Cripto

La SEC demandó al fundador de BitConnect por presunta estafa de US$2.000 millones en criptomonedas

La firma dijo falsamente a los inversores que podía generar rendimientos mensuales de hasta el 40% con un bot que no existía.

Minería de criptomonedas
01 de septiembre, 2021 | 08:36 PM

(Bloomberg) — Reguladores federales de EE.UU. demandaron al fundador de BitConnect, una plataforma de intercambio de criptomonedas, por recaudar de manera fraudulenta más de US$2.000 millones de los inversores en una oferta que no estaba registrada en la Comisión de Valores de EE.UU. (SEC).

La SEC demandó al fundador Satish Kumbhani, de 35 años, y a Glenn Arcaro, un promotor, por vender indebidamente valores vinculados al supuesto “programa de préstamos” de la empresa durante casi un año a partir de enero de 2017, según una demanda presentada el miércoles en un tribunal federal de Nueva York.

BitConnect dijo falsamente a los inversores que podía generar rendimientos mensuales de hasta el 40% con su “bot de comercio de software de volatilidad”, cuando no existía tal estrategia, según la SEC.

PUBLICIDAD

Lee aquí todo sobre el mundo de las criptomonedas

El regulador demandó a cinco promotores de BitConnect en mayo por su papel en la promoción del esquema mediante la creación de testimonios en YouTube, a veces varias veces al día. Los promotores recibían comisiones en función de su éxito en la captación de dinero de los inversionistas.

Arcaro y una empresa que controla recibieron más de US$24 millones en comisiones por ventas referidas.

PUBLICIDAD

BitConnect cerró su bolsa en enero de 2018 tras recibir dos cartas de cese y desistimiento de las autoridades estatales por la venta no autorizada de valores y por sufrir ataques de denegación de servicio.

La SEC lleva años haciendo sonar la alarma sobre las ofertas iniciales de monedas, argumentando que las ventas son probablemente valores que deben cumplir con las normas federales. El organismo regulador de EE.UU. ha advertido a los inversores particulares de los riesgos que entraña la compra de los tokens, advirtiendo de que los estafadores podrían utilizarlos para hacer caer a los inversores en fraudes.

PUBLICIDAD