Economía

Banxico deberá acelerar ritmo de alza por el repunte en la inflación

La inflación de 6% anual en septiembre se ubicó por encima del pronóstico promedio actual de Banxico para el tercer trimestre del 2021, que es de 5,8%.

La inflación de 6% anual en septiembre se ubicó por encima del pronóstico promedio actual de Banxico para el tercer trimestre del 2021, que es de 5,8%.
08 de octubre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — El repunte de la inflación durante septiembre debería apretar a Banco de México (Banxico) para que acelere el ritmo y la magnitud en el alza en la tasa de interés en el próximo anuncio de política monetaria, dijeron dos analistas consultados por Bloomberg Línea.

El Inegi reportó que en septiembre de 2021 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una inflación de 0,62% respecto al mes inmediato anterior, el mayor aumento para dicho mes desde 2008. Con ello, la inflación general anual escaló a 6%, un nivel que duplica la meta de inflación del banco central que es de 3%, más o menos un punto porcentual.

Ver más: Inflación de México crece a 6% y eleva presión por alza de tasa

PUBLICIDAD

La inflación anual observada en septiembre se trató de la más alta desde abril de este año y se ubicó por encima del pronóstico promedio actual de Banxico para el tercer trimestre del 2021, que es de 5,8%.

El Gas doméstico LP, el jitomate, la cebolla y aceites vegetales fueron de los productos que tuvieron mayores incidencias al alza en los precios al consumidor durante el mes patrio.

El director para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutino, afirmó que la magnitud de la respuesta de política monetaria del banco central ha sido “bastante tímida”, ya que la tasa de interés solo ha aumentado en 75 puntos base desde junio, a pesar de que la inflación estructural ha mostrado una tendencia creciente persistente.

PUBLICIDAD

Banxico elevó el pasado 30 de septiembre la tasa de interés a 4,75%.

Para Coutino, la inercia inflacionaria ha ganado fuerza y se está convirtiendo en un problema que amerita respuestas más firmes y contundentes de parte de Banxico, es decir, atender su misión central que es preservar la estabilidad de precios y que durante el año ha estado en entredicho.

“Se necesita una mayor firmeza de la respuesta monetaria para resolver el problema central, a través de una normalización más acelerada de las condiciones monetaria en el país, mayormente a través de la aceleración del ritmo de alzas de las tasas de interés”.

Alfredo Coutino

La economista en jefe de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que el impacto de la política monetaria no es inmediato sobre la inflación, por lo que será en seis meses cuando podría verse una tendencia a la baja de la inflación respecto de su nivel actual, no obstante, destacó que los incrementos a la tasa de interés recientes han tranquilizado al mercado.

“En adelante, por como está la inflación, el banco podría subir al menos una vez más la tasa de interés y yo creo que sí hay espacio para un aumento de 50 puntos base y parar hasta ahí, para después detenerse a ver, al menos hasta el segundo trimestre, si empieza a bajar la inflación, y después seguirle el ritmo a la Fed”.

Gabriela Siller

Ver más: Banxico después del alza: voto de Galia Borja empuja consenso ante presión inflacionaria

Lupa a la inflación subyacente

Al interior del INPC, la inflación en su componente subyacente tuvo un incremento mensual de 0,46% y de 4,92% anual; por su parte, la inflación no subyacente aumentó 1,10% mensual y 9,37% anual.

El subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, se refirió en su cuenta de Twitter a la inflación subyacente que subió a 4,92% en septiembre a tasa anual, al resaltar que liga 10 meses consecutivos al alza y siete meses por arriba de 4% (techo del rango objetivo de Banxico).

PUBLICIDAD

El subdirector de Análisis Económico en Vector Casa de Bolsa, Luis Adrián Muñiz, destacó en un análisis el nivel de la inflación subyacente, ya que se ubicó cercana al 5 % y mantiene un crecimiento sostenido derivado de los precios de las mercancías que siguen presionados.

Indicó que el balance de riesgos para la inflación continúa sesgado al alza ante elementos como la depreciación del tipo de cambio, el incremento en algunos energéticos y el próximo aumento en el salario mínimo.

“En este contexto, esperamos que la inflación se acelere nuevamente en los próximos meses y que al cierre del año se ubique alrededor de 7,1%. La inflación subyacente la proyectamos en 5%, nivel que podría ser ajustado al alza en caso de continuar la presión en este índice”, escribió.

PUBLICIDAD