. Y el mensaje de elegir un gabinete donde de 19 ministros 17 son hombres y solo 2 son mujeres tampoco es bueno. Creo que el mensaje xenófobo que dio en el discurso tampoco fue lo que hubiese esperado.

Yo lo digo con un sentido constructivo y ojalá cambiemos esa actitud.

VER MÁS: La creciente operación de Polar en Perú, Chile y Ecuador

¿Cómo ve usted las perspectivas de inversión en el sector minero para este segundo semestre? ¿Qué señales se tienen que dar para que la economía continúe en esta senda de recuperación?

Es evidente que venimos de un quinquenio muy complicado con mucha inestabilidad política. Eso se ha exacerbado con el mal manejo de la pandemia, que ha generado lo que considero una tormenta perfecta para las elecciones que se dieron este 2021. Lamentablemente los resultados de esas elecciones son la tormenta perfecta. Del 2005 al 2010 el Perú creció 40%; del 2010 al 2015 el Perú creció 25%; del 2015 al 2020 el Perú creció 0%. Todo eso ha sido una tormenta perfecta. Lamentablemente tenemos una polarización política. Mucha gente dice que el Perú va hacia el comunismo. Sinceramente no creo que sea el caso. Creo que el 50% que ha ido con la señora Fujimori tiene que ver con gente que quiere que continúe lo que sucede en el mundo exitoso, que es la economía social de mercado; y que el otro 50% que ha ido con Castillo también contiene un voto anti Keiko, y por lo tanto el sector que debe creer en una economía comunista y cerrada no es sino el 20% o 30%.

Ya se argumenta que el comunismo ya está en el poder. ¿Lo ve así también?

Creo que si las instituciones democráticas del Perú funcionan, el Congreso de la República del Perú está dividido en 11 bancadas distintas, porque son 10 donde Perú Libre -donde lidera el señor Cerrón y el señor Castillo-, en el fondo, son dos bancadas en una. Unos siguen al señor Cerrón, declarado marxista-leninista; y el otro sector es de profesores -quién sabe, radicales- que siguen al profesor Castillo. Por lo tanto es en el Congreso en donde creo que se dará el campo de batalla. Va a ser muy difícil que las posiciones radicales sean las exitosas. Tengo la esperanza de que vamos a poder moderar esta discusión. No es cosa menor lo que ha pasado en Cuba y las reacciones que se dieron, porque eso impacta en todo el vecindario. Esta no va a ser la situación ideal para el país, pero creo que tampoco es el fin del mundo.

Con respecto a la polarización, ¿hay algo que se pueda impulsar desde el sector privado para generar más cohesión?

Creo que en los países tenemos que dialogar y llegar a los consensos. Si podemos ser autocríticos, creo que el sector empresarial ha debido participar muchísimo más. Yo critico a mis colegas empresarios por no sacar la cara. Es importante reconocer que en el Perú hay un sector empresarial muy pujante, admirable y honorable en muchísimos aspectos. Los escándalos de corrupción, esencialmente Odebrecht y el Club de la Construcción, nos han impactado muy negativamente. Pero creo que tenemos que dar la cara, salir con entusiasmo, con optimismo. El Perú es más grande que sus problemas. Como decía el poeta Vallejo, hay hermanos muchísimo que hacer. Y cuando hablamos de tanto por hacer, es precisamente para quienes tienen peores condiciones económicas y sociales. No es la primera ni será la última crisis que enfrentemos.

¿En el sector empresarial no hubo un discurso también muy polarizante?

Seguramente habrá gente muy asustada, que no ha vivido lo que nosotros sí hemos vivido en el pasado. En el Perú se perdieron décadas de desarrollo en los setentas, ochentas... pero estoy convencido y soy optimista de que de esta vamos a salir.

Ya se habla de que los altísimos precios del cobre que hemos visto en los últimos meses representan un superciclo para el metal rojo. ¿Cómo puede aprovechar el Perú este superciclo para seguir creciendo?

Creo que es importante transmitir un mensaje. Se habló mucho en la campaña presidencial sobre la tributación minera. El hecho de que el precio del cobre haya subido ha detonado que haya un impuesto adicional a la minería que hoy el sector minero de cobre ya paga 57% de impuestos. La gente cree que la minería paga 30% de impuesto a la minería, pero paga mucho más. En general la minería contribuye con más del 35% de toda la recaudación fiscal en el Perú. Eso es muy importante y mucha gente no lo sabe. Lo ideal es poner en valor los US$60.000 millones que tiene el Perú en proyectos mineros. Eso incrementaría enormemente la recaudación fiscal y reduciría la descentralización del país. Me parece que mucha gente ignora la contribución que hace la minería porque la mayoría de peruanos vivimos de espaldas a la sierra, al área rural. Yo le pido a los empresarios mineros que convenzan a nuestro políticos lo constructivo que es poner en valor todos esos recursos que hoy no producen.

El actual ministro de Economía, Pedro Francke, mencionó tras la segunda vuelta que él esperaba que las empresas mineras puedan conciliar con el gobierno planes prudentes para tributar un poco más, a raíz de los altos precios del cobre y las mayores ganancias en el sector. ¿Usted percibe que más allá de lo que ya tributa el sector minero hay espacio para negociar o dialogar una mayor tributación por las ganancias más altas?

Muchos preguntan si el sector minero “aceptaría”. No se trata de aceptar o no. Quien decide eso es el gobierno. Pero cuando se dan disposiciones de ese tipo, hay que tomar en consideración la competitividad del Perú. Yo soy profesor en la UNI y dicto (sobre) la sostenibilidad. Parte de esa sostenibilidad en el Perú es la tributaria. El Perú hoy compara positivamente el pagar más impuestos con los casos de Australia, Canadá y Chile. Si queremos seguir desarrollando nuestros recursos naturales con inversión extranjera y nacional como esos ejemplos, lo que necesitamos es ser competitivos desde el punto de vista tributario. Tendremos que discutirlo, pero el sector minero formal y responsable no puede no pagar todos sus impuestos. Nadie paga impuestos con gusto, pero creo que hay que tomar en consideración principalmente la sostenibilidad del sector minero.

En una entrevista antes de que este gobierno asumiera, el ministro Francke también consideró que una gestión presidencial de Pedro Castillo podría manejar de mejor manera los conflictos sociales. Hemos visto el caso del corredor minero recientemente ¿Usted lo ve así?

Creo que lo que necesitamos en el Perú es mucho más diálogo y presencia del Estado. Desde el sector minero vemos una falta de presencia del Estado. Solamente van cuando hay un conflicto, y los conflictos se generan porque la gente está frustrada, porque no ven que los recursos regresan a sus regiones, y eso es obligación y responsabilidad del Estado, que no logra redistribuir la riqueza como debería. Si es que el ministro Francke se refiere a que habrá una mejor gestión del Estado, no podría sino estar de acuerdo con él.

Le puede interesar:


PUBLICIDAD