ESG

Pemex cumple un año refinando más combustible sucio que gasolina

La empresa procesó 20% más petróleo crudo comparado con el mismo periodo de 2020, pero obtuvo más combustóleo.

El logo de Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre un tanque de almacenamiento en la refinería Miguel Hidalgo en Tula, Hidalgo.
28 de septiembre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Petróleos Mexicanos (Pemex) cumplió un año produciendo más combustóleo -un residuo petrolero altamente contaminante- que gasolina regular y premium.

En agosto, la petrolera mexicana aumentó la producción de combustóleo en 14% a 236.700 barriles diarios, y elaboró 233.200 barriles por día de gasolina, un incremento de 50%, de acuerdo con los indicadores petroleros más recientes de la compañía.


PUBLICIDAD

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) prometió incrementar la refinación petrolera desde que inició su gobierno, postura que reafirmó al comienzo de la pandemia por Covid-19, con el objetivo de no “malbaratar” el crudo ante el hundimiento de los precios por la destrucción de la demanda mundial de energéticos.

La política energética pretende fortalecer a Pemex y CFE tras la apertura del sector que trajo la reforma energética del expresidente Enrique Peña Nieto. En el caso de la petrolera, el objetivo consiste en terminar con las importaciones de gasolina y diésel.

La rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación (SNR) está a cargo de la secretaría de Energía, Rocío Nahle García, además de la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco.

PUBLICIDAD

En una entrevista el mes pasado con Bloomberg News, la titular de Sener dijo que no le preocupaba el aumento en la producción de combustóleo ante el aumento de carga en las refinerías porque era parte de la rehabilitación.

Durante los primeros seis meses de 2021, Pemex procesó 20% más petróleo crudo comparado con el mismo periodo de 2020, pero obtuvo más combustóleo que gasolina.

El residuo petrolero era utilizado principalmente para la generación de electricidad, pero por sus altos niveles de azufre ha perdido valor en el mercado mundial ante fuentes más limpias, como el gas natural y las energías solar y eólica.

Al menos 17.800 muertes en México pueden atribuirse a la mala calidad del aire. El país ocupa el cuarto lugar de emisiones de dióxido de azufre, con focos rojos en la región de Tula, Hidalgo por la refinación y producción eléctrica de Pemex y CFE, de acuerdo con un reporte del think tank México Evalúa, con datos de Greenpeace, NASA y el Instituto para la Evaluación y Métricas de la Salud.

Las seis refinerías de Pemex estaban configuradas para procesar crudo ligero, pero la producción de crudo pesado hoy concentra la mayoría de la plataforma petrolera de la compañía. Aunque el gobierno está rehabilitándolas, los ajustes tardará años.

Octavio Romero Oropeza, CEO de Pemex, dijo que la petrolera invertirá US$ 2.640 millones en la terminación de una planta coquizadora inconclusa en la refinería de Tula para reducir en 90% la producción de combustóleo en Salamanca y Tula, pero la obra estará lista hasta 2024.

PUBLICIDAD

Incluso la planta no será suficiente para resolver completamente la producción de combustóleo, comentó Arturo Carranza, analista del sector energético.

“Reconfigurar profundamente la seis refinerías, y no solamente una rehabilitación superficial, parece francamente algo muy difícil de alcanzar. No hay recursos suficientes”, declaró.

Le puede interesar: Racha de Pemex en ventas de gasolina termina y cae 5,3% en agosto

PUBLICIDAD