PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Las anclas de las 5 capitales departamentales menos competitivas de Colombia

Con pocos avances desde la edición pasada del informe, San José del Guaviare, Leticia, Puerto Carreño, Inírida y Mitú se mantienen ancladas en competitividad.

Al evaluar los puntajes promedio de los pilares que conforman el ICC, esta publicación destaca que el desempeño competitivo disminuyó en siete pilares: instituciones, infraestructura y equipamiento, adopción TIC, salud, educación básica y media, mercado laboral y sistema financiero.
06 de octubre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El Índice de Competitividad de Ciudades mostró las dos caras de un país ya de por sí tremendamente desigual que ha sido duramente golpeado por la pandemia al punto de que casi la mitad de las capitales departamentales presentaron un retroceso en esa materia.

Mientras Bogotá, Medellín, Tunja, Cali y Bucaramanga se posicionaron como las ciudades más competitivas, San José del Guaviare (28), Leticia (29), Puerto Carreño (30), Inírida (31) y Mitú (32) se ubicaron en las últimas posiciones del índice divulgado por la Universidad del Rosario y el Centro Privado de Competitividad.

PUBLICIDAD

El Índice de Competitividad de Ciudades evalúa siete áreas metropolitanas y 25 ciudades principales en cuatro factores: condiciones habilitantes, capital humano, eficiencia de los mercados y ecosistema innovador. Estos, a su vez, se dividen en 13 pilares y 27 subpilares.

Ver más: Índice de Competitividad de Ciudades: estas son las mejor ubicadas en Colombia

En medio de la pandemia las brechas en competitividad aumentaron y la diferencia de puntaje entre la ciudad con el mejor y el peor desempeño aumentó en ocho de los trece pilares evaluados.

PUBLICIDAD

La diferencia es notable pues mientras Bogotá, el primer clasificado, obtuvo una puntuación de 7,79 sobre 10, Mitú, que es último, apenas obtuvo un 2,27, menos de la mitad.

San José del Guaviare, con una población de 57.004 habitantes, tiene un peso relativo municipal en el valor agregado departamental del 66,41 % (contribución al PIB). A la vez, tuvo en 2019 un valor agregado de $531.348 millones y un valor agregado per cápita de 9,78 millones (contribución de cada habitante a la producción agregada en la economía).

La capital del departamento de Guaviare presentó fuertes rezagos en el pilar de educación superior y formación para el trabajo (puesto 30), así como en infraestructura y equipamiento (29), educación básica y media (29), tamaño del mercado (28), innovación (27), entre otros.

Entre tanto, la capital del departamento del Amazonas, Leticia, tuvo un peso relativo municipal en el valor agregado departamental del 76,65 %. En 2019, tuvo un valor agregado de $587.427 millones y un valor agregado per cápita de $12,01 millones.

Los pilares de tamaño de mercado y sofisticación y diversificación de su economía (ambos en el puesto 32), son los que presentan mayores deficiencias en esta ciudad de 50.811 habitantes, aunque estas también son evidentes en adopción TIC (31), salud (30), educación básica y media (30), sistema financiero (30), entre otras.

Por su parte, Puerto Carreño, capital del departamento del Vichada, presenta un peso relativo municipal en el valor agregado departamental del 20,67 %. Para 2019 tuvo un valor agregado de $137.113 millones y un valor agregado per cápita de $6,70 millones.

PUBLICIDAD

Ver más: En medio de la crisis por la pandemia, nace un nueva alianza empresarial en Colombia

Puerto Carreño, con una población de 20.578 habitantes, tiene en la sofisticación y diversificación de la economía (32), sostenibilidad ambiental (32), infraestructura y equipamiento (31), instituciones (31), entorno para los negocios (30) y tamaño del mercado (30) sus más grandes rezagos.

Con un peso relativo municipal en el valor agregado departamental del 78,38 %, Inírida está entre las ciudades más rezagadas en materia de competitividad con infraestructura y equipamiento (32), mercado laboral (32), educación superior y formación para el trabajo (31), salud (31), sistema financiero (31) y tamaño del mercado como sus principales anclas.

PUBLICIDAD

La capital del departamento del Guainía, con una población de 34.401 habitantes, presentó en 2019 un valor agregado de $310.137 millones y un valor agregado per cápita de $9,49 millones.

Y anclada en la última posición, Mitú, con 34.307 habitantes, presenta un peso relativo municipal en el valor agregado departamental del 78,93 %. A la vez, para 2019 tenía un valor agregado de $231.522 millones y un valor agregado per cápita de $7,40 millones.

PUBLICIDAD

Los peores resultados de la capital del departamento del Vaupés los obtuvo en los pilares de entorno para los negocios, adopción TIC, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, sistema financiero e innovación, en los que se situó último.

De acuerdo al informe, los “resultados no sorprenden, pues la crisis del coronavirus ha sido particularmente desafiante” en Colombia, en donde la pandemia “agudizó tensiones y problemáticas socioeconómicas que desencadenaron en un estallido social con importantes costos humanos, en la salud pública y las economías locales”.

De hecho, “la más reciente medición de pobreza multidimensional, que incorpora los efectos de la pandemia en 2020, destaca un aumento de la tasa de incidencia de este indicador en 0,6 puntos porcentuales frente a 2019. No obstante, en departamentos como Chocó y Huila la pobreza multidimensional aumentó cerca de 7 y 5 puntos porcentuales, respectivamente”, agrega.

PUBLICIDAD