Negocios

Supersociedades colombiana somete a control a Monómeros, que reclama Maduro

Monómeros produce y comercializa fertilizantes para el sector agropecuario, fosfatos para alimentos balanceados para ganado y otros productos químicos.

Superintendencia de Sociedades de Colombia
06 de septiembre, 2021 | 07:19 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La Superintendencia de Sociedades colombiana sometió este lunes a control a Monómeros Colombo Venezolanos S.A., filial de la estatal Petroquímica de Venezuela (Pequiven), que es reclamada por el presidente de ese país, Nicolás Maduro, en el marco de las negociaciones con la oposición.

Se trata de un mecanismo de supervisión mucho más detallado que hace la entidad a una compañía, pero no significa que asume las riendas de la empresa, sino que está mucho más encima revisando sus actuaciones y decisiones, dijeron fuentes cercanas al asunto a Bloomberg Línea.

Incluso, algunos temas deberán pasar por autorización de la Superintendencia de Sociedades, cuyo jefe encargado es Andrés Barreto, actual superintendente de Industria y Comercio.

PUBLICIDAD

Ver más: Acciones de Avianca colapsan con plan de salida de quiebra

Bloomberg Línea consultó a ese despacho sobre el tema pero mencionaron que no pueden pronunciarse.

El control, según explica la entidad, “es el máximo grado de supervisión que ejerce la Superintendencia de Sociedades sobre una sociedad comercial, para ordenar los correctivos necesarios para subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo”.

PUBLICIDAD

“Esta es una atribución de carácter administrativo que se limita, entre otras, a la facultad de promover la presentación de planes y programas de mejoramiento para subsanar situaciones críticas, que deben preparar y aprobar los órganos de administración y dirección de la misma sociedad, respectivamente”.

En el marco de dicho grado de fiscalización, la Superintendencia de Sociedades está habilitada para ejercer las facultades previstas en el referido artículo 85 de la Ley 222 de 1995.

Ver más: ¿Cuál es la importancia de Monómeros, la empresa que Maduro quiere recuperar?

La Administración del autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por más de medio centenar de países, reclamó en 2019 el control de Monómeros Colombo Venezolanos.

Esta aseguró haber encontrado una empresa “en franco deterioro” y con “irregularidades”. Específicamente, según ellos, en 2018 se habían reportado pérdidas por US$20 millones y la empresa había perdido 20 % del mercado por supuestos temas “reputacionales”, capacidad de acceso a materia prima y producción.

Sin embargo, la gestión de los representantes de Guaidó al frente de Monómeros ha sido cuestionada, incluso desde la propia oposición, dentro y fuera de Venezuela. Se ha hablado de intromisión política opositora y de supuesta corrupción.

PUBLICIDAD

Ubicada en Barranquilla, Monómeros produce y comercializa fertilizantes para el sector agropecuario, fosfatos para alimentos balanceados para ganado y otros productos químicos.

En su fundación fue constituida como sociedad de responsabilidad limitada, con participación inicial del Instituto de Fomento Industrial (IFI), la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) y el Instituto Venezolano de Petroquímica (IVP).

Ver más: En quiebra por el socialismo, Venezuela cede control de empresas

PUBLICIDAD

De acuerdo con datos de 2020 de la Superintendencia de Sociedades colombiana, Monómeros Colombo Venezolanos se ubica en la posición número 176 de las empresas con mayores ingresos operacionales.

El año pasado la empresa reportó ingresos operacionales en el país por $808.964 millones, en tanto que en 2019 estos totalizaron $742.774 millones.

PUBLICIDAD

En cuanto a los activos, en 2020 estos sumaron $1,4 billones y los pasivos fueron de $815.184 millones, mientras que el patrimonio se ubicó en $598.941 millones y la ganancia en $32.096 millones.

Para el año 2018, Monómeros Colombo Venezolanos era considerada la octava empresa más grande de la región Caribe colombiana en términos de ingresos, la décima en patrimonio y la 18 por utilidades.

PUBLICIDAD