EE.UU.

El alza de los precios al consumo en EE.UU. desacelera y es el menor en siete meses

La cifra mensual fue del 0,3%, por debajo de las expectativas del 0,4%. El IPC subió un 5,3% en la comparación anual.

Los precios pagados por los consumidores estadounidenses subieron 5,3% frente a agosto del año pasado
Por Olivia Rockeman
14 de septiembre, 2021 | 08:35 AM

Bloomberg — Los precios pagados por los consumidores estadounidenses subieron en agosto menos de lo previsto, registrando el menor aumento en siete meses y sugiriendo que parte de la presión alcista sobre la inflación está empezando a ceder. El índice de precios al consumo aumentó un 0,3% respecto a julio, según los datos del Departamento de Trabajo.

En comparación con el año anterior, el IPC subió un 5,3%. Excluyendo los componentes volátiles de los alimentos y la energía, la llamada inflación subyacente avanzó un 0,1% respecto al mes anterior y un 4% en relación a agosto de 2020.

Los economistas de una encuesta de Bloomberg preveían un aumento del 0,4% en el IPC general con respecto al mes anterior y un incremento del 5,3% frente al año anterior, según la mediana de las estimaciones.

Ante las crecientes presiones de los costes como consecuencia de la escasez de materiales, los cuellos de botella en el transporte y las dificultades de contratación, las empresas han aumentado los precios de los bienes y servicios de consumo. Aunque los picos de precios asociados a la reapertura de la economía están empezando a remitir, las dificultades de cadenas de suministro podrían persistir hasta bien entrado el año 2022 y mantener la inflación elevada.

PUBLICIDAD
Tanto el IPC básico como el general aumentaron menos de lo estimado en agosto en Estados Unidos. dfd

Una encuesta del Banco de la Reserva Federal de Nueva York mostró el lunes que los consumidores esperan una inflación del 4% en los próximos tres años, la más alta en datos que se remontan a mediados de 2013.

Los datos del IPC preceden a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la próxima semana, en la que los funcionarios de la Fed debatirán cómo y cuándo comenzar a reducir las compras de activos. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo el mes pasado que el banco central podría comenzar a reducir sus compras mensuales de bonos este año, pero no dio una línea de tiempo específica.

La escasez de piezas, que ha hecho subir los costes de los insumos, está frenando la producción. En la última semana, Toyota Motor Corp. y 3M Co. rebajaron sus perspectivas de producción de automóviles debido a la escasez de semiconductores, mientras que Nestlé dijo que está introduciendo subidas de precios aún mayores a medida que aumentan los costes de las materias primas y el transporte.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, el huracán Ida detuvo las operaciones en refinerías y plantas petroquímicas en el sur, lo que se suma a los cuellos de botella en la cadena de suministro relacionados con la pandemia y a las probables presiones sobre los precios.

-- Con la asistencia de Chris Middleton y Reade Pickert