PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Cripto

El bitcoin ayudó a hundir los bonos de El Salvador. Ahora están volviendo a subir

El Salvador hace del Bitcoin su moneda, mientras los bonos se recuperan luego de un desplome desastroso.

Peatones pasan por la Plaza Morazan  al atardecer en  San Salvador, El Salvador, el miércoles 18 de julio, 2018. Fotógrafo: Federico Vespignani/Bloomberg
Por Maria Elena Vizcaino
28 de agosto, 2021 | 03:05 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los aficionados a las criptomonedas son grandes admiradores del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, un correligionario que está convirtiendo al bitcoin en la moneda oficial de su nación.

El mercado de bonos también ha comenzado a moverse.

PUBLICIDAD

Los bonos de El Salvador se están recuperando de una caída que se prolongó hasta principios de agosto, cuando el país fue rebajado a la categoría de “basura” y aumentó la preocupación por los riesgos que plantea la decisión de Bukele y una iniciativa para cambiar la constitución.

En las últimas dos semanas, los bonos han recuperado un 7,6%, más que la deuda denominada en dólares de cualquier otro país, aparte de Zambia, donde la aplastante victoria del nuevo presidente reforzó las especulaciones de que el país puede evitar un incumplimiento. Aun así, los bonos han perdido un 12,8% desde el último día de negociación de abril, mientras el país lucha por alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

PUBLICIDAD

Carlos de Sousa, inversor de Vontobel Asset Management en Zúrich, dijo que el incipiente cambio refleja cuán profundamente habían caído los valores.

“Llegó a un punto tal que era ridículo”, dijo. “Salían noticias neutras o incluso relativamente positivas y los precios de los bonos seguían bajando. Como la gente lo veía, si había un titular sobre El Salvador, vende, ni te molestes en leerlo”.

Bukele, de 40 años, sembró la inquietud entre los inversores después de que sus aliados en el Congreso votaran para despedir a cinco de los principales jueces del país en mayo. También ha impulsado la ampliación del mandato presidencial a seis años como parte de una amplia revisión de la Constitución.

La percepción de una toma de poder creó una tensión con Estados Unidos que puso en duda que El Salvador pudiera asegurar un nuevo acuerdo con el FMI, que también dijo que la adopción de bitcoin podría traer nuevos riesgos financieros y regulatorios. El 30 de julio, Moody’s Investors Service rebajó la calificación de El Salvador a siete escalones por debajo del grado de inversión, citando políticas controversiales.

PUBLICIDAD
Los rendimientos de los bonos de El Salvador frenan su avance en lo que va de año.dfd

El rendimiento de los bonos de El Salvador con vencimiento en 2052 se disparó hasta 11% el 11 de agosto, desde 8% a finales de abril. Desde entonces, el rendimiento ha bajado al 10%.

Los inversores también se han visto reconfortados por la fortaleza económica del país. Su banco central dijo a principios de este mes que el producto interior bruto crecerá un 9% este año, casi tres puntos porcentuales más que la previsión de junio.

PUBLICIDAD

“En cierto modo, ha sido un punto de inflexión porque los inversionistas que estaban decepcionados con Bukele tras las elecciones, ya ajustaron su cartera y ahora otros, o incluso los mismos, buscan reposicionarse sabiendo todos los aspectos negativos”, dijo de Sousa. .

Además, no hay grandes pagos de deuda externa hasta enero de 2023, lo que da tiempo al gobierno para estabilizar sus finanzas. Tanto Bank of America Corp. como Morgan Stanley tienen ahora una recomendación positiva sobre los bonos de El Salvador. Siobhan Morden, responsable de renta fija de América Latina en Amherst Pierpont, dijo la semana pasada que las probabilidades de alcanzar un acuerdo con el FMI han aumentado ligeramente.

PUBLICIDAD

Si bien el FMI ha planteado dudas sobre la adopción del bitcoin, las autoridades han abordado las preocupaciones. Las reglas publicadas por el banco central la semana pasada dijeron que no será obligatorio que las empresas acepten bitcoin una vez que se convierta en moneda de curso legal el próximo mes. Las leyes de lavado de dinero también se aplicarán a la criptomoneda y la llamada billetera Chivo, que permitirá a las personas realizar compras diarias con bitcoin, no será anónima, lo que permitirá a los reguladores rastrearla más fácilmente.

El FMI no respondió a preguntas sobre el estado de las negociaciones con El Salvador.

PUBLICIDAD

“Que la tendencia continúe siendo positiva a partir de aquí depende de las negociaciones del programa del FMI”, dijo Thomas Jackson, director de renta fija de Oppenheimer & Co. en Nueva York.

Con la asistencia de Sydney Maki yMichael McDonald .

PUBLICIDAD