Economía

Reguladores que vigilan a Pemex y CFE recibirán menos dinero en 2022

El presupuesto de las autoridades energéticas no rebasa el 0,1% de las empresas estatales.

Un trabajador camina al interior de una central termoeléctrica de CFE en el Estado de México.
09 de septiembre, 2021 | 08:47 AM

Ciudad de México — Mientras que las empresas estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) obtendrán más presupuesto, los reguladores energéticos que los vigilan reciben cada vez menos dinero.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) recibirán un presupuesto de MXN$256 millones y MXN$222 millones respectivamente, según el Proyecto de Presupuesto para el ejercicio fiscal de 2022.

Estos montos representan una baja anual de 2,2 y 2,4% frente a lo recibido en 2021.

Menos dinero para los reguladores que vigilan a Pemex y CFEdfd

Los recortes presupuestales no son exclusivos de la administración de López Obrador. En el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, a pesar de la apertura del sector energético, los reguladores también sufrieron recortes desde 2016.

PUBLICIDAD

Incluso la autoridad medioambiental encargada de vigilar a la industria de hidrocarburos, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), dependiente del presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), recibiría apenas MXN$138 millones, en línea con los recursos del año pasado, según el proyecto de presupuesto.

Pemex ha registrado dos explosiones en su principal activo petrolero, Ku-Maloob-Zaap, este año. El primero creó un incendio en el Golfo de México que se volvió viral por el fuego incesante sobre el mar.

En el segundo evento murieron cinco personas y Pemex perdió 1.6 millones de barriles de crudo.

PUBLICIDAD

Hasta el momento, ninguna autoridad emitió alguna multa operativa ni medio ambiental.

¿Reguladores burocráticos?

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado en múltiples ocasiones a los órganos reguladores del sector por la burocracia que representan para las arcas públicas.

Durante el primer año del político tabasqueño en la presidencia, todos las cabezas de los reguladores energéticos renunciaron, tras las presiones del gobierno morenista ante su gestión y vigilancia a las empresas del Estado.

El conflicto alcanzó su punto máximo en febrero de 2019, cuando el entonces presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, criticó las ternas de López Obrador para comisionados por su falta de experiencia en mercados eléctricos. Cuatro meses después, el funcionario renunció al cargo en medio de una investigación por conflicto de interés por dos familiares suyos en empresas energéticas.

Incluso la Secretaría de Energía (Sener), en su instrumento rector de planeación 2020-2024, propuso alinear a los reguladores con el desempeño de Pemex y CFE para garantizar la seguridad y soberanía energética de México, el año pasado.