PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

EE.UU.: senadores dicen que denunciante muestra la “bancarrota moral” de Facebook

“Vi a Facebook enfrentarse repetidamente a conflictos entre sus propios beneficios y nuestra seguridad”, aseveró Frances Haugen. “Facebook resolvió consistentemente esos conflictos a favor de su propio beneficio.

Frances Haugen durante una audiencia ante el Congreso de EE.UU.
Por Anna Edgerton y Rebecca Kern
05 de octubre, 2021 | 12:25 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La denunciante de Facebook Inc. que reveló una investigación interna que documenta los riesgos sociales y de salud mental dijo a senadores estadounidenses que la compañía está al tanto de los problemas de sus plataformas, pero quiere que el Congreso crea que son demasiado difíciles de solucionar.

Frances Haugen, de 37 años, exgerenta de productos de Facebook, testificó el martes ante un panel del Comité de Comercio del Senado y describió una investigación que, según ella, muestra que la compañía priorizó las ganancias de la compañía mientras el contenido en ella avivaba la polarización, socavaba la democracia y dañaba la salud mental de sus usuarios más jóvenes. Haugen compartió los estudios internos de Facebook con la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés), así como con el Wall Street Journal.

PUBLICIDAD

“Vi a Facebook enfrentarse repetidamente a conflictos entre sus propios beneficios y nuestra seguridad”, aseveró Haugen. “Facebook resolvió consistentemente esos conflictos a favor de su propio beneficio. El resultado ha sido más división, más daño, más mentiras, más amenazas y más enfrentamientos”.

Ver más: Mark Zuckerberg ha tenido una semana terrible. Y apenas es martes

Haugen describió su trabajo en el equipo de desinformación cívica de la empresa de redes sociales y su creciente desilusión ante la falta de voluntad para abordar los problemas que identificaron sus propios empleados. Instó al Congreso a pensar fuera de los “marcos regulatorios anteriores” y centrarse en exigir una mayor transparencia de las plataformas de redes sociales que tienen un enorme poder sobre el discurso público.

PUBLICIDAD

El senador Richard Blumenthal, presidente del subcomité que celebró la audiencia, describió a la empresa con sede en Menlo Park, California, como “moralmente en bancarrota” y dijo que el impacto de sus plataformas “perseguirá a una generación”. Criticó duramente al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, por no asumir la responsabilidad por el daño que causó su empresa y dijo que Zuckerberg debe comparecer ante el comité para responder por las conclusiones de la investigación interna de su empresa.

“Facebook sabe que sus productos pueden ser adictivos y tóxicos para los niños”, dijo Blumenthal. “Valoran más sus ganancias que el daño que les causaron a los niños y las familias”.

Facebook ha rechazado algunas de las acusaciones de Haugen respecto de que la investigación que compartió de Instagram muestra que la aplicación es tóxica para los adolescentes. Facebook ha argumentado que, si bien algunos adolescentes dicen que la aplicación empeora los problemas de salud mental, muchos otros dicen que la aplicación mejora esos mismos problemas y que la empresa está haciendo lo correcto al investigar esos asuntos.

Ver más: Esta es la explicación de Facebook sobre la caída masiva de sus aplicaciones

Facebook ha mencionado su inversión en seguridad y protección como prueba de que la empresa se preocupa por muchos de sus problemas más importantes, como la desinformación y la lucha contra el discurso de odio. La compañía dice que tiene 40.000 empleados que trabajan en equipos de seguridad y protección, y argumenta que ha gastado más de US$13.000 millones en iniciativas de seguridad desde 2016.

Hay varias propuestas de legislación que abordarían los tipos de daños revelados en los documentos de Facebook compartidos por Haugen. Legisladores están considerando proyectos de ley para aumentar la transparencia en los algoritmos de las redes sociales, cambiar las protecciones de responsabilidad para las plataformas en línea, fortalecer las protecciones de privacidad e incluso dividir las mayores empresas de tecnología.

Si bien existe una indignación bipartidista por los supuestos abusos de Facebook, ha habido pocos avances en la legislación para endurecer las regulaciones a las grandes tecnológicas.

PUBLICIDAD