Negocios

Monómeros: cinco claves para entender por qué se acogió a un plan de salvamento

La empresa dice no estar en quiebra y defiende que sus operaciones no cesarán en el marco del plan de salvamento.

La empresa espera obtener un crecimiento del 9 % en 2022 y precisa que “luego de un año de estancamiento” en las inversiones en infraestructura y mantenimiento este año se han destinado unos $29.000 millones en ese rubro.
27 de septiembre, 2021 | 10:27 AM

Bogotá — Monómeros Colombo Venezolanos S.A., filial de la estatal Petroquímica de Venezuela (Pequiven), se acogió a un plan de salvamento en Colombia con miras a iniciar una negociación con sus principales acreedores en medio de la pugna por su control.

Acogerse a estas medidas le permitirá al productor de fertilizantes, fosfatos de calcio para la alimentación animal y productos químicos asegurar la operación de sus negocios, preservar los empleos y “proteger la seguridad alimentaria de Colombia”.

La compañía, basada en Barranquilla y cuyo control es reclamado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, hoy está bajo el mandato de la Administración del autoproclamado mandatario interino de Venezuela, Juan Guaidó.

PUBLICIDAD

A continuación cinco claves para entender por qué ha llegado a tomar esta decisión:

1. La empresa fue sometida a control

Para el año 2018, Monómeros Colombo Venezolanos era considerada la octava empresa más grande de la región Caribe colombiana en términos de ingresos, la décima en patrimonio y la 18 por utilidades.dfd

Con el fin de que se tomen los correctivos necesarios para subsanar “una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo”, la Superintendencia de Sociedades colombiana sometió a control a Monómeros Colombo Venezolanos S.A el pasado 6 de septiembre.

Se trata de un mecanismo de supervisión mucho más detallado que hace la entidad a una compañía, pero no significa que asume las riendas de la empresa, sino que está mucho más encima revisando sus actuaciones y decisiones, dijeron fuentes cercanas al asunto en su momento.

PUBLICIDAD

Ver más: Monómeros pide revocar control en Colombia y aclara su estado financiero

Un día después, el pasado 7 de septiembre, Monómeros Colombo Venezolanos S.A. pidió que se revocara la figura de control al considerar que esa entidad “parece haber basado su decisión en información desactualizada y en apreciaciones que no se compadecen con las actuales realidades económicas del país”.

Y en medio del hermetismo con el que la empresa ha manejado sus comunicaciones, el exvicepresidente jurídico de la compañía y actual representante a la Cámara por el departamento colombiano del Atlántico, César Augusto Lorduy, divulgó información acerca de que la empresa se había acogido a un plan de salvamento que fue confirmada por Bloomberg Línea.

2. Monómeros dice no estar en quiebra

Monómeros Colombo Venezolanos manifestó que el mecanismo empleado al acogerse al decreto 560 de 2020 “es un trámite rápido de negociación extrajudicial con los acreedores de la compañía y en ningún caso implica dejar de pagar”.

Monómeros Colombo Venezolanos agregó en un comunicado que espera obtener un crecimiento del 9 % en 2022 y precisa que “luego de un año de estancamiento” en las inversiones en infraestructura y mantenimiento este año se han destinado unos $29.000 millones en ese rubro.

El decreto 560 establece que los deudores afectados por las causas que motivaron la declaratoria del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica, destinatarios del régimen de insolvencia empresarial contenido en la Ley 1116 de 2006, “podrán celebrar acuerdos de reorganización a través del trámite de negociación de emergencia”.

PUBLICIDAD

“Para estos efectos, el deudor deberá presentar un aviso de la intención de iniciar la negociación de emergencia ante el juez del concurso, según la Ley 1116 de 2006 en lo pertinente y en los términos que establezca dicha entidad, y deberá cumplir con alguno de los supuestos del artículo 9 de la Ley 1116 de 2006″, detalla.

Una vez verificada la información, “el juez del concurso admitirá la solicitud” y el inicio de la negociación de emergencia de un acuerdo de reorganización.

“A partir de ese momento, la negociación tendrá una duración máxima de tres meses. Durante la negociación, los acreedores deberán presentar sus inconformidades al deudor en relación con la graduación y calificación de créditos y determinación de los derechos de voto, aportando los soportes documentales que sustenten su posición”, añade.

PUBLICIDAD

Ver más: ¿Cuál es la importancia de Monómeros, la empresa que Maduro quiere recuperar?

De acuerdo con datos de 2020 de la Superintendencia de Sociedades colombiana, Monómeros Colombo Venezolanos se ubica en la posición número 176 de las empresas con mayores ingresos operacionales.

PUBLICIDAD

El año pasado, la empresa reportó ingresos operacionales en el país por $808.964 millones, en tanto que en 2019 estos totalizaron $742.774 millones. En cuanto a los activos, en 2020 estos sumaron $1,4 billones y los pasivos fueron de $815.184 millones, mientras que el patrimonio se ubicó en $598.941 millones y la ganancia en $32.096 millones.

3. Las posiciones en Venezuela

El pasado 13 de septiembre la presidenta de la junta directiva ad hoc de la empresa, Carmen Elisa Hernández, renunció a su cargo al exponer sus diferencias con la posición adoptada por la gerencia y la junta frente a la resolución de control de la Superintendencia de Sociedades, al considerar que este es “el único mecanismo para proteger a Monómeros y permitirle superar la grave situación en la que se encuentra”.

Ver más: Lo que contó la expresidenta de Monómeros en una reunión del Parlamento opositor

PUBLICIDAD

“Con esta acción de controvertir la resolución de la Superintendencia de Sociedades se arriesgan más de 600 empleos directos y más de 1.000 indirectos que hacen parte de la operación de Monómeros, al generar gran desconfianza en los proveedores de materia prima que apalancan los procesos de la compañía”, manifestó en su momento.

Mientras las diferencias al interior de la organización se hacen evidentes, el fiscal venezolano, Tarek William Saab, informó sobre una nueva investigación contra el líder opositor Juan Guaidó por los supuestos delitos de usurpación de funciones, traición a la patria, conspiración, hurto calificado de activos y asociación para delinquir vinculados con el caso de Monómeros Colombo Venezolanos.

4. Monómeros mantiene su operación

La compañía ha informado que sus operaciones no cesarán en el marco del plan de salvamento, ya que este le permitirá “aumentar su producción” y “fortalecer su patrimonio”, por lo que “confía plenamente en que llegará a un acuerdo con sus principales grupos de interés”.

PUBLICIDAD

“Seguimos distribuyendo nuestros productos a todo el país y operando con total normalidad en todos los ámbitos”, señaló.

Ver más: La propuesta de un partido opositor venezolano para “proteger” Monómeros

A propósito, Guaidó ha manifestado que están haciendo “todos los esfuerzos”, conjuntamente con el Gobierno colombiano, para “resguardar” a Monómeros Colombo Venezolanos de la Administración de Nicolás Maduro.

La junta directiva (de Monómeros) debe ser reestructurada. Estoy solicitando una auditoría externa y quiero ser categórico en decir que Monómeros es y va a ser de los venezolanos”, dijo Guaidó.

5. El llamado de los empleados

Bloomberg Línea confirmó la autenticidad de una carta del sindicato de trabajadores de la compañía, Sintramonómeros, en la que estos le piden al presidente colombiano, Iván Duque, un acompañamiento a la empresa a través de la materialización de créditos “inmediatos” por parte de la banca pública.

“De tal forma que podamos superar este coyuntural momento, mostrando el real compromiso del Gobierno con la seguridad alimentaria de los colombianos. Esta puede ser una oportunidad para que el Gobierno central genere confianza en la clase empresarial y obrera, pasando del discurso a la acción”, comentaron.

Los trabajadores denunciaron además un “sospechoso” y “dañino despliegue mediático”, creando “una expansiva onda de temor hacia los aliados estratégicos de la empresa y con ello restricciones para la normal continuidad de sus procesos productivos ante el inesperado anuncio de ser sometida a control de parte de la Supersociedades”.

PUBLICIDAD