PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

9 millones de venezolanos harían parte del sistema alimentario colombiano

¿A qué se debe? ¿Hasta qué entidad venezolana han penetrado los productos del vecino país? Le contamos.

9 millones de venezolanos harían parte del sistema alimentario colombiano
31 de agosto, 2021 | 07:25 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Caracas — Una cuarta parte de los consumidores venezolanos dependería de productos del exterior, aseguró Edison Arciniega, director ejecutivo de la ONG Ciudadanía en Acción, al ahondar en la situación alimentaria nacional durante un balance sobre la situación del sector agrícola y pecuario venezolano que ofrecieron varias organizaciones locales en la mañana de este martes .

“Nueve millones de consumidores hacen parte del sistema alimentario colombiano y no del sistema alimentario venezolano”, especificó Arciniega.

PUBLICIDAD

Las importaciones del vecino país, según el especialista, habrían llegado tan lejos como la ciudad de Barquisimeto, en el estado Lara, a más de 580 kilómetros del puente Simón Bolívar, que conecta a San Antonio del Táchira, en Venezuela, con La Parada, en Colombia, para ocupar casi la cuarta parte del anaquel nacional.

Ver más: Lluvias en Venezuela: ¿Cómo han afectado a la producción agrícola?

Según detalló Arciniega, los precios de los productos venezolanos pasaron de ser 20% inferiores a los de los productos colombianos en 2019, a estar 50% por encima. Por ejemplo, en el sector de leche pulverizada, aseguró que la colombiana es 9% más barata que la nacional.

PUBLICIDAD

Además, se refirió a una “crisis de rentabilidad” que responde al alto costo del diésel. En Colombia -especificó- el diésel cuesta 0,55 centavos de dólar el litro, mientras que el diésel con el que opera la ganadería y agricultura venezolana está alrededor de los 1,54 dólares.

Además, según el especialista, habría una “severa crisis de maquinización”, y es que por cada tractor en Venezuela, habría 4 tractores en Colombia.

Ver más: Maduro promete Navidades “de crecimiento económico” para Venezuela desde octubre

Venezuela, sin embargo, y a juicio de este especialista, estaría atravesando “uno de los mejores momentos en materia de distribución de alimentos en los últimos 5 años”.

En el primer semestre de 2021, según los datos que maneja, la dieta de los venezolanos subió a los 24 kilogramos de alimentos por persona, de los 17 kilogramos que tenía en 2019. “El requerimiento es de 36,740 kilogramos pero vamos cerrando la brecha. Hace 4 años era de 13 kg por persona”, aseguró.

Mientras esto va sucediendo, sin embargo, Venezuela estaría experimentando una “severa crisis de rentabilidad” que, a su juicio, se traduce en el fenómeno antes mencionado de la dependencia de productos del exterior.

PUBLICIDAD

Ver más: Maduro: “Que la banca pública comience a dar créditos en divisas convertibles”

Según cifras de este especialista, para el último semestre de 2020, 78,89% del “anaquel perceptible” era de producción nacional. “Es lo que informa como origen directo de distribución”, aclaró.

Sin embargo, dijo que detrás de esa cifra se “escondía” la materia prima de la agroindustria: “El huevo es nacional, aunque la gallina no es de aquí. La harina es venezolana, aunque el maíz no sea nacional. Ahí esta lo que llamamos perceptible”.

PUBLICIDAD

En el caso de los cereales, por ejemplo, la perceptibilidad es de 67%, pero según Arciniega Venezuela solo produce 19% de sus cereales; mientras que en leguminozas la perceptibilidad es de 45,3% y Venezuela solo produciría el 18%.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Nueve recomendaciones ante ‘privatización a la rusa’ en Venezuela

Alex Saab en Cabo Verde: ¿Por qué es tan importante el veredicto para Venezuela?

Venezuela elimina exención arancelaria a productos importados: ¿Qué esperar?

Andreína Itriago

Andreína Itriago

Periodista venezolana (UCAB, Caracas) con maestría en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización (URJC, Madrid) y postgrado en Community Manager & Social Media (UB, Barcelona). Suma quince años de experiencia en importantes medios de su país y del mundo. Más recientemente, corresponsal de EL TIEMPO. Profesora universitaria desde 2011.

PUBLICIDAD