Economía

Ventas minoristas en EE.UU. aumentan inesperadamente y señalan resistencia de la demanda

La cifra arrojó un crecimiento del 0,7% y superó las expectativas, considerando que la estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un descenso del 0,7%.

Peatones llevan bolsas en el barrio SoHo de Nueva York.
Por Reade Pickert
16 de septiembre, 2021 | 09:22 AM

Bloomberg — Las ventas minoristas en Estados Unidos aumentaron inesperadamente en agosto, ya que el aumento de las compras en la mayoría de las categorías compensó con creces la debilidad de los concesionarios de automóviles, lo que demuestra resistencia de la demanda de productos por parte de los consumidores.

El valor de las compras minoristas en general aumentó un 0,7% el mes pasado, tras un descenso revisado a la baja del 1,8% en julio, según mostraron el jueves las cifras del Departamento de Comercio. Excluyendo los automóviles, las ventas avanzaron un 1,8% en agosto, el mayor aumento en cinco meses.

Ver más: La brecha salarial de género en EE.UU. se redujo en menos de un centavo en 2020

PUBLICIDAD

La estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un descenso del 0,7% en las ventas minoristas globales, con previsiones que oscilaban entre una caída del 3,3% y un aumento del 1,1%.

La demanda aumentó en agostodfd

Los futuros de los índices bursátiles estadounidenses recortaron las pérdidas y los bonos cayeron tras el informe.

La sorprendente mejora de las ventas, apuntalada en parte por las compras de regreso a la escuela y los pagos a millones de familias con niños, sugiere una saludable demanda de bienes. El informe mostró ingresos más firmes en los minoristas en línea, las tiendas de mercancías generales, las tiendas de muebles y las tiendas de comestibles.

PUBLICIDAD

La variante delta está frenando la demanda de servicios como los viajes y el ocio, lo que podría estar permitiendo a los estadounidenses volver a gastar en bienes. Los datos de las ventas minoristas mostraron que los ingresos en restaurantes y bares, la única categoría de gasto en servicios del informe, se estancó en agosto. Mientras tanto, los ingresos de las tiendas de comestibles subieron un 2,1%.

“Aunque el gasto en bienes fue mucho más fuerte de lo que preveíamos, es de suponer que sólo sumará a la escasez observada en los últimos meses, mientras que el estancamiento del gasto en restaurantes y bares sugiere que la recuperación más amplia del consumo de servicios probablemente se tambaleó”, dijo en una nota Michael Pearce, economista principal de Estados Unidos en Capital Economics.

El aumento de las infecciones de Covid-19, la subida de los precios y los persistentes problemas de la cadena de suministro han provocado una oleada de rebajas de las previsiones de crecimiento económico para el tercer trimestre en las últimas semanas.

A principios de este mes, los economistas de Goldman Sachs Group Inc. rebajaron su previsión de consumo para el tercer trimestre a un descenso anualizado del 0,5% debido al impacto del delta en el gasto en servicios.

Desglose por categorías

Según el informe del Departamento de Comercio, 10 de 13 categorías registraron aumentos de ventas. Las ventas disminuyeron en los concesionarios de automóviles, en los establecimientos de electrónica y electrodomésticos y en las tiendas de artículos deportivos y pasatiempos.

Las ventas de los concesionarios de automóviles y repuestos cayeron un 3,6% en agosto, tras una caída del 4,6% el mes anterior. Esto refleja el aumento de los precios y el limitado inventario, que han deprimido las ventas de automóviles hasta su nivel más débil en más de un año, según Wards Automotive Group.

PUBLICIDAD

En los últimos meses, los estadounidenses también han tenido que hacer frente a precios más altos en una variedad de bienes y servicios, ya que las empresas trasladan, al menos en parte, los costes adicionales asociados a las restricciones de materiales y mano de obra. El grado en que esto ha influido en los datos de las ventas al por menor no está claro, ya que las cifras no están ajustadas a los cambios de precios.

Las llamadas ventas del grupo de control, que se utilizan para calcular el producto interior bruto y excluyen los servicios de alimentación, los concesionarios de automóviles, las tiendas de materiales de construcción y las gasolineras, aumentaron un 2,5% en agosto, el máximo en cinco meses.

PUBLICIDAD