Actualidad

EE.UU. debe reinstaurar programa ‘Quédate en México’ el sábado

Se espera que el jefe del Departamento de Seguridad Nacional recurra al máximo tribunal para detener la reimplementación.

no siguió los procedimientos federales adecuados para poner fin a los Protocolos de Protección a Migrantes.
Por Laurel Calkins
20 de agosto, 2021 | 11:42 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Un tribunal federal de apelaciones ordenó al Gobierno de Biden reinstaurar la ampliamente criticada política de la era Trump que obliga a los solicitantes de asilo en la frontera sur esperar en México para que sus casos sean procesados.

El tribunal de apelaciones rechazó la petición de la nueva Administración de postergar el plazo para restrablecer el programa, impuesto la semana pasada por un juez en Texas, durante al menos siete días para dar tiempo a la Casa Blanca para solicitar la intervención de la Corte Suprema. Se espera que el jefe del Departamento de Seguridad Nacional del presidente Joe Biden recurra a la brevedad al máximo tribunal para detener la reimplementación de la política mientras continúa la batalla legal.

PUBLICIDAD

Los abogados de la Administración Biden habían argumentado que no es factible reinstaurar la política en un plazo tan corto.

El juez federal de distrito Mathew Kacsmaryk, en Amarillo, Texas, dictaminó el 13 de agosto que el secretario de Seguridad Nacional de Biden, Alejandro Mayorkas, no siguió los procedimientos federales adecuados para poner fin a los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) establecidos por Trump en 2019.

PUBLICIDAD

El juez, designado por el expresidente Donald Trump, también rechazó las advertencias del Departamento de Justicia de Biden de que los tribunales y los estados no deberían sustituir su juicio por las decisiones de política exterior del presidente ni inmiscuirse en la diplomacia internacional. Kacsmaryk ordenó a los funcionarios federales de inmigración que reinstauren el programa el sábado por la mañana.

Dos jueces de apelación, también designados por Trump, coincidieron el jueves con el juez de la causa en aceptar una evaluación de la Administración Trump de que el programa había suprimido los cruces fronterizos ilegales y desalentado a los migrantes de tratar de desaparecer dentro de Estados Unidos mediante la presentación de solicitudes de asilo que no planeaban seguir.

El Gobierno de Biden y los defensores de los migrantes rechazaron esa evaluación de la Administración anterior, diciendo que no estaba basada en datos empíricos.

El tribunal de apelaciones también dijo que los estados se estaban viendo perjudicados económicamente por una avalancha de inmigrantes que necesitan servicios sociales como atención médica, educación y licencias de conducir, todo lo cual Texas está obligado a proporcionar a cada residente por ley. Texas señaló que más de 50.000 solicitantes de asilo fueron devueltos a esperar en México bajo el programa solo en la frontera de Texas.

PUBLICIDAD

Quédate en México

Biden suspendió el programa ‘Quédate en México’ en su primer día en el cargo para cumplir una de sus principales promesas de campaña: revisar las políticas de asilo e inmigración de EE.UU. de una manera más humana. En junio, abandonó por completo los MPP después de que los funcionarios de seguridad nacional dijeron que, según un estudio de sus costos y beneficios, era más conveniente dejar que los solicitantes de asilo esperaran en EE.UU.

Texas y Misuri presentaron una demanda, alegando que Biden no consideró si la política de Trump había logrado frenar los cruces fronterizos y disuadir a los migrantes de conseguir puntos de apoyo ilegales en EE.UU. con solicitudes de asilo sin valor. Quince estados liderados por los republicanos presentaron documentos que respaldan la impugnación.

PUBLICIDAD

Abogados de la Administración de Biden respondieron que los cruces de la frontera suroeste, que actualmente se encuentran en máximos históricos, comenzaron a aumentar cuando el programa aún estaba en vigor. También argumentaron que muchos solicitantes de asilo han abandonado las solicitudes legítimas porque las deplorables condiciones de salud y seguridad hacen que esperar en México sea demasiado arriesgado.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, los jueces de inmigración de EE.UU. han rechazado solicitudes de asilo porque los migrantes no podían cruzar la frontera de forma segura para acudir a sus citas con el tribunal o carecían de abogados que les ayudaran a realizar el proceso.

PUBLICIDAD

La Casa Blanca señaló que México no ha accedido a empezar a aceptar de nuevo a los solicitantes de asilo estadounidenses, ya que ha desmantelado en gran medida la infraestructura de los MPP en su lado de la frontera. Kacsmaryk y el panel de apelación dijeron a la Administración de Biden que podría reinstaurar unilateralmente la política y que México se ajustaría, como lo hizo cuando Trump instituyó el programa la primera vez.


PUBLICIDAD