Mercados

China defiende represión a tecnológicas en reunión con ejecutivos de Wall Street

Funcionarios del país asiático aseguraron que las medidas buscan mejorar la privacidad de los datos y la seguridad nacional, así como reducir la ansiedad social.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los principales reguladores de China defendieron su ofensiva contra actores de distintas industrias (la cual ha alterado los mercados) en una reunión con ejecutivos de Wall Street, asegurándoles que las normas más estrictas no pretenden ahogar a las empresas tecnológicas o al sector privado.

El vicepresidente de la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China, Fang Xinghai, dijo que las recientes medidas tenían como objetivo reforzar la normativa para las empresas con plataformas orientadas al consumidor y mejorar la privacidad de los datos y la seguridad nacional, según una persona familiarizada con las conversaciones, que pidió no ser identificada porque la reunión era privada. Fang defendió las medidas, entre las que se encuentran aquellas dirigidas a los sectores de la educación y el juego, como una forma de reducir la ansiedad social.

Inversores de todo el mundo se han visto desconcertados por la arremetida regulatoria de Pekín contra sus mayores empresas tecnológicas y de otros sectores, así como por el impulso del presidente Xi Jinping de crear una “prosperidad común”. Miles de millones de dólares en beneficios potenciales están en juego para Wall Street, que se ha ido expandiendo en China a medida que la nación abre sus mercados financieros a los bancos de inversión y a los gestores de patrimonio y dinero.

Ver más: Magnate chino pierde US$28.000 millones en la mayor caída de riqueza mundial

En la reunión de la Mesa Redonda Financiera China-Estados Unidos (CSRC, por sus siglas en inglés), celebrada el jueves y con una duración de tres horas, participaron el director del Banco Popular de China y ejecutivos de Goldman Sachs Group Inc. y de Citadel, entre otros, según personas familiarizadas con las conversaciones. La reunión marcó la reanudación de la mesa redonda, que se convocó por primera vez en septiembre de 2018.

El mayor escrutinio sobre las empresas chinas no debe interpretarse como una desvinculación de los mercados financieros estadounidenses o internacionales, dijo Fang a los participantes. Pekín sigue comprometido con la tecnología, dijo. La CSRC no respondió inmediatamente a una consulta por fax en busca de comentarios el sábado, que era un día laborable en China.

La campaña regulatoria de Pekín ha borrado US$1,5 billones de acciones chinas en medio de una venta más amplia. El conglomerado de juegos Tencent Holdings Ltd., que cotiza en Hong Kong, perdió la semana pasada su lugar entre las 10 empresas más grandes del mundo por valor de mercado, lo que significa que ninguna acción china está en la lista por primera vez desde 2017. Las acciones de Alibaba Group Holding Ltd, la segunda empresa más valiosa de China después de Tencent, han caído más del 30% este año.

El Consejo de Estado de China -el gabinete del país- dijo en julio que se revisarán las normas para las cotizaciones en el extranjero y habrá una mayor supervisión regulatoria de las empresas que cotizan en los mercados extranjeros. Los responsables de formular políticas en China también están estudiando la posibilidad de endurecer el escrutinio sobre una estructura corporativa legalmente gris que suelen utilizar las empresas tecnológicas chinas para buscar cotizaciones en el extranjero, con algunos ajustes políticos ya en marcha. Todo ello ha aumentado la preocupación de los inversores por una mayor disociación financiera entre las dos mayores economías del mundo.

En la reunión, Larry Fink, de Blackrock Inc., señaló la necesidad de que China garantice la coherencia de la política gubernamental a largo plazo, incluida la transparencia para generar confianza, según personas familiarizadas con el asunto. Un representante de Blackrock declinó hacer comentarios.

Ver más: La debilidad de la economía china reaviva la señal de alerta en los mercados

Fink también fue uno de los miembros de la delegación estadounidense que planteó la necesidad de que China establezca una red de seguridad financiera para su población que envejece, a fin de garantizar que esté bien atendida económicamente cuando se jubile, dijeron las personas. Según los últimos datos demográficos de China, el número de residentes de 60 años o más ha aumentado un 47% en la última década hasta alcanzar los 260 millones, más del 18% de su población total. Para 2050, se prevé que casi se duplique hasta alcanzar los 500 millones.