PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Tiene 31 años, es argentina y una de las principales productoras de Broadway: la historia de Valentina Berger

Se fue del país hace 12 años, produjo decena de obras y montó una escuela de formación artística que en pandemia reclutó 15.000 alumnos.

Valentina Berger en Broadway
13 de agosto, 2021 | 11:00 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos


Apenas terminó el colegio secundario y con 19 años, Valentina Berger partió a Estados Unidos con una beca bajo el brazo para estudiar Arts Management. Así dejó los pocos meses de estudio en la carrera de Administración de Empresas para perseguir un sueño que iba más allá del amor al arte y los musicales.

PUBLICIDAD

Rápidamente comenzó a hacerse un lugar en la competitiva escena de Broadway como productora y como educadora. “Yo veo los proyectos siempre de una manera 360°”, cuenta Berger. “A mí me gusta agarrar un proyecto desde que es una idea hasta que termina y después sigue”, dice entusiasmada y se diferencia de los actores que entran cuando la obra ya está cocinada.

“Estuve en Kinky Boots desde que Cindy Lauper se sentaba en la oficina y escribía las canciones, hasta que estuvo en Broadway, y luego se fue de tour por todo el mundo. Ocho años lleva ese proyecto. Los actores en cambio entra en el proyecto un ratito y se van”, remarca. Esa capacidad y gusto por estar coordinando integralmente en una obra es algo que quizás arrastra desde su corto pasado universitario. Estoy escribiendo o proyectando algo y armo un excel; otros productores me dicen ‘la gente escribe guiones’; pero no: yo armo un excel en mi cabeza.

PUBLICIDAD
Foto: Gabriel Machadodfd

Por esa cabeza pasaron obras como Once, Matilda, Rock of Ages, Les Misérables, Evita, Mamma Mia, Rocky, Sleep No More y Fuerza Bruta, entre otros.

Sin embargo siempre destaca Spider-Man, la primera obra en la que se involucró y que demandó US$20 millones. Hoy lo recuerda con mucho cariño, pero en ese momento fue muy estresante: “El primer día de función un spider-man se cayó desde un andamio, el segundo se fue al foso de la orquesta. ¡Había como 20 spider-mans! Y durante meses se seguían accidentando. Si algo me enseñó esa experiencia es que hay que seguir adelante, los productores en Broadway siguen siempre adelante”, afirma.

En paralelo, creó la academia de artistas GO Broadway que además de ser una formadora de talentos es una gran usina de artistas para la escena teatral neoyorquina.

Ver más: La mejor chef del mundo es peruana: conoce más sobre Pía León, quien dirige el restaurante Kjolle

PUBLICIDAD

El proyecto arrancó con un simple evento de Facebook donde convocaba a profesores que quisiera sumarse al programa de estudios que ella misma pergeñó y donde apuntaba principalmente a artistas latinoamericanos que quisieran ingresar al mundo de Broadway.

“Mi objetivo no es solo formarlos como artistas, sino también para que puedan ser directores, conozcan el detrás de escena y sepan de lo que les están hablando en cada proyecto”, enfatiza y cuenta que pudo reclutar a los mejores docentes de cada área.

PUBLICIDAD
Llegó hace 12 años a Nueva York y hoy es una de las productoras más importantes de la escena.dfd

Empezó con 30, 40, y la cifra de alumnos iba subiendo, hasta que llegó la pandemia y decidió implementar la virtualidad, para la cual ya se había preparado mucho antes. Hoy esas decenas de alumnos se transformaron en 15.000 y el negocio dejó de moverse para siempre solo en la dimensión presencial.

“Cuando un joven viene a EE.UU vienen a formarse. Son dos semanas de formación porque no quiero que pierdan el foco. Aunque el programa es educativo, en todos los proyectos que produzco y encaro siempre me gusta incluir a los chicos de Go Broadway”, detalla Berger.

PUBLICIDAD

La procedencia de los alumnos es variada pero se reparte en un 50% de Argentina y el resto de otros países de Latinoamérica.

“Les va muy bien acá y los ayudamos a insertarse en el mercado americano, pero también les mostramos que está bueno estar en Argentina”, resalta. “Yo siempre digo que Broadway está buenísimo, pero es una parada no tiene por qué ser el punto de llegada. Muchos lo idealizan. Allá hay muchas oportunidades pero también hay muchos actores, ellos tienen que tener en claro si quieren trabajar en este oficio porque se pueden frustrar muy rápido”.

PUBLICIDAD

Aunque empezó y su empresa creció por mucho tiempo siendo ella sola, hoy ya cuenta con un equipo de 15 personas, aunque no desatiende ningún aspecto de la empresa y sigue formándose en negocios y en administración.

“Tengo socios en Broadway porque allá es fácil armar una LLC. Uno se asocia por proyectos, y cuando terminas se disuelve. Los equipos se arman y desarman y es más fácil conseguir fondos e inversiones. El 80% de los productores son banqueros, abogados o gente de otros rubros que decide producir ahí”, cuenta.

PUBLICIDAD

Ver Más: Más aperturas y reuniones sociales: ¿Argentina está en vías a recuperar la normalidad?

Berger nunca se fue del todo de Argentina. Recientemente sumó la producción de “RENT” y “Madres” en el país, junto a su socio el director Carlos Mentasti. Y aunque el mercado de teatro musical en la Argentina es muy acotado, apuesta a ampliar las propuestas, así como a llevar el género a las plataformas de streaming.

En su excel mental aún está completando un musical de navidad que está escribiendo, quizás algo para cine o televisión y un posible desembarco en Madrid y Australia.

“Siempre use la camiseta argentina con mucho orgullo. Me encanta ser argentina y eso es lo que me distingue en Broadway y me conocen por eso”, concluye.

PUBLICIDAD