Economía

Carrasquilla por Soto: BanRepública de Colombia retrocedió en equidad de género

Desde 2018 hubo por primera vez dos mujeres a la vez en la Junta del banco central y se creyó que era una posición que no les volverían a quitar.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Bogotá — El nombramiento de Alberto Carrasquilla como codirector del Banco de la República sorprendió en la madrugada del lunes. No solamente por su reciente salida del Ministerio de Hacienda en medio de críticas, sino porque se esperaba que al banco central llegara una mujer.

En 1991 con la nueva Constitución Política se creó la Junta Directiva del Banco de la República. María Mercedes Cuéllar fue una de sus integrantes, y por ende la primera mujer en ocupar dicho cargo, incluso contemplando la historia de la antigua Junta Monetaria.

Ver más: Los 10 artículos que sí se discutirán en segundo debate de tributaria colombiana

Estuvo en la corporación por cinco años, hasta mediados de 1996 durante el Gobierno de Ernesto Samper. Tras su salida del Emisor su puesto fue ocupado por el economista sucreño Antonio Hernández Gamarra.

Los años siguientes pasaron economistas de la talla de Carlos Caballero Argáez, Juan Mario Laserna, Fernando Tenjo, Carlos Gustavo Cano, entre otros, pero tuvieron que pasar 17 años para que una mujer volviera a integrar la Junta del banco central colombiano.

Fue en febrero de 2013 cuando el entonces presidente Juan Manuel Santos nombró a Ana Fernanda Maiguashca en reemplazo de Fernando Tenjo. En su trayectoria figuraba el viceministerio técnico de Hacienda y la Dirección de Regulación Financiera, entre otros cargos.

En 2017, cuando venció su primer periodo en la Junta del banco no fue removida por lo que continuó como integrante. Un año después, en julio de 2018, el mismo expresidente Santos, nombró a Carolina Soto en reemplazo de Adolfo Meisel Roca quien se fue a la Rectoría de la Universidad del Norte.

Soto había pasado por el Viceministerio General de Hacienda, la Vicepresidencia de Fasecolda, investigadora de Fedesarrollo entre otras. El viernes pasado anunció su renuncia y ayer se conoció que el exministro Alberto Carrasquilla ocupará su silla en Junta.

Ver más: Congreso de Colombia aprobó la reforma tributaria en primer debate

“El nombramiento de Alberto Carrasquilla en la Junta, sin negar sus cualidades como economista, pese a todas las críticas que le quieran hacer, la verdad es que deja muy debilitada la participación de las mujeres en la Junta del banco la cual era una gran conquista”, sostuvo Cecilia López Montaño, economista y exdirectora de Planeación Nacional, además de exministra de Agricultura y Ambiente.

Sobre la representación femenina que queda en la Junta del banco central dice que “no tiene los pergaminos (Bibiana Taboada) para estar en ese cargo. La gente que llegue al Banco de la República, y sobre todo las mujeres que lleguen que es ya un caso suficientemente complejo porque la historia muestra que ha sido una Junta ampliamente dominada por hombres, debe estar preparada. Dificulta el tema el hecho de que quede una persona, sin los pergaminos, sin la fuerza, que no conoce el tema, que sólo llega por relaciones familiares, independientemente de que haya estudiado en buenas universidades. Al banco no sólo pueden llegar buenos estudiantes, tienen que llegar personas con una trayectoria económica mayor y más en un tema tan complejo. Sí es una gran pérdida para el tema de equidad de género lo que ha pasado con el reemplazo de Carolina Soto”.

Sin embargo, a pesar de que pareciera ser una Junta dominada por el presidente Duque, pues eligió a 5 codirectores y pone al ministro de Hacienda, no cree que vaya a haber problemas con la independencia de la Junta. “Yo confío en que una vez se asumen los cargos, y en eso conozco a Alberto Carrasquilla, no van a caer en ese pecado de jugarle al presidente. Y menos a un presidente que tiene el 75% de opinión en contra. Confío sobre todo en los miembros mayores en que van a conservar su independencia”.

Ver más: Nueva reforma tributaria de Colombia busca recaudar US$4.000 millones

Leopoldo Fergusson, profesor de economía de la Universidad de Los Andes, aseguró que “es una pérdida, el Banco de la República no es un órgano representativo que deba tener una participación específica de una región particular, o de un conjunto de partidos políticos o etnias, pero pues no me parece que sea mucho pedir que en términos de composición de género no tenga el desbalance con el que va a quedar en donde tenemos una sola mujer de siete miembros”.

Pero va más allá, pues sostiene que “el mensaje para las economistas y para las políticas públicas, habiendo tanta gente capacitada, cree uno que debería darles prelación a las mujeres en una situación como esta”. Y, además, dice que “estoy preocupado con la imagen de independencia que transmite el Banco de la República con las cosas que han sucedido”.

Marcela Eslava, decana de Economía en la Universidad de Los Andes dice que la regulación que rige a la Junta del Banco de la República es muy robusta, pero no contemplo el escenario de los codirectores que renuncia, sino sólo a quienes por decisión del Gobierno o vencimiento de su periodo constitucional debían ser reemplazados.

“Yo creo que la norma del banco central es bastante robusta excepto porque cuando se redactó nos se pensó que una persona pudiera renunciar. Esas renuncias le están abriendo la puerta a los gobiernos de utilizar esos espacios adicionales, y de facto, terminar teniendo muchos de los codirectores nombrados. Hay que estudiar la forma para mejorar eso, una posibilidad podría ser que quien se designe para reemplazar a alguien que renuncia no cumpla un periodo completo de cuatro años sino que termine el periodo del codirector anterior, incluso podría designarse con más arandelas, como que esa persona no se renovara. Otro mecanismo podría ser que quien designara el reemplazo de alguien que renuncia no fuera el presidente, sino que lo eligieran los integrantes de la Junta como se hace con la elección del gerente”.

La independencia también afana

A lo largo del mandato de Iván Duque se ha hablado de las preocupaciones que genera el hecho de que, por distintas razones, haya hecho todos los nombramientos de los codirectores.

Fergusson sostiene que hay antecedentes, que fueron previos al Gobierno de Iván Duque, que jugaron en contra de dicha independencia, pero otros han surgido durante su administración. “Los previos al su mandato tienen que ver con que la reelección descuadernó un poco la independencia porque permitió que los presidentes reemplazaran muchos integrantes de la Junta en razón a que tuvieron dos periodos”, añadió Fergusson.

Ver más: Reforma tributaria: vuelven a proponer impuesto a bebidas azucaradas en Colombia

Pero quiso también enfatizar en que si bien hay reglas que no están escritas, los gobierno deberían apelar a buenas prácticas en aquellos espacios en las circunstancias no están previstas en las normas. “Este gobierno ha tenido cosas en las que no las ha tenido. Sabiendo que Arturo Galindo iba a renunciar al banco, en vez de utilizarlo a él como una de las fichas que podía reemplazar, reemplazó a otras dos personas más la de Galindo, es decir tres, más una renuncia previa, ahí fueron cuatro. El segundo hecho que fue una mala señal de independencia fue el fallido intento por poner a Carrasquilla de gerente. Pero ahora lo vuelve miembro y es una mala señal de la independencia incluso, para el mismo Carrasquilla”.

Dice Fergusson que ello es negativo según el propio Carrasquilla, dado que en el pasado el exministro y ahora codirector del Emisor, participó de un documento sobre la institucionalidad del Banco de la República en el que se plantea que “no es deseable que alguien que haya sido del Ejecutivo sea parte de la Junta durante los dos años siguientes”. Y añade Fergusson que “Carrasquilla, que abogó por ese tipo de cambio, pese a que no se adoptaron, debería ser una de las personas que defiendan eso así sea en términos informales”.

Ver más: Costo de materias primas y tasa de cambio inquietan a empresarios de Colombia

Otro de los críticos de la designación fue el abogado constitucionalista con máster en economía Rodrigo Uprimny quien asegura que, “fue coautor de este documento que propone que el presidente no pueda nombrar en Junta del Banco a quien ocupó cargos en el ejecutivo en los dos años anteriores”, y añade que “Era una de sus propuestas en la llamada Misión Alesina para defender independencia del banco central frente a gobierno. Otra de sus propuestas fue que el ministro de Hacienda no participara en reuniones de la Junta, la cual olvidó siendo ministro de Hacienda de Uribe y de Duque”.

Por lo pronto Carrasquilla, de quien se habló sería nominado a la CAF, puesto al que llegó finalmente Sergio Díaz Granados, se posesionará ante el presidente Duque en los próximos días y participará de la Junta de septiembre en la que el mercado está esperando que comience el incremento de tasas por parte del banco central.

Convierta a Bloomberg Línea Colombia en su fuente de noticias

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

Periodista y máster en comunicación política y estratégica. Especializado en periodismo económico. Anteriormente coordinador editorial de la agencia de noticias Primera Página y ex periodista macro en el diario Portafolio.