Eléctricas de Reino Unido dejan de tomar clientes a medida que crisis se agrava

Existe un riesgo creciente de que más minoristas de energía británicos se vuelvan insolventes en los próximos meses.

Electricidad
Por Rachel Morison, William Mathis y Todd Gillespie
21 de septiembre, 2021 | 02:50 PM

Bloomberg — Una serie de pequeños proveedores de gas y electricidad de Reino Unido dejaron de aceptar nuevos clientes en una dramática escalada de la crisis energética del país.

A las pocas horas de una reunión de emergencia con el gobierno británico el martes, Igloo, Green, Ampower, Utilita y NEO Energy publicaron avisos en sus sitios web diciendo que estaban cerrados a nuevos negocios.

Varios de los rivales de las empresas ya cerraron este año debido a que los precios del gas natural y la energía alcanzaron récords, dejando a los proveedores que vendían energía a precios más bajos para atraer a nuevos clientes incapaces de cumplir con sus compromisos. Existe un riesgo creciente de que más minoristas de energía se vuelvan insolventes en los próximos meses, lo que podría dejar a cientos de miles de hogares de Reino Unido inseguros de quién proporcionará la calefacción y la luz justo cuando llegue el invierno.

“Muchas de las más pequeñas probablemente van a desaparecer”, dijo Niall Trimble, director gerente de la consultora Energy Contract Co. “Si pensabas comprar gas a 50 centavos y está a 150 centavos, es un golpe tremendo para tus finanzas”.

PUBLICIDAD

Una cascada de quiebras corporativas amplificaría la perturbación económica causada por la crisis energética, además de que industrias que van desde la fabricación de fertilizantes hasta el procesamiento y distribución de alimentos ya están en crisis. Ello podría provocar la intervención del gobierno.

“Al igual que algunos de nuestros competidores, hemos decidido pausar la actividad de ventas por ahora”, dijo el director general de Igloo, Matt Clemow, en la página web de la empresa. “Con precios mayoristas sin precedentes, hemos tomado esta decisión para que nuestros equipos puedan centrarse en los clientes a los que ya suministramos”.

Con los altos precios del gas y la energía presionando a todos los proveedores, se está poniendo a prueba el mecanismo habitual de traspasar los clientes de una empresa fallida a otra empresa. Un límite impuesto por el gobierno en las facturas de servicios públicos significa que no es rentable para las empresas más grandes acudir al rescate.

PUBLICIDAD

El secretario de Negocios de Reino Unido, Kwasi Kwarteng, advirtió que los próximos días serán desafiantes a medida que la crisis se profundice. El gobierno está considerando respaldar la transferencia de clientes de minoristas en quiebra a otros suministros ofreciendo préstamos a las empresas, dijo.

El lunes, British Gas, la rama minorista de Centrica Plc, acordó hacerse cargo de los clientes del proveedor fallido People’s Energy, que prestaba servicios a alrededor de 350.000 clientes nacionales y 500 empresas.

Kwarteng y Jonathan Brearley, director ejecutivo del regulador de los mercados de gas y energía, Ofgem, se reunieron con un grupo de pequeños proveedores de energía el martes luego de varios días de conversaciones de emergencia con grupos más grandes.