Actualidad

La ONU vuelve a Nueva York mientras residentes temen repunte de Covid-19

En cualquier caso, la ciudad está proporcionando apoyo adicional a los delegados de la ONU, como pruebas y vacunación in situ.

La ONU vuelve a Nueva York mientras residentes temen repunte de Covid-19
Por David Wainer y Skylar Woodhouse
21 de septiembre, 2021 | 07:23 AM

Bloomberg — La Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) vuelve a Manhattan esta semana, después de haber sido completamente virtual el año pasado, pero los temores sobre un posible aumento de los casos de Covid-19 están haciendo que los habitantes de la ciudad anfitriona estén menos entusiasmados con la reunión diplomática anual.

Los neoyorquinos, conscientes del tráfico adicional y del laberinto de cierres de calles que supone acoger a más de 100 líderes mundiales y sus comitivas, podrían normalmente aceptar el impulso económico que supone el evento, más de 18 meses después de que la pandemia provocara el cierre de la ciudad.

Pero la AGNU de este año no será un salvavidas económico, y la variante delta sigue haciendo estragos.

“Mi mayor preocupación es lo que ocurre fuera del complejo de la ONU”, dijo en una entrevista el concejal Mark Levine. “Este encuentro es famoso por todas las reuniones paralelas en hoteles, bares, cafés y restaurantes. Muchas de ellas se celebran sin que haya proyecciones regulares, donde los neoyorquinos estarán expuestos”.

PUBLICIDAD

Ver más: Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

Este no es exactamente el megaevento al que los neoyorquinos se han acostumbrado. Mientras que 10.000 delegados solían descender a Manhattan en un año normal, antes de la pandemia, Vijay Dandapani, presidente de la Asociación de Hoteles de la ciudad de Nueva York, afirma que esta vez se esperan unos 1.000. Los países han acordado limitar sus delegaciones a siete personas dentro del edificio de la ONU y los actos paralelos serán en su mayoría virtuales.

El alcalde Bill de Blasio presionó a la ONU para que “nos ayude a proteger los progresos que hemos hecho” en la lucha contra la pandemia. Penny Abeywardena, Comisionada de Asuntos Internacionales de la ciudad, escribió una carta al presidente de la Asamblea General de la ONU en la que señalaba que, según las normas de Nueva York, debería exigirse una prueba de vacunación para entrar en la sede de la ONU. El presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, respondió que trabajaría para que así fuera.

PUBLICIDAD

Pero algunos líderes, como el brasileño Jair Bolsonaro, no están vacunados y la ONU no ha señalado que tenga intención de impedirles la entrada. En cambio, el jefe de la ONU, Antonio Guterres, dijo a Bloomberg en una entrevista que se utilizará un sistema de honor, lo que significa que los diplomáticos que pasen por el edificio están dando fe de haber sido vacunados.

“El número de personas no vacunadas será muy limitado”, dijo. “Todo el personal de la ONU que apoya a la Asamblea General está vacunado”, añadió, señalando que hasta ahora la ONU nunca ha sido un súper propagador del virus debido a las estrictas medidas que se aplican en materia de mascarillas y distanciamiento social.

En cualquier caso, la ciudad está proporcionando apoyo adicional a los delegados de la ONU, como pruebas y vacunación in situ.

“Como ciudad anfitriona, la ciudad de Nueva York está encantada de ofrecer pruebas y vacunación in situ en la Asamblea General de la ONU”, dijo Abeywardena en comentarios escritos a Bloomberg. “Como líder nacional y mundial en la adopción de la vacuna, la ciudad de Nueva York alienta a todos los asistentes a la Asamblea General a vacunarse para proteger no sólo a los participantes de esta reunión, sino también a los habitantes de la ciudad de Nueva York”.

El gobierno del presidente Joe Biden también está intentando que el aspecto presencial de la reunión sea modesto. El mes pasado, la Misión de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas animó a los países a reducir sus planes de asistencia y a enviar en su lugar vídeos pregrabados para evitar el riesgo de un “evento de super propagación”.

Sin embargo, muchos líderes mundiales están en camino. Entre los que se espera que asistan están el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el indio Narendra Modi y Bolsonaro, que se ha burlado del uso de mascarillas. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, participa el lunes por la noche y se espera que se marche el martes después de dar su discurso desde el podio de la ONU.

“Para muchos líderes, es una oportunidad de mostrar que la cooperación internacional importa”, dijo Richard Gowan, director de la ONU en el Crisis Group. “También es, simplemente, muy divertido venir a Nueva York”.

PUBLICIDAD

La AGNU del año pasado fue totalmente virtual, lo que supuso un golpe para la imagen de Nueva York como sede de la diplomacia internacional y privó a los hoteles y negocios cercanos de unos ingresos muy necesarios.

Justo al final de la calle de la sede de las Naciones Unidas, Mirso Lekic, propietario de Tudor City Steakhouse, dice que su restaurante ha acogido algunos almuerzos y eventos previos a la AGNU, y que ya está recibiendo muchas reservas de jefes de Estado. Lekic afirma que su restaurante tendrá todo el personal necesario para atender la demanda.

Regresa ‘Hamilton’

“Todo se está abriendo, tenemos que hacer nuestro trabajo y prepararnos como antes de la crisis”, dijo.

El regreso parcial de los diplomáticos contribuye a los esfuerzos de la ciudad por atraer de nuevo a los turistas y reforzar el sector del ocio y la hostelería, tan afectado. Muchos teatros de Broadway reabrieron sus puertas la semana pasada y los visitantes y habitantes pudieron volver a ver clásicos como “El Rey León” y “Hamilton”.

PUBLICIDAD

El año pasado, la ciudad de Nueva York tuvo solo 22,3 millones de turistas nacionales e internacionales, según NYC & Company, un descenso de casi 67% respecto de 2019, cuando llegaron 66,6 millones de visitantes.

Este año, la ciudad espera 36,1 millones de visitantes y ha vuelto a acoger eventos a gran escala en las últimas semanas, como la Semana de la Moda de Nueva York, los MTV Video Music Awards, el Abierto de Estados Unidos y la Gala del Met.

PUBLICIDAD

‘Lugares más seguros para visitar’

Éramos el epicentro de Covid-19, pero ahora se nos considera uno de los lugares más seguros para visitar”, dijo en una entrevista telefónica el Vicepresidente de Comunicaciones Globales de NYC & Company, Christopher Heywood. La gente “que venga a la AGNU tendrá cosas que ver y hacer en la ciudad. La ciudad está empezando a reabrirse para los negocios de una manera muy grande”.

Pero para los restaurantes y hoteles de la zona, la falta de “eventos paralelos” de la ONU, que tradicionalmente atraen a las grandes multitudes de delegados, supone unas expectativas modestas. Según Dandapani, el evento en su conjunto podría reportar ingresos adicionales de un millón de dólares en concepto de habitaciones.

Puede que esto no moleste demasiado a William Bruckman, propietario del restaurante Pietros en el Midtown East. Dice que el evento de la ONU suele dificultar la llegada de sus clientes locales debido a los cierres generalizados de las calles.

PUBLICIDAD

Bruckman describe el negocio en medio de la pandemia como “intentar arrancar un auto con la batería a medio cargar”.

“Quiere”, dice, “pero realmente no llega a ese punto en el que va a arrancar”.

Con la asistencia de Henry Goldman.