Negocios

Goldman redefine reglas; exigirá uso de cubrebocas en oficinas

A partir del miércoles, se requerirá el uso de mascarillas, independientemente del estado de vacunación.

Sede central de Goldman Sachs en Nueva York.
Por Sridhar Natarajan
24 de agosto, 2021 | 08:21 PM

(Bloomberg) — Dos meses después de que Goldman Sachs Group Inc. liderara el regreso de Wall Street a la oficina, la compañía imita ahora las tácticas de sus rivales más cautelosos y exige a sus trabajadores que usen cubrebocas y demuestren que han sido vacunados contra el covid-19 para poder ingresar a los lugares de trabajo en Estados Unidos.

Las medidas de seguridad más estrictas, anunciadas al personal el martes, señalan la creciente precaución en Goldman, que recibió el regreso de los empleados a su sede de Nueva York en junio con música en vivo y camiones de comida. A partir del miércoles, se requerirá el uso de mascarillas, independientemente del estado de vacunación, dijo una portavoz de la compañía. Se espera que las personas que no estén completamente vacunadas para el 7 de septiembre trabajen desde casa, indicó.

La decisión significa que los seis gigantes bancarios de EE.UU. han instituido algún tipo de mandato amplio para que los empleados reciban vacunas o usen el cubrebocas dentro de los edificios, o en algunos casos, ambas cosas. La firma suiza Credit Suisse Group AG también estableció la misma fecha límite de septiembre para que el personal estadounidense se vacune antes de poder ingresar a sus oficinas, dijo una persona informada sobre sus políticas.

PUBLICIDAD

La industria financiera, y Goldman en particular, estuvo a la vanguardia del impulso corporativo de EE.UU. que buscaba rellenar torres de oficinas este año después de que los cierres pandémicos de 2020 dieran paso a la era del trabajo remoto. El banco de inversión exigió a los empleados en ubicaciones de EE.UU., incluyendo Nueva York, que regresaran a mediados de junio, por delante de sus mayores competidores, algunos de los cuales aún no han fijado fechas límite.

Sin embargo, en los últimos meses, la propagación de la variante delta altamente infecciosa ha presionado a Goldman a unirse a otras empresas para imponer medidas de seguridad más estrictas. En las últimas semanas, en todo Manhattan, han habido una serie de anuncios internos en las compañías financieras para tratar de prevenir brotes.

Personas con conocimiento de las deliberaciones de Goldman dijeron a principios de este mes que la firma se había inclinado a exigir el uso de cubrebocas en al menos parte de las torres del banco. Luego, la semana pasada, Morgan Stanley redobló su dependencia de las vacunas, diciéndoles a los empleados que tendrían que demostrar, en lugar de solo prometer, que ya estaban vacunado para ingresar a las oficinas de EE.UU. En particular, Morgan Stanley no requiere máscaras en su sede de Nueva York, lo que ofrece una apariencia de entorno de trabajo prepandémico.

PUBLICIDAD

El mandato de máscara de Goldman se aplica a áreas comunes como vestíbulos, ascensores, pasillos y baños, excepto cuando se está sentado para comer y beber. Pero en ciertos lugares, incluidos San Francisco y Washington, también se aplica en los escritorios, según las pautas de salud locales.


PUBLICIDAD