A diferencia de otras marcas, los lentes de Facebook son útiles y son relativamente fáciles de usar, y eso podría marcar la diferencia.

Estuche de carga y gafas Facebook
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Opinión — Por una buena razón, a muchas personas no les gustará el hecho de que Facebook Inc. se esté acercando literalmente a sus caras con los nuevos lentes inteligentes que presentó el jueves. A muchos más no les importará y los comprarán a montones.

Escúchame, porque sí, es tentador descartar las Ray-Ban Stories, de US$299, como otro pantano de privacidad, o como otro proyecto de skunkworks de Big Tech destinado a fracasar. ¿Recuerdan el reloj inteligente Microsoft Band? ¿O el Fire Phone de Amazon.com Inc. No solo eso, las Spectacles (lentes) de Snapchat, posiblemente lo lentes inteligentes más conocidos del mercado, no se han vendido bien. Después de su lanzamiento en 2016, provocaron una pérdida de US$40 millones para Snap Inc.

Pero los lentes Stories de Facebook son diferentes por tres razones: Se ven bien, son útiles y son relativamente fáciles de usar, y eso podría marcar la diferencia.

Primero la estética. Esto es fácil de argumentar si alguna vez viste a alguien lo suficientemente valiente como para usar Google Glass, o cualquiera de las cuatro generaciones de Spectacles de Snap. Las generaciones uno a tres de las Spectacles estaban destinadas a un público más “moderno” y creativo, y para ello contaban con esquinas puntiagudas que daban un aire a Dame Edna, junto con grandes luces LED. La cuarta y más reciente versión, lanzada el pasado mes de mayo, son unos lentes de sol delgados y rectangulares que hicieron que el CEO de Snap, Evan Spiegel, se pareciera en su vídeo de presentación al Teniente Comandante Geordi La Forge de Star Trek: The Next Generation. En total, las únicas personas que han tenido un aspecto no tan malo con LENTES inteligentes eran modelos cuidadosamente iluminados, e incluso eso fue exagerado a veces.

PUBLICIDAD

Pero los lentes de Facebook parecen unos de sol normales que, por su naturaleza, elevan el factor de frescura de una persona un par de veces. De hecho, las Stories sólo pesan unos cinco gramos más que las Ray Bans normales, según Facebook. Compáralo con las últimas Spectacles de Snap, que pesan unos 130 gramos, frente a los típicos lentes de sol que pesan entre 30 y 50 gramos.

En cuanto a la utilidad, apuesto a que la razón principal por la que las personas se verán tentadas a comprar las Stories es su funcionalidad de audio. Los lentes vienen con “discretos altavoces de oído abierto” y tres micrófonos diferentes, lo que significa que puedes escuchar un podcast mientras corres, o incluso atender una llamada mientras caminas hacia tu auto. Hay una opción para empezar a grabar diciendo “Oye Facebook, inicia el vídeo”, algo que no veo que la gente utilice mucho. El verdadero atractivo será hacer las cosas que normalmente harías con auriculares como los AirPods inalámbricos de Apple Inc. o los Galaxy Buds de Samsung. ¿Por qué pasar por la molestia de conectarlos a los oídos y llevar lentes de sol cuando se puede llevar una sola cosa, y esa cosa también puede grabar cualquier cosa interesante que suceda en el camino?

El tercer factor de Facebook y quizás el más ganador aquí es la simplicidad. Al no empaquetar su producto con tecnología novedosa como la realidad aumentada, Mark Zuckerberg también se asegura de no alienar a los consumidores convencionales. Ese enfoque ha sido de gran utilidad para otras empresas de tecnología en el pasado. El marketing inicial de Amazon de su altavoz inteligente Echo dejó a muchos en la industria de la tecnología rascándose la cabeza: ¿Por qué alguien querría un rollo de papel higiénico de metal gigante en su sala de estar al que poder hacer preguntas? Y, sin embargo, a pesar del hecho de que los clientes lo usaban principalmente para reproducir música o programar algún que otro temporizador, desde entonces el Echo ha vendido decenas de millones de unidades y ha llegado a dominar el mercado de altavoces inteligentes, convirtiendo a Google y Apple de Alphabet Inc. en rápidos seguidores.

PUBLICIDAD

Facebook tampoco incluyó muchas funciones en Portal, el dispositivo de pantalla inteligente que comenzó a vender en 2018 para realizar videollamadas. No integró un asistente de voz propio, por ejemplo, dejando que los usuarios dependan de Alexa de Amazon. Ahora, a pesar de un comienzo inestable, Portal parece haber visto un aumento en las ventas durante la pandemia, ya que las videollamadas se pusieron de moda.

Facebook no tiene el problema de cultivar una base de usuarios pioneros “vanguardistas” como Snap. Prácticamente cualquiera se vería bien con sus nuevos lentes y los encontraría útiles y sencillos. Eso es perfecto para la base de usuarios de Zuckerberg, que es efectivamente consumidores habituales en todo el mundo.

Pero hay un par de inconvenientes, que, una vez más, tienen más que ver con el impacto social de Facebook que con su capacidad para ganar dinero. Al tener un aspecto tan atractivo, sus nuevas especificaciones son espeluznantemente como lentes espía. Las cámaras son más difíciles de detectar y, sobre todo, la luz LED que indica que están grabando vídeo es diminuta. Además, emite una luz blanca (no roja), lo que dificulta que otros sepan en condiciones de mucha iluminación si un usuario los está grabando, según esta reseña de Joanna Stern, de The Wall Street Journal, que las usó durante una semana. Facebook dijo a Stern que el gesto de levantar la mano para empezar a grabar era suficiente señal para los demás, pero Stern escribe que pocos notaron el gesto en sus propias pruebas en el mundo real.

Snap, por su parte, deja claro con sus primeras Spectacles que están grabando, con círculos LED mucho más grandes que parpadean o giran.

PUBLICIDAD

El momento en el que Facebook ha hecho esto también es algo terrible: el final del verano, cuando la gente se prepara para un clima menos soleado. (Los británicos pueden descartarse por completo como base de fans). Tal vez la próxima iteración sea con lentes transparentes. Si a las personas le gustan lo suficiente las funciones de audio y grabación, puede que se vean felizmente como Clark Kent durante todo el día.

Es probable que no compren los lentes de Facebook para llevar a cabo una grabación encubierta, pero con la herramienta tan fácilmente a su alcance, muchos probablemente lo harán sin darse cuenta de todas las consecuencias de sus acciones. Eso podría convertirse en un nuevo problemas de privacidad para Facebook en el futuro.