La demanda por bonos verdes de España demuestra gran apetito por títulos soberanos “ecológicos”

El interés de los inversores supera en 12 veces la oferta española; la Comisión Europea anuncia un marco que abre paso para la emisión de hasta 250.000 millones de euros en bonos verdes.

Parte de los recursos del fondo masivo de recuperación de la Unión Europea será destinado a proyectos verdes y de transformación digital.
08 de septiembre, 2021 | 01:00 PM

Barcelona — El verano europeo aún no ha terminado y algunas empresas siguen de vacaciones, pero el mercado de bonos del continente lleva días en plena efervescencia. España se estrenó ayer en el mercado de deuda verde con la emisión de €5.000 millones (US$5.900 millones) y una demanda que superó en 12 veces la oferta. Al mismo tiempo, la Comisión Europea anunció un marco para el sector, abriendo paso para la emisión de hasta €250.000 millones en bonos verdes hasta 2026.

La búsqueda por los bonos soberanos españoles, de 60.000 millones, supera la demanda por las emisiones inaugurales de bonos verdes en otros países europeos, según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España. El primer bono verde italiano, cuya colocación en marzo totalizó €8.500 millones, tuvo una demanda nueve veces mayor. También en marzo, Francia levantó €7.000 millones con estos certificados, con una demanda cuatro veces mayor por parte de los inversores.

Ver más: España planea recaudar 5.000 millones de euros con sus primeros bonos verdes

La emisión de los bonos españoles, con 21 años de plazo, cupón del 1% y una rentabilidad del 1,034%, financiará proyectos dirigidos a la “mitigación y a la adaptación al cambio climático, el uso sostenible y la protección de recursos hídricos y marítimos, la transición hacia una economía circular, la prevención y control de la contaminación, y la protección y recuperación de la biodiversidad y los ecosistemas”, informó el gobierno.

PUBLICIDAD

Se creó un grupo de trabajo para asistir al Tesoro en el proceso de evaluación y selección de las subvenciones. De acuerdo con una presentación del Tesoro español a inversores, entre 2018 y 2021 se identificó un volumen de €13.600 millones de gasto verde del gobierno central. Estos gastos elegibles se complementan con €28.000 millones de inversiones verdes previstas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España.

Los inversores internacionales representaron el 91,7% de los compradores. La mayor participación corresponde a las aseguradoras y fondos de pensiones, que han representado un 47 %, seguidas de las gestoras de fondos (18,8%), lo que subraya el gran interés de corporaciones privadas por títulos soberanos de carácter ecológico, más allá de los corporativos. En nota oficial, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, observó que el éxito de la emisión “sitúa a España a la vanguardia de las finanzas sostenibles en Europa”.

Ver más: ¿A dónde va realmente todo ese dinero de bonos verdes?

PUBLICIDAD

Para su estreno en el mercado de bonos verdes soberanos, España contrató los bancos BBVA, Santander, Barclays, Crédit Agricole, Deutsche Bank y JP Morgan.

Nuevo marco europeo para los bonos verdes

Mientras España emitía su primer bono verde, la Comisión Europea anunció la adopción de un marco de bonos verdes independiente, dando un paso adelante hacia la emisión de hasta €250.000 millones en bonos verdes de aquí hasta finales de 2026. El importe representa el 30% de la emisión total del NextGenerationEU, el fondo masivo de recuperación de la Unión Europea que pretende captar 800.000 millones de euros en los próximos cinco años, de los cuales parte será adjudicado a proyectos verdes y de transformación digital. Con el anuncio del marco, la Comisión procederá a la primera emisión de bonos verdes en el mes de octubre, en función de las condiciones del mercado.

Objetivo del bloque es emitir hasta 250.000 millones de euros en bonos verdes de aquí hasta finales de 2026.

El Comisario responsable de Presupuesto y Administración, Johannes Hahn, expresó que la intención de la UE es convertirse en “el mayor emisor de bonos verdes del mundo”. El marco ha procurado alinearse con la norma europea de bonos verdes, se ha redactado de acuerdo con los principios de la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA) y ha sido revisado por la Vigeo Eiris, que forma parte de Moody’s ESG Solutions.

Le puede interesar:

Paquete económico 2022 México: en qué y cómo gastará el gobierno

Paquete económico 2022 México: en qué y cómo gastará el gobierno