Panamá: fuerte incremento de migrantes que pasan por el país de camino a EE.UU. alarma a las autoridades

Más de 19.000 migrantes llegaron a pie a Panamá desde Colombia el mes pasado en comparación con los 1.007 de enero.

Migrantes esperan para abordar botes en un puerto de la región colombiana de Necoclí.
Por Matthew Bristow
10 de agosto, 2021 | 03:22 PM

Bloomberg — El número de migrantes que atraviesan una de las selvas más peligrosas del mundo para llegar a Estados Unidos se ha multiplicado casi por 20 desde principios de año, abrumando las ciudades que son parte de su ruta y amenazando con agravar la crisis en la frontera sur de Estados Unidos.

Más de 19.000 migrantes llegaron a pie a Panamá desde Colombia el mes pasado en comparación con los 1.007 de enero, según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Panamá. Ellos procedían de más de 30 países diferentes, entre ellos Bangladesh y Sierra Leona. Pero los haitianos y los cubanos eran los más numerosos.

El flujo de personas exhaustas y hambrientas que emergen de la selva tropical del sur de Panamá suele disminuir en esta época del año, ya que las fuertes lluvias hacen que la ruta sea aún más peligrosa. Sin embargo, en este caso el número, dijo Erika Mouynes, ministra de Asuntos Exteriores de Panamá.

“Es, en condiciones normales, uno de los lugares más lluviosos del mundo. Y cuando se añade la temporada de lluvias, es extremadamente fangoso, y muy difícil”, dijo Mouynes el lunes, en una entrevista. “Pensábamos que esas cifras iban a bajar. No ha sido así”.

PUBLICIDAD
Migrantes esperan para abordar botes en la ciudad colombiana de Necoclí.dfd

Mouynes entabló conversaciones de emergencia el 11 de julio con representantes de Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y México, para intentar frenar el flujo. Dijo que es la primera vez que estos países mantienen conversaciones a nivel ministerial para abordar el problema.

Ver más: Colombia y Panamá pactan reforzar lucha contra el tráfico de migrantes

Gran parte del pico actual está relacionado con los haitianos que abandonaron su país hace años y que habían estado trabajando en Chile hasta que un cambio en la ley que entró en vigor en abril les dificultó la estancia allí. Otros haitianos habían estado viviendo en Brasil, y más de 1.600 de los que cruzaron el mes pasado eran menores nacidos de padres haitianos en Chile o Brasil, según la agencia de migración de Panamá.

PUBLICIDAD

Incluso antes de eso, la migración había mostrado una tendencia al alza a medida que se suavizaban las restricciones a los viajes en todo el mundo, y la pandemia provocaba un aumento de la pobreza en los países en desarrollo.

El gráfico muestra el aumento de los cruces ilegales a través de la frontera de Panamá.dfd

Panamá quiere que algunos de sus vecinos del sur cierren un vacío legal que permite a personas de todo el mundo llegar a Estados Unidos a través de países sudamericanos que no exigen visados.

Migrantes de países tan lejanos como Uzbekistán, Angola y Egipto vuelan a la región y luego se dirigen al norte de Colombia. Allí se acaban las carreteras y deben continuar el viaje durante seis o siete días a pie por la tierra de nadie conocida como el Tapón del Darién, uno de los lugares más mortíferos del planeta, donde pueden morir de hambre, ahogarse en un río, ser atacados por animales salvajes o sufrir robos o violaciones a manos de otros migrantes.

Frente unido

Naciones como Panamá, Colombia y Costa Rica, que meramente son países de tránsito, están tratando de formar un “frente unido” para pedir a sus vecinos que ayuden a controlar mejor el flujo, dijo Mouynes. Las autoridades colombianas dijeron la semana pasada que hay más de 10.000 migrantes en la pequeña ciudad de Necoclí, una de las últimas paradas antes del Tapón del Darién.

Colombia ya estaba lidiando con otra crisis migratoria por la llegada de 2 millones de venezolanos en los últimos años.

Panamá tiene actualmente unos 3.000 migrantes viviendo temporalmente en campamentos, a los que se les proporcionará transporte gratuito a Costa Rica, el siguiente país en la ruta hacia EE.UU. Pero es difícil para Panamá planificar cuando el número de migrantes puede fluctuar de 16 un día a 1.500 al siguiente, y cuando pueden aparecer en pequeñas ciudades a cualquier hora del día o de la noche, dijo Mouynes.

Menos del 1% de los migrantes que llegan a Panamá a pie están buscando asilo, dijo. Casi todos ellos quieren seguir hacia el norte para llegar finalmente a Estados Unidos.

PUBLICIDAD

La migración se ha convertido en uno de los mayores retos políticos para la administración del presidente estadounidense Joe Biden, y el aumento a través de Panamá se suma al incremento desde Guatemala, El Salvador y Honduras este año. La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos encontró 210.000 migrantes indocumentados el mes pasado, la mayor cifra en más de dos décadas, según la Oficina de Washington para América Latina, que estudia los derechos humanos en la región.